viernes, 28 de junio de 2013

Snowden, Gross y los cinco (cuatro) “héroes”

Snowden, Gross y los cinco (cuatro) "héroes"
Jueves, Junio 27, 2013 | Por Miriam Leiva

MADRID, España, junio, www.cubanet.org – Resultaba ingenuo el revuelo de
los periodistas en el Aeropuerto Sheremetievo, el lunes 23 de junio,
bajo la suposición de que Edward Snowden viajaría de Moscú a La Habana
en un vuelo de Aeroflot, para ser acogido por las autoridades cubanas y
seguir hacia un plácido asilo en Ecuador. Se trataba obviamente de otra
maniobra de engaño del ambicioso soplón y sus mentores. El presidente
Putin y su canciller han aducido que no se encontraba en territorio
nacional, sino en la frontera aduanal, ¡como si el ex coronel de la KGB
no fuera experto en esas lides!

La situación en Cuba no está ahora para peripecias peligrosas. El
gobierno cubano carece de la posición estratégica de los tiempos de la
Guerra Fría, cuando contaba con el arsenal militar de la superpotencia
soviética para "guapear" frente a los Estados Unidos, como si la isla
hubiera tenido capacidad militar propia. En esos "tiempos dorados",
tampoco tenían los Castro que preocuparse por las consecuencias
económicas de sus bravuconerías, pues Moscú se encargaba de sufragar la
gran base flotante, que era la isla, frente a las costas de la Florida.

Justamente, cuando el periódico británico The Guardian destapó el 9 de
junio que Edward Snowden era la fuente de las informaciones publicadas
en los últimos días sobre el programa PRISM y las actividades de la
Agencia de Seguridad Nacional norteamericana, La Habana y Washington se
disponían a reanudar las conversaciones sobre el restablecimiento del
correo directo y migración, luego de dos años de suspensión del
diálogo. Desde hacía meses se realizaban contactos de funcionarios en
ambas capitales, con la lentitud y los inciertos resultados
acostumbrados, pero como un tenue rayo de sol que al intensificarse
podría hasta llegar hasta la celda de Alan Gross.

El horno en Cuba no está como para galleticas, y menos aun para Snowden.
Cuando el soporte de Venezuela se resquebraja y ya todo el Planeta está
convencido de que los Castro anotan sus deudas en el hielo, La Habana
necesita una atmósfera tranquila, un ambiente que abra su diálogo con
factores importantes en las relaciones internacionales y brinde
seguridad al turismo y la inversión extranjera.

Para Fidel Castro –si aún gobernara y las cosas fueran como en sus
tiempos- el escándalo de Edward Snowden habría sido una bendición. Los
medios cubanos tendrían muchas horas de discursos en vivo sobre el
héroe, las páginas de los escuálidos periódicos publicarían abundantes
diatribas contra el "enemigo imperialista" y no faltarían las marchas y
los sainetes frente a la SINA. Pero Fidel ya no está y las cosas han
cambiado.

Las apariciones y desapariciones de Snowden podrían continuar hasta que
llegara a Quito, donde lo acogería el presidente Correa, quien
–paradójicamente- recién puso en vigor una ley de comunicación,
considerada lesiva a la libertad de información y contra las
publicaciones privadas. Precisamente, Julián Assange, mediante
videoconferencia el 20 de junio, un día después de cumplir su primer
aniversario de asilo en la embajada de Ecuador en Londres, clausuró la
Primera Cumbre de Periodismo Responsable (CUPRE 2013), que había
inaugurado el mandatario. Desde allí también ha dirigido los pasos de
Edward Snowden hacia el asilo político en Ecuador y la enconada
confrontación con Estados Unidos.

Hay que tener en cuenta que, hasta el momento, la ruta del soplón pasa
solo por países con gobiernos autoritarios, cercenadores de las
libertades individuales y los derechos humanos. El informante, que no
informador, ha seguido un curso calculado, que en cualquier época sería
definido como traidor a su país, con las consecuencias judiciales
correspondientes. Los gobiernos que asuman su protección saben que se
arriesgan a tener un serio incidente con Estados Unidos y tendrán que
asumir las graves consecuencias resultantes, no ya por enfrentarse a la
primera potencia mundial, sino por dar refugio al ejecutor de la
filtración de información altamente clasificada, posiblemente más
delicada que la entregada a Julian Assange por el soldado Bradley
Manning, quien está siendo juzgado por estas fechas.

Finalmente, no puede excluirse la posibilidad de que, si pasara por La
Habana, las autoridades cubanas retuvieran a Snowden para intentar
canjearlo por los cuatro – ya no son cinco- espías cubanos presos en
Estados Unidos. Algo que no han logrado con el rehén Alan Gross.

Cabe preguntarse qué harían los gobiernos de Cuba, Ecuador, Venezuela,
Rusia y China –que hoy protegen a Snowden- si algún ciudadano de su país
hiciera lo que el norteamericano fugitivo ha hecho. Todos conocemos la
respuesta.

Source: "Snowden, Gross y los cinco (cuatro) "héroes" | Cubanet" -
http://www.cubanet.org/articulos/snowden-gross-y-los-cinco-cuatro-%e2%80%9cheroes%e2%80%9d/

lunes, 24 de junio de 2013

Desde la finca el espía pide más

Desde la finca el espía pide más
Juan Juan Almeida
junio 24, 2013

Las noticias de los lunes suelen ser poco halagüeñas, es por ello que me
arriesgo y en lugar de escribir una historia, prefiero compartir un
chisme que si no informa, entretiene.

Seguramente recuerdan el conjuro de aquel mago que para fiestas
pioneriles al calor de una fogata, antes de meter la mano en su sombrero
de copa, de donde luego sacaba una replica pequeña de la insignia
nacional, se persignaba y decía "Lo que hasta hoy un pañuelo era, que se
convierta en bandera"

Pues bien, resulta que hace unos días, mientras La Habana continúa su
lamentable bregar de prostitutas demacradas, delincuentes con decoro,
pobres intelectualizados, dirigentes trastornados, empresarios que
logran triunfar vendiendo espejitos robados, e izquierdistas que
defienden imágenes gastadas al fragor del Chivas Regal; un amigo me
llamó en tono conspirativo para decirme que René González Sehewert, el
conocido ex convicto integrante de la banda "Las Avispas 5 u 4", cometió
la indiscreción de manifestar su molestia, porque a su entender, en Cuba
no se le ha brindado el tratamiento merecido.

¿Por qué creer? – pregunto yo - Es cierto que, de tanto mentir, quien
practica el espionaje desarrolla un constante conflicto con la palabra
lealtad; pero también es cierto que el 29 de diciembre de 2001, la
Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba otorgó en sesión especial el
título honorífico de Héroe de la República de Cuba a Gerardo Hernández,
Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando y René González.

Le presté oído a la historia, entonces me contó que el avispón René
González, en un acto de absoluta incoherencia debido a su conocida
condición legal, le escribió al General Raúl Castro; y este en
respuesta, en lugar de enviarle un psiquiatra, le mandó como emisario a
un funcionario (miope, tímido e impopular) del Ministerio de Relaciones
Exteriores, organismo conocido porque además de hacer notas de prensa,
gasta su tiempo y dinero en realizar papiroflexias.

El soplón, y el enviado, olvidando el viejo refrán "Lo que intentes
ocultar, siempre es visible para otros", se fueron lejos a cenar y
terminaron en La Finca, un súper exclusivo restaurant, ubicado en el
antiguo reparto Biltmore, hoy Siboney del municipio Playa.

De entrada pidieron crema de aguacate; y de segundo, hígado de oca a la
plancha en salsa de higos y frambuesas.

Este refugio gastronómico, por cierto muy aparatoso, en su estructura no
incluye carta de precios, esa se las debo; pero es lógico creer que a la
gente con gustos foráneos y tan poco proletarios se le estropeen los
ideales por problemas emocionales.

Pues bien, parece que algo saturado por la situación nacional, hasta el
espía desea que Dios lance sobre la isla un haz de luz que sea capaz de
romper el hechizo del viejo y monótono ciclo "Despertar, dormir, morir";
o en su defecto que le premie sacándole de la sencillez al lujo
excéntrico y palaciego. ¿Será que todos los espías terminan un tanto
dislocados?

Toda una fábula, difícil de digerir, pero me aseguran que a través de
este emisario, René le pidió al General, la posibilidad de un trabajo en
cualquiera de las embajadas de Cuba en Argentina, Bolivia, Venezuela o
Ecuador. Países a donde se ofrece viajar de incógnito, armado de sus
principios y como equipaje, su entredicha ética.

Después del postre, pero antes del café, poniendo cara de guasa y mirada
de lisonja, René alegó que como los astronautas y los médicos de
urgencia, los "agentes" también necesitan tiempo de descompresión.

Aún no pude comprobar la veracidad de esta historia; pero me hizo
recordar lo que un día se escribió para satirizar el manual de la
extinta KGB: "Los espías y delincuentes comparten esa fría integridad de
poder vender a sus madres con tal de obtener recompensa".

Source: "Desde la finca el espía pide más" -
http://www.martinoticias.com/content/article/23740.html

jueves, 6 de junio de 2013

Cuba dice de Gross y los cinco Espías, la pelota la tiene EE.UU.

Cuba dice de Gross y los cinco Espías, la pelota la tiene EE.UU.
Miércoles, Junio 5, 2013 | Por CubaNet

El Gobierno de Cuba reiteró hoy su disposición de conversar con
Washington sobre los casos del estadounidense Alan Gross y de los cinco
agentes cubanos condenados por espionaje y aseveró que la solución está
"del lado" de Estados Unidos.

"En este momento, como desde el primer día, como dicen los cubanos, la
pelota está del lado de allá. Estamos esperando una respuesta del
Gobierno de los Estados Unidos.

Quisiera que no hubiese ninguna duda de eso", recalcó la subdirectora de
EE.UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla (Minrex),
Johanna Tablada.

Recordó que en más de una ocasión el Gobierno de Cuba ha trasladado al
de los Estados Unidos por vías públicas, oficiales y privadas "la total
disposición" de La Habana a sentarse a conversar sobre todos estos temas.

La funcionaria aseveró que esa disposición incluye una "agenda
amplísima" con los temas que forman parte del "conflicto" bilateral,
pero además se extiende a la posibilidad de discutir el caso de los
cinco agentes cubanos, condenados por espionaje en EE.UU. en 2001.

"También hemos mostrado disposición y la reiteramos nuevamente a
sentarnos a conversar para encontrar una solución al caso Alan Gross",
apuntó Tablada, en una videoconferencia desde la sede del Minrex en La
Habana que estuvo abierta a los medios de prensa.

En los últimos años el proceso de "los cinco" se convirtió en uno de los
principales escollos del diferendo entre EE.UU. y Cuba, al que se sumó
el caso de Gross, condenado en 2011 a 15 años de prisión en la isla bajo
cargos de actividades subversivas contra el Estado cubano.

La videoconferencia en la que participó Tablada sostuvo un enlace con la
Sección de Intereses de Cuba en Washington, donde hoy concluye la II
Jornada por la Liberación de los Cinco que coordinó el Comité
Internacional de solidaridad con ese caso.

Uno de los presentes en el panel de La Habana fue René González, el
único de los agentes cubanos ya en libertad, después de que la jueza
federal Joan Lenard le permitió el mes pasado permanecer en la isla a
cambio de renunciar a su ciudadanía estadounidense, en medio del período
de libertad supervisada que cumplía en Florida desde octubre de 2011.

González, quien fue condenado a 15 años, insistió hoy en las
irregularidades legales que ha sufrido el caso de "los cinco" y reiteró
que el proceso requiere de una "decisión política".

En ese sentido recordó que, como alternativa legal, incluso es posible
un "decreto ejecutivo" por parte del Gobierno de Barack Obama que
elimine las condenas restantes.

"Él lo puede hacer (…) lo único que le hace falta es coraje. Se supone
que un presidente de un país tenga un poco de coraje", consideró
González, al advertir que en EE.UU. existen sectores en contra de esa
posible decisión de Obama, con tal de prolongar el diferendo con Cuba.

"Si él hace eso pues es una alternativa legal perfectamente aplicable y
sería una solución al problema y un paso importante a las relaciones
entre Cuba y EE.UU., entre América Latina y EE.UU.", añadió.

Vistos como "héroes" en Cuba, el grupo de "los cinco" agentes cubanos
que, además de González, incluye a Gerardo Hernández, Ramón Labañino,
Antonio Guerrero y Fernando González, fue arrestado en 1998 y condenado
en 2001.

El grupo asegura que espiaba a "grupos terroristas de exiliados" que
conspiraban contra el Gobierno de Cuba, donde los agentes son
considerados como luchadores contra el terrorismo.

La II Jornada por su Liberación en Washington fue valorada por
activistas y por el propio González como un paso de avance en cuanto a
convocatoria, aunque según dijeron persisten las dificultades para que
el caso sea tratado por los medios de prensa de Estados Unidos y
trascienda a la sociedad norteamericana.

http://www.cubanet.org/?p=43535

Cuban agent who renounced U.S. citizenship now just a "Cuban patriot'"

Cuban agent who renounced U.S. citizenship now just a "Cuban patriot'"
By Jeff Franks
HAVANA | Wed Jun 5, 2013 6:53pm EDT

(Reuters) - A Cuban agent who served 13 years behind bars in the United
States for his role in an espionage ring showed off a certificate
renouncing his U.S. citizenship on Friday and said he was now just a
"Cuban patriot."

For Rene Gonzalez, who was born in Chicago but grew up in Cuba and held
dual U.S.-Cuban citizenship, the certificate meant he was the first of
what the Cuban government calls the "Five Heroes" to complete his
sentence and return to the island in a case that has plagued U.S.-Cuban
relations since the 1990s.

He agreed to renounce his U.S. citizenship at the U.S. Interests Section
in Havana this week in exchange for not having to serve the remainder of
a three-year parole in Florida tacked on to the end of his prison term.

"I'm now simply a Cuban citizen, a Cuban patriot, which in all cases
I've always been," Gonzalez, 56, said in a Havana news conference as he
held up the certificate he received on Thursday.

The men known as the "Cuban Five" in the United States were convicted in
a 2001 U.S. trial of conspiring to spy on Cuban exile groups and U.S.
military activities in Florida as part of a Cuba-backed espionage ring
called the "Wasp Network."

Gonzales flew to Florida in an allegedly stolen crop duster in 1990,
posing as a defector from the communist island.

The case is little known outside the Cuban exile community in the United
States, but it is a national cause in Cuba where pictures of the five,
with the word "Volveran" - they will return - are posted everywhere.

Cuba says the agents were unjustly convicted and excessively punished,
and that they were only collecting information on Cuban exile groups
planning actions against the island 90 miles from Key West, Florida.

The trial was held in Miami, center of the exile community and hotbed of
opposition to the Cuban government, particularly former leader Fidel
Castro and his brother, President Raul Castro.

Gonzalez, a lanky, bearded former military pilot, said he was enjoying
walking the streets of Havana again and receiving the affection of the
Cuban people, but that he was not yet truly free because his four
colleagues are still imprisoned in the United States.

"From the first day we were five, we were one. I'm not going to feel
free until my four brothers return," said Gonzalez, who was accompanied
by his wife, Olga Salanueva, at Havana's International Press Center.

One of Gonzalez's co-defendants is serving a double life sentence for
his part in the shooting down in 1996 of two U.S. planes flown by an
exile group that dropped anti-government leaflets over Havana. The other
three are serving sentences that range from 18 years to 30 years.

Gonzalez, well spoken in both Spanish and English, said in his
undercover work with exiles in Miami he had found that most were "not
bad people," but that "some have a philosophy of confrontation between
Cuba and the United States that is very dangerous."

CREATING CONFLICT

"There are some people, some of them members of Congress, that will not
rest until they create conflict between Cuba and the United States. What
I would say to those people is that what they're looking for is a
tragedy," he said.

"The demographics in Miami are changing," Gonzalez said. "I hope that
someday the philosophy of confrontation, of provocation, of terrorism
against Cuba and searching for war between Cuba and the United States
will be a thing of the past."

Some had interpreted the U.S. deal allowing Gonzalez to stay in Cuba as
an indication that something was in the works to free jailed U.S.
contractor Alan Gross, who is serving a 15-year sentence for installing
Internet networks for Cuban Jews in a U.S. program Cuba considers
subversive.

But Gonzalez said U.S. prosecutors agreed to it because they had "run
out of excuses" for opposing it, not as a "humanitarian gesture" they
hoped Cuba would reciprocate.

He said the Gross case should be resolved as part of a global solution
of the problems that have divided Cuba and the United States since the
1959 revolution led by Fidel Castro.

Cuba has hinted at a possible swap of the "Cuban Five" for Gross, but
the United States has rejected the idea.

Gonzalez said he is reacquainting himself with his wife and two
daughters and hopes to take part in reforms to modernize Cuba's
Soviet-style economy launched by Raul Castro, who succeeded older
brother Fidel Castro in 2008.

Despite the high price Gonzalez paid for his actions, he said he did not
regret them.

"I don't have any regrets, I grew up in a country where bombs were
exploding," he said. "What I desire most is good relations between the
United States and Cuba."

(Reporting by Jeff Franks; Editing by Jane Sutton and Vicki Allen)

http://www.reuters.com/article/2013/06/05/us-cuba-usa-agent-idUSBRE9541IL20130605

The saga of the shootdown of the Brothers to the Rescue planes

Posted on Tuesday, 06.04.13

The saga of the shootdown of the Brothers to the Rescue planes
By Gail Epstein
gepstein@MiamiHerald.com

The fatal shootdown of two Brothers to the Rescue planes by Cuban
military pilots was sudden, shocking and heart-breaking. Four Miami men
were killed, and the shootdown became the driving reason the U.S.
government prosecuted and imprisoned five Cuban spies. One of them,
Gerardo Hernandez, was convicted of murder conspiracy in connection with
the shootdown because trial evidence showed he knew of the shooting plan
in advance.

I was in the newsroom when my phone rang on Feb. 24, 1996, and a law
enforcement source told me that a Cuban MiG had blasted the volunteer
group's Cessnas out of the sky as they flew over the Florida Straits
looking for rafters. I told my editors, who immediately rounded up Miami
Herald reporters in Miami and Washington, D.C.

Staffers hit the streets, still trying to wrap their minds around what
had happened while operating with little information. Where was Jose
Basulto, the high-profile founder of Brothers to the Rescue? What was
the scene at the group's hangar in Opa-locka? Who had been flying on the
downed aircraft? What did the U.S. military know? How would the White
House respond? What would this mean for U.S.-Cuba relations?

Countless questions, as always on the first day of a major story. On
that Saturday and the next day, the Herald produced 14 stories
dissecting every aspect of what was being called the most provocative
action by Cuba since the missile crisis of 1962. But answers were
tougher than usual to come by, because the "other side'' we needed to
hear from was Fidel and Raúl Castro.

Five years later, I sat in a federal courtroom in Miami with Hernandez
and his four comrades — hailed as "heroes'' in Cuba — as a jury
convicted them for spying on Brothers to the Rescue and other exile
groups, and on U.S. military installations. Theirs was a remarkable
six-month trial the likes of which had never been seen, featuring Cold
War intrigue and unprecedented cooperation from Havana, determined as it
was to put Brothers, Cuban exiles and the U.S. government on trial along
with its intelligence agents.

Both stories — the shootdown and the spies — were transformative
chapters in the long saga of Miami's Cuban exile community.

http://www.miamiherald.com/2013/06/04/3431391/the-saga-of-the-shootdown-of-the.html

domingo, 2 de junio de 2013

Procastristas montan su show por los espías cubanos frente a la Casa Blanca

Procastristas montan su show por los espías cubanos frente a la Casa Blanca
DDC | Washington | 2 Jun 2013 - 1:07 pm.

El régimen coloca propaganda en lugares públicos de Washington.

Propaganda cologada por simpatizantes del régimen en Washington.

Simpatizantes del gobierno de los Castro realizaron este sábado en
Washington un "plantón" frente a la Casa Blanca para pedir la liberación
de los agentes cubanos que cumplen condena en Estados Unidos por espionaje.

El plantón formó parte de cinco días de actividades para criticar la
política estadounidense hacia La Habana, programadas en varios países y
promovidas por el régimen, que reprime toda manifestación en su contra
dentro de la Isla.

La llamada "jornada solidaria" con los agentes, que se extenderá hasta
el cinco de junio, lleva el nombre "Cinco días por los Cinco", pese a
que uno de los espías, René González, disfruta de libertad después de
que una jueza estadounidense le permitiera permanecer en la Isla.

El Comité Internacional por la Libertad de los Cinco dijo que la acción
frente a la Casa Blanca pretendió "captar el interés de la opinión
pública estadounidense sobre un caso que tiene un fuerte componente
político".

Añadió que fue acompañado por un "tuitazo", en el que procastristas y
tuiteros oficialistas pidieron la libertad de los espías, el
levantamiento del embargo y el cierre de la base naval estadounidense en
Guantánamo.

Según la prensa oficial de la Isla, a la concentración acudieron
simpatizantes del régimen residentes en Quebec y Vancouver, así como en
las ciudades estadounidenses de Nueva York y Miami, desde donde se
trasladó una "delegación de cubanoamericanos". El reporte no precisó
cuántas personas participaron en el plantón.

El Comité por la libertad de los espías colocó propaganda en lugares
públicos de Washington anunciando la acción frente a la Casa Blanca y la
participación de la activista afroamericana Ángela Davis.

La prensa cubana, toda estatal, dijo que para este domingo está prevista
la celebración en Washington de un evento comunitario en el centro de
Takoma Park, organizado por varios "comités de solidaridad". Asimismo,
un evento de hip hop en el Plymouth Congregational United Church of
Christ, con el grupo Head Roac y el músico de Barbados Mighty Gabby.

La Habana ha gastado incontables recursos en su campaña internacional
por los espías, que incluye constantes viajes de sus familiares,
publicaciones, eventos y respaldo a organizaciones simpatizantes.

René González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González y
Antonio Guerrero fueron detenidos en 1998 en Estados Unidos, cuando el
Buró Federal de Investigaciones (FBI) desmanteló la llamada "Red Avispa"
de espionaje, que actuaba en el sur de Florida.

Todos admitieron que eran espías del Gobierno cubano. En 2001 fueron
sentenciados a largas condenas por conspirar y operar como agentes
extranjeros sin notificarlo a Washington e intentar penetrar en bases
militares estadounidense, entre otros cargos.

Gerardo Hernández, considerado el cabecilla del grupo, cumple dos
cadenas perpetuas tras ser hallado culpable de responsabilidad en el
derribo, por parte del Ejército cubano, de dos avionetas del grupo del
exilio Hermanos al Rescate en 1996.

En el hecho, ocurrido en aguas internacionales, murieron cuatro personas.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1370171270_3551.html

sábado, 1 de junio de 2013

Reverenda de EEUU espera que casos de Alan Gross y espías cubanos sean resueltos

Reverenda de EEUU espera que casos de Alan Gross y espías cubanos sean
resueltos
Agencias
mayo 31, 2013

La expresidenta del Consejo Nacional de Iglesias de EE.UU., Joan
Campbell, manifestó este viernes en Cuba el interés de esa institución
por el caso de los agentes cubanos condenados por espionaje en ese país
y espera pueda ser resuelto al igual que el de Alan Gross,
estadounidense preso en la isla.

Campbell, de visita en Cuba desde el miércoles, se reunió este viernes
con familiares de "los cinco", como se conoce en la isla a los agentes
cubanos, y sostendrá otro encuentro el domingo para debatir nuevas ideas
con tal de dar mayor visibilidad mediática al caso en EE.UU., involucrar
a los jóvenes en la lucha por su liberación y
explotar más el uso de las redes sociales.

La reverenda declaró en rueda de prensa que el Consejo Nacional de
Iglesias de Estados Unidos, órgano del que fue secretaria general por 10
años, ha apoyado su visita a Cuba, y subrayó la "preocupación" que
tienen con respecto al caso de "los cinco".

"Pero mucho más que eso, están preocupados por el hecho de que necesitan
crear relaciones y sostener relaciones aún más profundas entre las
iglesias, las sinagogas y las mezquitas sobre una variedad de diferentes
asuntos que están afectando las vidas de las personas", añadió Campbell.

Según resaltó, el motivo de su viaje ha sido precisamente para mostrar
compromiso con las iglesias cubanas y organizar nuevos intercambios de
grupos religiosos estadounidenses con la isla.

"Trataremos de comenzar a edificar más visitas, especialmente para
apoyar al Consejo de Iglesias de Cuba y a los pastores aquí", agregó.

Vistos como "héroes" en Cuba, el grupo de "los cinco" fue arrestado en
1998 y condenado en 2001 por cargos relacionados con espionaje, si bien
ellos aseguran que espiaban a "grupos terroristas de exiliados" que
conspiraban contra el Gobierno de La Habana.

El grupo incluye a Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero,
Fernando González y René González, este último el primero de ellos en
salir de la cárcel en 2011 bajo un régimen de libertad supervisada por
tres años en EE.UU., pero actualmente está en Cuba tras haber renunciado
a la ciudadana estadounidense.

Preguntada sobre el caso de Gross, el subcontratista estadounidense
preso en Cuba desde diciembre de 2009 y condenado a 15 años de cárcel,
Campbell afirmó que han "estudiado" ese asunto y han "obtenido diálogos
con personas a nivel de Gobierno sobre este particular y también con
representantes de la comunidad hebrea".
La religiosa de 81 años consideró que se trata de un "asunto muy
complicado", pero expresó su esperanza de que "ambos casos tienen que
tener un final".

Precisó que durante su estancia en Cuba no visitará a Gross por razones
de tiempo aunque le "encantaría hacerlo", y apuntó que se mantienen en
contacto "con personas que están trabajando en ese caso" en Estados Unidos.

Campbell, quien tuvo un activo papel durante la batalla legal entre 1999
y 2000 por el regreso del "balserito" cubano Elián González a la isla,
comentó además que ayer se reunió con él y su familia y pudo constatar
que ahora va a la universidad y es "un hombre fuerte y capaz".

http://www.martinoticias.com/content/article/23034.html