viernes, 31 de mayo de 2013

Espía cubano aboga por negociar el caso Alan Gross

Publicado el jueves, 05.30.13

Espía cubano aboga por negociar el caso Alan Gross
AFP

WASHINGTON -- Estados Unidos y Cuba deberían sentarse a negociar el caso
del subcontratista encarcelado en la isla, Alan Gross, declaró este
jueves René González, el cubano que cumplió 15 años de cárcel en Estados
Unidos acusado de espionaje, y que regresó a su país recientemente.

"El gobierno cubano debe decirle al gobierno estadounidense que están
esperando para sentarse y hablar de un montón de temas que dividen a
ambos países, y esa es la forma inteligente de actuar, no se trata
(solamente) de Alan Gross y los Cinco", explicó González en una rueda de
prensa transmitida desde La Habana por videoconferencia al Club Nacional
de Prensa en Washington.

Gross, de 63 años, purga una pena de 15 años en La Habana por haber
introducido material de comunicación e informático en la isla.

González, de 56 años, tuvo que renunciar a la ciudadanía estadounidense
para poder quedar exento del régimen de libertad vigilada y poder
permanecer en la isla.

En las cárceles estadounidenses siguen otros cuatro cubanos, todos ellos
detenidos junto a González en 1998 cuando espiaban al movimiento
anticastrista en Florida.

Cuba ha sido muy generosa en el pasado con prisioneros tanto
estadounidenses como del exilio cubano que llegaron a la isla con el
propósito de sabotear al régimen, dijo González.

"El gobierno estadounidense tiene que parar de pedir a Cuba lo que ellos
no están dispuestos a hacer", afirmó González en la teleconferencia, la
primera vez que hablaba para la opinión pública estadounidense desde que
fue condenado en 2001.

"Al pueblo estadounidense se le negó la información del juicio", acusó.

González aseguró que no conocía los detalles del caso de Gross, cuya
suerte La Habana se dice dispuesta a negociar con Washington.

Washington niega que Gross hiciera labores de sabotaje, y exige su
liberación sin condiciones, aunque altos responsables del Departamento
de Estado han mantenido conversaciones con homólogos cubanos desde que
el caso estalló en 2010.

González habló en el marco de la presentación de una campaña de una
semana de duración en Estados Unidos para llamar la atención sobre el caso.

En la presentación de los actos, entre los cuales habrá una protesta
ante la Casa Blanca el sábado, intelectuales y activistas pidieron el
apoyo de los medios de comunicación.

"Los Cinco fueron víctimas de un juicio político, de un juicio de odio",
aseguró el periodista francés Ignacio Ramonet.

"Esta injusticia que ha pasado con estos hombres ya debe cambiar",
añadió Dolores Huerta, una sindicalista hispana que recibió el año
pasado la Medalla a la Libertad del presidente Barack Obama.

http://www.elnuevoherald.com/2013/05/30/1487886/espia-cubano-excarcelado-de-eeuu.html

miércoles, 22 de mayo de 2013

René de vuelta en casa

René de vuelta en casa
Miércoles, Mayo 22, 2013 | Por Tania Díaz Castro

LA HABANA, Cuba, mayo, www.cubanet.org -René González Sehwerert está de
vuelta en casa. Ahora son cuatro los topos de la Red Avispa que
continúan encarcelados en Estados Unidos. Pero como los comunistas son
más caprichosos que un nieto consentido, se niegan a aceptar que quedan
cuatro.

En definitiva, Fidel Castro preferiría que en vez de cuatro, o cinco,
fueran noventa, o cien. Así la propaganda anti yanqui, que paga con
dinero del pueblo, sería más intensa.

Ahora René, quien ha sido bien sincero y ha confesado que la prioridad
en su vida es ¨…recuperar los años que le separaron de su esposa e
hijas¨, tendrá que ser agregado en la paupérrima Libreta de Productos
Alimenticios de Olguita, su esposa, y podrá constatar, además de los
baches de las calles habaneras que descubrió a su llegada, de qué forma
tan miserable se alimenta el pueblo, luego de más de medio siglo de
régimen castrista, el mismo régimen que lo llevó a estar 13 años en
prisión.

Seguramente, hasta sentirá nostalgia de la comida de las prisiones
norteamericanas y, sobre todo, de su ¨jaula de oro¨, como la llama, pese
a haber vivido en libertad supervisada. A no ser que le baste un vasito
del insípido yogurt de soya en la cena, y termine por decir que nuestro
yogurt es insípido, pero es nuestro yogurt.

Como conozco bien el paño, segura estoy de que no tendrá una buena
mesada en moneda convertible. La Contrainteligencia Cubana paga los
servicios de espionaje con diplomas que se descoloran con el tiempo y
con medallitas que se ponen prietas, por mucho que se guarden en gavetas.

Aunque lo hayan nombrado Héroe de la República de Cuba, René es, ante
los ojos del viejo caudillo, un fracasado, un espía que falló, que se
dejó agarrar. Además, es alguien que ya no hace falta a la guerra de
Fidel contra los Estados Unidos.

Como anciana al fin, me gusta pensar a lo lejos, muy a lo lejos, y veo,
así de simple, cómo este pobre hombre, víctima del maquiavelismo de
Fidel Castro y del odio visceral que siente por USA, vegetará en un
apartamento habanero, aumentará de libras por el sedentarismo y los
alimentos de pésima calidad, y terminará los días de su vida en un
lastimoso anonimato, como ocurre con todos los espías que regresan.

Tal vez hasta algún día se arrepienta de haber renunciado a la
ciudadanía estadounidense, la que le envidian, y él lo sabe, cientos de
miles de compatriotas.

http://www.cubanet.org/articulos/rene-de-vuelta-en-casa/

miércoles, 15 de mayo de 2013

El espía René González acredita ante un tribunal de Miami su renuncia a la ciudadanía estadounidense

El espía René González acredita ante un tribunal de Miami su renuncia a
la ciudadanía estadounidense
Agencias | Miami | 15 Mayo 2013 - 11:11 am.

La jueza Joan A. Lenard condicionó a ese paso la posibilidad de
permitirle quedarse en Cuba.

La defensa de René González acreditó este martes ante un tribunal de
Miami la renuncia del espía a la ciudadanía estadounidense, con el
objeto de que se le autorice a permanecer definitivamente en Cuba y no
tener que regresar a Estados Unidos a terminar de cumplir el período de
libertad condicional, reporta EFE.

En un breve escrito registrado este martes ante la Justicia, el abogado
de González, uno de los cinco agentes del régimen cubano condenados por
espionaje en Estados Unidos en 2001, notificó que su defendido ya ha
cumplido las condiciones que le había impuesto la jueza Joan A. Lenard
para modificar las condiciones de su condena.

El espía de 56 años, que cumplió 13 de prisión y está en libertad
condicional desde octubre de 2011, viajó en abril de Florida a Cuba con
un permiso judicial tras la muerte de su padre.

En 2010 había realizado otro viaje, de 15 días, también autorizado por
Lenard, para visitar a un hermano gravemente enfermo.

A comienzos de este mes la jueza Lenard, quien lo condenó en 2001,
aceptó modificar las condiciones de su libertad vigilada para que
pudiera quedarse definitivamente en Cuba, siempre que cumpliera unos
requisitos, entre ellos, fundamentalmente, renunciar a la ciudadanía
estadounidense.

El escrito presentado por el abogado de González, Philip R. Horowitz,
explica que ya se ha presentado el "certificado de la pérdida de
nacionalidad por parte del Departamento de Estado de Estados Unidos",
tal y como estableció la jueza, para que "el defendido pueda cumplir el
periodo de libertad condicional pendiente en Cuba sin tener que
presentarse" ante una corte estadounidense.

Así, detalla cómo los pasados 6 y 7 de mayo de 2013 el espía se presentó
ante la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA) para
realizar este trámite, y cómo el día 9 pudo entregar el requerido
certificado de pérdida de nacionalidad.

También el 9 de mayo recibió por correo electrónico una copia de un
documento que debía firmar en el que se detallan las consecuencias
legales de la renuncia a la ciudadanía estadounidense, para así dar fe
de que entiende cuáles son y las asume.

Ese documento, del cual el abogado adjuntó este martes una copia al
material entregado a la jueza, fue firmado por René González y entregado
a las autoridades ese mismo día.

"Así, el defendido ha cumplido con todas y cada una de las condiciones
establecidas por esta corte el 3 de mayo de 2013 y busca con ello poder
cumplir la libertad vigilada pendiente en Cuba sin tener que comparecer,
y no tener que volver a Estados Unidos", reclamó Horowitz.

Casado y con dos hijas en Cuba, González fue detenido en 1998 en Estados
Unidos junto a Gerardo Hernández, Ramón Labaniño, Fernando González y
Antonio Guerrero, cuando la Oficina Federal de Investigaciones (FBI)
desmanteló la llamada "Red Avispa" de espionaje, que actuaba en el sur
de Florida.

Todos admitieron que eran espías del Gobierno cubano. En 2001 fueron
sentenciados a largas condenas por conspirar y operar como agentes
extranjeros sin notificarlo a Washington e intentar penetrar en bases
militares estadounidense, entre otros cargos.

González fue el primero en salir de la cárcel. Gerardo Hernández,
considerado el cabecilla del grupo, cumple dos cadenas perpetuas tras
ser hallado culpable de responsabilidad en el derribo, por parte del
Ejército cubano, de dos avionetas del grupo del exilio Hermanos al
Rescate en 1996.

En el hecho, ocurrido en aguas internacionales, murieron cuatro personas.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1368609094_3263.html

lunes, 13 de mayo de 2013

René González tiene trabajo en Cuba

René González tiene trabajo en Cuba
Lunes, Mayo 13, 2013 | Por Jose Antonio Fornaris

LA HABANA, Cuba, mayo, www.cubanet.org.- Cuando el próximo 16 de mayo
el gobierno de su país, Estados Unidos, le retire, por petición propia
del espía, la ciudadanía a René González, éste no será ciudadano de
ninguna nación, al menos por un tiempo.

González, como se conoce, es uno de los cinco integrantes de la Red
Avispa, condenados en Miami por espionaje y declarados "Héroes" por el
gobierno militar cubano.

En libertad supervisada hace algo más de un año y autorizado a venir a
Cuba, por segunda ocasión, por cuestiones familiares, tomó la decisión
de renunciar a su nacionalidad a cambio de poder permanecer en la isla.

Pero aunque González ha dicho en varias ocasiones, de forma pública, que
es ciudadano cubano, eso no es cierto.

La Constitución comunista de 1976 es muy específica en esa cuestión. El
inciso dos del artículo 32, dice: "No se admitirá la doble ciudadanía.
En consecuencia, cuando se adquiera una ciudadanía extranjera, se
perderá la cubana".

Cierto que los extranjeros pueden adquirir la ciudadanía cubana, eso
está reglamentado en el artículo 30 de la Carta Magna, y González puede
aplicar en uno de los tres incisos.

"Son ciudadanos cubanos por naturalización:

a) "Los extranjeros que adquieran la ciudadanía de acuerdo con lo
establecido en la ley."

Aunque lo más probable es que en su caso, viendo todo esto como un
asunto netamente político, es que la adquiera a través del inciso "c".

c) "Los que habiendo sido privados arbitrariamente de su ciudadanía de
origen obtengan la cubana por acuerdo expreso del Consejo de Estado."

Lógico, todo ese proceso requiere de algún tiempo para su
materialización, y aunque, es lo más probable, todo esté listo para
hacerlo oficialmente cubano en un abrir y cerrar de ojos, el acto de
todas maneras necesita aunque sea de minutos, y mientras, pues no será
ciudadano de ninguna parte.

De todas formas, desde el punto de vista de sus intereses sentimentales,
González parece haber hecho lo correcto quedándose en Cuba a cambio de
la entrega de su ciudadanía estadounidense. Aquí tiene a toda su
familia, y desde hace un tiempo se comenta que le había sido construida
una confortable vivienda en una de los llamados barrios "congelados", es
decir, donde reside la élite del régimen.

Pero desde otras valoraciones, teniendo en cuenta toda la propaganda en
relación con ellos, este "héroe" tenía el deber de quedarse junto a los
otros cuatro. Claro, que la familia es la parte más cercana que cada
cual tiene de la patria, y eso opaca a la ideología.

Desgraciadamente, los cuatro jóvenes pilotos de Hermanos al Rescate,
pulverizados en el aire junto a sus pequeñas avionetas por aviones de
guerra de la Fuerza Aérea del gobierno de La Habana, no tuvieron la
oportunidad de reintegrarse a sus familias. René González formaba parte,
como infiltrado, de esa organización.

González ha reiterado que estaba en Estados Unidos para vigilar a
terroristas. En la isla, aunque viejos, hay muchos integrantes de las
células de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio, y nunca se han
arrepentido de sus actividades terroristas.

Y también están los autores materiales e intelectuales del hundimiento
del Remolcador 13 de Marzo. Éstos asesinaron a 42 compatriotas, entre
ellos 11 menores de edad. González, ya que se queda en Cuba, debería
vigilarlos.

josefornaris@gmail.co

http://www.cubanet.org/articulos/rene-gonzalez-tiene-trabajo-en-cuba/

Cuban Five Leader Criticizes Agents who Cooperated with US Gov.

Cuban Five Leader Criticizes Agents who Cooperated with US Gov.
May 13, 2013
By Café Fuerte

HAVANA TIMES — Cuban agent Gerardo Hernandez, currently serving two life
sentences on charges of conducting espionage in the United States, has
leveled strong criticisms at members of the Avispa Network (Red Avispa)
who cooperated with US federal authorities in order to reduce their
sentences.

In an enthusiastic message of support for agent Rene Gonzalez, who
renounced US citizenship to be able to remain in Cuba, Hernandez
referred to those members of the spy network who rushed to cooperate
with the US government in exchange for a pardon and "a new life."

"He [Rene] could well have resorted to the same pretexts used by those
who rushed to declare themselves guilty and cooperate with the
authorities," Hernandez stated in a message sent out from the
Victorville Federal Prison in California, published by Cuba's Granma
newspaper on Friday.

Hernandez commented that Gonzalez would now become a "new
standard-bearer" in the struggle to secure the release of the four
agents who continue to serve long prison sentences in the United States.

This past Friday, Gonzalez announced that the US State Department had
accepted his renouncement of U.S. citizenship, showing journalists the
official rescission during a press conference in Havana. Gonzalez had
made the official request at the U.S. Interests Section (USINT) on Monday.

"Now, I am simply a Cuban citizen, a Cuban patriot," Gonzalez declared
before journalists, convened at Havana's International Press Center.

On May 23, Gonzalez must submit a report about his current legal
situation and a certified copy of the document formalizing the loss of
his citizenship before a Miami court. This will officially close the
case and allow him to remain to Cuba definitively.

The leader of the Avispa Network, dismantled on September of 1998,
recalled that, after years away from his family, Rene Gonzalez had
finally been permitted to reunite with his wife and daughter in the
United States, only four months after the birth of their second
daughter, when he was arrested by the FBI.

Without the Slightest Hesitation

"What was the right thing to do? Stick to one's principles, leave the
three to fend for themselves in a foreign country, and face many long
years of separation again, or negotiate, give the authorities what they
wanted in exchange for a pardon and a new life? There was never even a
glimmer of doubt in his mind, and he acted as he should, without the
slightest hesitation," Hernandez affirmed.

Hernandez, implicated in the conspiracy to down two small planes
deployed by the organization Brothers to the Rescue (Hermanos al
Rescate) in 1996, was of the opinión that Gonalez "served every day of
his sentence with dignity, and walked out with his head as high as when
he arrived in prison."

Gonzalez was released from prison in October of 2011 after serving a
15-year sentence, but was forced to remain on parole in Miami owing to
his status as a US citizen. A federal judge, who had given Gonzalez
authorization to travel to Cuba in order to attend his father's funeral,
accepted his petition to be able to remain in Cuba, on the condition
that he renounce his US citizenship.

It is estimated that the Avispa Network which operated in south Florida
was made up of at least 25 agents. Of the 14 captured, 7 decided to
cooperate with U.S. authorities. Salanueva and Juan Emilio Aboy, members
of the network, were deported to Cuba, and least six others managed to
evade the FBI crackdown.

Seven Non-Heroes

Cuba's propaganda campaigns repeatedly invoke the Five Heroes (the
"Cuban Five") imprisoned in the United States. A cloak of secrecy,
however, has been spread over the identity of the "seven non-heroes"
whose sentences were reduced and are currently in witness protection
programs in the United States.

Hernadez' comments regarding the "group of collaborators" is one of
extremely few references to this issue made by Cuba's official media.
The case of former agent Edgerton Levy and his wife, double agents who,
as of 1995, proved key figures in the identification and monitoring of
the network by the FBI, is also passed over in silence.

Hernandez' message, dated May 3, made no mention of the number or the
names of the network's "non-heroes".

Hernandez celebrated Gonzalez' decision to remain in Cuba and stated
that he and the other three imprisoned agents feel slightly freer.

"Today, all of the Cuban Five feel slightly freer. A part of us walks
down the streets of that island, and we can almost breath in its air,
feel the warmth of its sun on our skin," he stated.

We're Still the Cuban Five

Hernandez also insisted that the media should not begin to speak of four
imprisoned agents, but, rather, continue referring to them as the Five.

"We're still the Cuban Five and will continue to be the Five. We must
carry on with the struggle, not only for the four who remain in the
United States, but also for Rene, for we know him and we know he will
not be fully free until we have all returned to the homeland,"
48-year-old Hernandez concluded.

During Friday's press conference, Gonzalez read out the message from the
leader of the Avispa Network and seconded his concluding remarks.

"We're still the Five, I won't consider myself a free man until my four
brothers, heroes Antonio, Fernando, Ramon and Gerardo, are here with
us," Gonzalez said. "I'm going to continue the struggle for our cause,
wherever I am."

Gonzalez was a guest at Cuba's Round Table program, where he presented
the documentary Screams on the Wall (Gritos en la pared), which details
the struggle led by Cuba and the international solidarity movement to
secure the freedom of the five imprisoned agents.

MEMBERS OF THE AVISPA NETWORK WHO COOPERATED WITH THE US GOVERNMENT

Alejandro Alonso, agent Franklin and 0-5, resident of Miami. Mission:
infiltrate military bases and organizations of Cuban exiles, such as the
Democracy Movement (Movimiento Democracia). Sentenced to seven years in
prison.

Linda and Nilo Rodriguez (spouses), also known as "Los Juniors", agents
Judith and Manolo, respectively. Residents of Miami. Mission: spy on
Homestead Air Base and Base 82 of the Air Infantry Division in Fort
Bragg, North Caroline. Sentenced to seven years in prison.

Joseph and Amarylis Santos (spouses), agents Julia and Mario,
respectively. Residents of Miami. Mission: infiltrating South Command
computer networks. Sentenced to four years (Joseph) and three years and
six months (Amarylis) in prison.

George and Marisol Gari (spouses), agents Luis and Margot, respectively.
Residents of Florida. Mission: monitoring the MacDill Air Base (Tampa)
and intercepting correspondence between Cuban Americans tagged by Cuban
intelligence services, using Marisol's position as a post office
employee at Miami Airport. Sentenced to seven years (George) and three
years and six months (Marisol) in prison.

http://www.havanatimes.org/?p=93009

Cuban spy back in Cuba hailed as a hero

Cuban spy back in Cuba hailed as a hero
Posted on May 13, 2013 By Reuters Cuba

HAVANA (Reuters) – A Cuban agent who served 13 years behind bars in the
United States for his role in an espionage ring showed off a certificate
renouncing his U.S. citizenship on Friday and said he was now just a
"Cuban patriot."

For Rene Gonzalez, who was born in Chicago but grew up in Cuba and held
dual U.S.-Cuban citizenship, the certificate meant he was the first of
what the Cuban government calls the "Five Heroes" to complete his
sentence and return to the island in a case that has plagued U.S.-Cuban
relations since the 1990s.

He agreed to renounce his U.S. citizenship at the U.S. Interests Section
in Havana this week in exchange for not having to serve the remainder of
a three-year parole in Florida tacked on to the end of his prison term.

"I'm now simply a Cuban citizen, a Cuban patriot, which in all cases
I've always been," Gonzalez, 56, said in a Havana news conference as he
held up the certificate he received on Thursday.

The men known as the "Cuban Five" in the United States were convicted in
a 2001 U.S. trial of conspiring to spy on Cuban exile groups and U.S.
military activities in Florida as part of a Cuba-backed espionage ring
called the "Wasp Network."

Gonzales flew to Florida in an allegedly stolen crop duster in 1990,
posing as a defector from the communist island.

The case is little known outside the Cuban exile community in the United
States, but it is a national cause in Cuba where pictures of the five,
with the word "Volveran" – they will return – are posted everywhere.

Cuba says the agents were unjustly convicted and excessively punished,
and that they were only collecting information on Cuban exile groups
planning actions against the island 90 miles from Key West, Florida.

The trial was held in Miami, center of the exile community and hotbed of
opposition to the Cuban government, particularly former leader Fidel
Castro and his brother, President Raul Castro.

Gonzalez, a lanky, bearded former military pilot, said he was enjoying
walking the streets of Havana again and receiving the affection of the
Cuban people, but that he was not yet truly free because his four
colleagues are still imprisoned in the United States.

"From the first day we were five, we were one. I'm not going to feel
free until my four brothers return," said Gonzalez, who was accompanied
by his wife, Olga Salanueva, at Havana's International Press Center.

One of Gonzalez's co-defendants is serving a double life sentence for
his part in the shooting down in 1996 of two U.S. planes flown by an
exile group that dropped anti-government leaflets over Havana. The other
three are serving sentences that range from 18 years to 30 years.

Gonzalez, well spoken in both Spanish and English, said in his
undercover work with exiles in Miami he had found that most were "not
bad people," but that "some have a philosophy of confrontation between
Cuba and the United States that is very dangerous."
Creating conflict

"There are some people, some of them members of Congress, that will not
rest until they create conflict between Cuba and the United States. What
I would say to those people is that what they're looking for is a
tragedy," he said.

"The demographics in Miami are changing," Gonzalez said. "I hope that
someday the philosophy of confrontation, of provocation, of terrorism
against Cuba and searching for war between Cuba and the United States
will be a thing of the past."

Some had interpreted the U.S. deal allowing Gonzalez to stay in Cuba as
an indication that something was in the works to free jailed U.S.
contractor Alan Gross, who is serving a 15-year sentence for installing
Internet networks for Cuban Jews in a U.S. program Cuba considers
subversive.

But Gonzalez said U.S. prosecutors agreed to it because they had "run
out of excuses" for opposing it, not as a "humanitarian gesture" they
hoped Cuba would reciprocate.

He said the Gross case should be resolved as part of a global solution
of the problems that have divided Cuba and the United States since the
1959 revolution led by Fidel Castro.

Cuba has hinted at a possible swap of the "Cuban Five" for Gross, but
the United States has rejected the idea.

Gonzalez said he is reacquainting himself with his wife and two
daughters and hopes to take part in reforms to modernize Cuba's
Soviet-style economy launched by Raul Castro, who succeeded older
brother Fidel Castro in 2008.

Despite the high price Gonzalez paid for his actions, he said he did not
regret them.

"I don't have any regrets, I grew up in a country where bombs were
exploding," he said. "What I desire most is good relations between the
United States and Cuba."


http://www.voxxi.com/cuban-spy-back-in-cuba-hailed-as-a-hero/

sábado, 11 de mayo de 2013

Cuban spy officially stripped of US citizenship

Posted on Friday, 05.10.13

Cuban spy officially stripped of US citizenship
The Associated Press

HAVANA -- A Cuban intelligence agent who served 13 years in a U.S.
prison has officially been stripped of his American citizenship.

Rene Gonzalez said Friday he received a certificate of loss of
nationality from the U.S. diplomatic mission in Havana this week.

Gonzalez, who was a dual national, volunteered to give up his U.S.
citizenship in return for being allowed to stay in Cuba with his family.

The 56-year-old is one of the so-called 'Cuban Five." The men were
convicted in 2001 of spying on U.S. military installations as well as
exile groups and politicians.

He was released from federal prison in 2011 but ordered to serve three
years of probation. The U.S. dropped its opposition to his returning
home earlier this year, allowing the deal to go through.

http://www.miamiherald.com/2013/05/10/3391033/cuban-spy-officially-stripped.html

El espía René González ya no es ciudadano norteamericano

El espía René González ya no es ciudadano norteamericano
DDC | La Habana | 10 Mayo 2013 - 7:28 pm.

'Ahora soy un ciudadano cubano, un patriota de la isla', dijo en rueda
de prensa.

El espía René González anunció este viernes que la Sección de Intereses
de Estados Unidos en La Habana le extendió el certificado de pérdida de
la nacionalidad norteamericana, reportó la agencia oficial Prensa Latina.

"Ahora soy un ciudadano cubano, un patriota de la isla, algo que siempre
fui, pero esto no implica animadversión alguna hacia el pueblo y al país
en el cual nací", declaró González en conferencia de prensa.

"Estar en Cuba no significa para nada que estoy libre, pues no lo estaré
mientras que mis cuatro compañeros Gerardo Hernández, Ramón Labañino,
Antonio Guerrero y Fernando González permanezcan confinados, solo por
salvar vidas, que es el bien más preciado", añadió el agente.

González explicó que ahora debe esperar a que la jueza se pronuncie,
aunque sus abogados estiman que permitirá su permanencia definitiva en
la Isla.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1368206912_3197.html

viernes, 10 de mayo de 2013

Jefe de Red Avispa critica a espías que cooperaron con gobierno de EEUU

Jefe de Red Avispa critica a espías que cooperaron con gobierno de EEUU
Publicado el Viernes, 10 Mayo 2013 14:30
Por Café Fuerte

René González junto a su esposa Olga Salanueva, tras renunciar a la
ciudadanía estadounidense en la Oficina de Interses de EEUU en La
Habana, el pasado lunes. Hoy le fue ratificada la pérdida de
nacionalidad por el Departamento de Estado.

René González junto a su esposa Olga Salanueva, tras renunciar a la
ciudadanía estadounidense en la Oficina de Interses de EEUU en La
Habana, el pasado lunes. Hoy le fue ratificada la pérdida de
nacionalidad por el Departamento de Estado.
Por Redacción CaféFuerte

El agente cubano Gerardo Hernández, condenado a dos cadenas perpetuas
por sus labores de espionaje en Estados Unidos, deslizó críticas a los
miembros de la Red Avispa que cooperaron con las autoridades federales
para reducir sus condenas.

En un mensaje de exaltación al agente René González, quien renunció a su
ciudadanía estadounidense para permanecer en Cuba, el jefe de la red
hizo mención a sus compañeros de misión que se apresuraron a cooperar
con el gobierno a cambio de recibir un perdón y "una nueva vida".

"Pudo valerse [René] de los mismos pretextos de quienes muy pronto
decidieron declararse culpables y cooperar con las autoridades", afirmó
Hernández en un mensaje enviado desde la prisión federal de Victorville,
California, y publicado este viernes en el diario Granma.

Hernández consideró que ahora su compañero se convertirá en "un nuevo
abanderado" por la liberación de los cuatro agentes que permanecen aún
cumpliendo largas condenas en cárceles estadounidenses.

González anunció este viernes que el Departamento de Estado aceptó su
renuncia a la nacionlidad estadounidense y mostró el documento de
pérdida de su ciudadanía durante una conferencia de prensa en La Habana.
El lunes había formalizado oficialmente su solicitud ante la Oficina de
Intereses (USINT) de Estados Unidos.

El 23 de mayo deberá presentar un informe sobre su situación y una copia
certificada del documento de pérdida de nacionalidad ante el tribunal de
Miami, lo cual cerrará el caso y podrá permanecer en Cuba.

El líder de la Red Avispa -desmantelada en septiembre de 1998- recordó
que tras largos años de separación familiar, René González había logrado
reunir en territorio estadounidense a su esposa Olga Salanueva y su hija
Irma, y habían pasado solo cuatro meses del nacimiento de su segunda
hija, Ivette, cuando fue arrestado por el FBI.

Sin mínima vacilación

"¿Que hacer? ¿Aferrarse a los principios, dejarlas solas a las tres en
un país extraño y enfrentar nuevamente años de separación? ¿O 'negociar'
y darles lo que pidieran a cambio del perdón y de una nueva vida? En su
mente nunca hubo la menor duda, ni en su conducta una mínima
vacilación", se cuestionó Hernández.

Hernández, que fue implicado en el operativo para derribar a dos
avionetas de Hermanos al Rescate en 1996, opinó que González "cumplió
con dignidad cada día de su condena, y salió con la frente tan en alto
como cuando había entrado".

González fue excarcelado en octubre del 2011 tras cumplir una condena de
15 años, pero permanecía en libertad condicional en Miami por su
condición de ciudadano estadounidense. La jueza federal autorizó su
viaje a Cuba para que asistiera a los funerales de su padre, y luego
accedió a su petición de permanecer en la isla bajo el compromiso de
renunciar a su nacionalidad estadounidense.

Se calcula que la Red Avispa, en operaciones en el sur de la Florida,
contaba al menos con 25 miembros. De ellos, fueron capturados 14 y siete
decidieron cooperar con las autoridades. Salanueva y Juan Emilio Aboy,
ambos miembros de la red, fueron deportados a Cuba, y al menos otros
seis lograron escapar de la redada del FBI.

Siete antihéroes

En las campañas propagandísticas por la liberación de lsus agentes, Cuba
se refiere insistentemente a los Cinco Héroes Prisioneros del Imperio.
Sin embargo, hay un manto de silencio sobre las identidades de los
"siete no héroes", cuyas condenas fueron reducidas y se encuentran bajo
el programa de protección de testigos de Estados Unidos.

La referencia de Hernández al "grupo de colaboradores" es una de las
escasas alusiones al tema en los medios oficiales cubanos. Tampoco se ha
mencionado el caso del ex agente Edgerton Levy y su esposa, quienes
fungieron como dobles agentes y resultaron piezas clave para que el FBI
identificara y tuviera bajo supervisión a la Red desde 1995.

El mensaje, con fecha del 3 de mayo, no incluyo ni la cantidad ni los
nombres de los antihéroes de la red.

Hernández saludó la permanencia de González en Cuba y dijo que hoy él y
los tres restante agentes prisioneros son un poco más libres.

"Hoy cada uno de los Cinco es algo más libre. Parte de nosotros pasea
por las calles de esa Isla, y podemos casi respirar su aire, quemarnos
con su sol", dijo.

Seguimos siendo Cinco

También aclaró que no debe ahora mencionarse que los prisioneros son
cuatro, sino que debe cointinuar hablándose de los Cinco.

"¡Somos cinco y seguiremos siendo cinco! Si hoy tenemos que continuar la
lucha no es solo por los otros cuatro, es también por René, porque lo
conocemos y sabemos que él no será realmente libre hasta que estemos
todos de regreso en la Patria", concluyó Hernández, de 48 años.

En la conferencia de prensa de este viernes, González repitió la misma idea.

"Seguimos siendo Cinco, no me considero libre, soy uno de ellos y voy a
seguir luchando hasta el día en que todos sean puestos en libertad",
aseveró el espía liberado.

González participará esta noche en el programa Mesa Redonda de la
televisión cubana, para presentar un documental sobre la batalla
desplegada por Cuba y el movimiento de solidaridad internacional para
lograr la libertad de los cinco agentes.

MIEMBROS DE LA RED AVISPA QUE COOPERARON CON EL GOBIERNO DE EEUU

Alejandro Alonso, agente Franklyn y 0-5, Residente en Miami. Misión:
Infiltrarse en bases militares y organizaciones de exiliados como el
Movimiento Democracia. Sentenciado a siete años.

Esposos Linda y Nilo Rodríguez, alias Los Juniors, agentes Judith y
Manolo. Residentes en Miami. Misión: Espiar la Base Aérea de Homestead y
la Base de la 82 División de Infantería Aerotransportada en Frot Bragg,
Carolina del Norte. Sentenciados a siete años cada uno.

Esposos Joseph y Amarylis Santos, agentes Julia y Mario. Residentes en
Miami. Misión: Penetrar las redes de computación del Comando Sur.
Sentenciados a cuatro años (Joseph) y tres años y seis meses (Amarylis).

Esposos George y Marisol Gari, agentes Luis y Margot. Residentes en
Florida. Misión: dObservación de la Base Aérea de MacDill (Tampa) e
interceptar correspondencia de cubanoamericanos fichados por la
inteligencia cubana, valiéndose de que Marisol era empleada del Servicio
Postal en el aeropuerto de Miami. Sentenciados a siete años (George) y
tres años y seis meses (Marisol).

http://cafefuerte.com/cuba/noticias-de-cuba/sociedad/2836-jefe-de-la-red-avispa-critica-a-espias-que-cooperaron-con-eeuu

La madre de uno de "los Cinco"de Cuba cree que el caso está en manos de Obama

10 de mayo de 2013 • 13:16

La madre de uno de "los Cinco"de Cuba cree que el caso está en manos de
Obama

Mirtha Rodríguez, madre de Antonio Guerrero, uno de los cinco cubanos
condenados en EEUU por espionaje, no espera que la Justicia de ese país
avance para lograr su libertad, y cree que sólo una intervención del
presidente Barack Obama puede ser efectivo.

"Estamos esperando desde hace dos años a que la jueza (Joan A.Lenard)
decida qué va a hacer" sobre el procedimiento de hábeas corpus
presentado, señaló Mirtha, en declaraciones a Efe en Madrid, donde se
encuentra con una delegación cubana para seguir dando publicidad a este
caso que se inició hace ya quince años.

La visita se produce pocos días después de que René González, el único
de los cinco que ya fue excarcelado al terminar su condena de trece
años, fuera autorizado por la Justicia estadounidense a quedarse en Cuba
y no tener que volver a EEUU para cumplir un periodo de libertad
condicional que le queda pendiente.

González, con doble nacionalidad, había viajado a la isla para asistir a
los funerales de su padre, y tras aceptar renunciar a la ciudadanía
estadounidense, podrá permanecer en Cuba.

"Esto ha sido algo muy bueno para nosotros", afirma la madre de Antonio
Guerrero, pues al igual que otros allegados al caso consideran que en
Miami, centro de la disidencia cubana, corría peligro su vida.

"En Cuba está su vida, su familia, y se incorporará a esta lucha, y su
liberación creo que ayudará a los otros cuatro, ya que contará nuestra
verdad, él lo ha vivido, lo ha sentido en carne propia", afirma.

Los familiares de los cinco cubanos condenados en EEUU sostienen que se
han violado todos sus derechos, "y la propia Constitución de EEUU sobre
un juicio justo", afirma Mirtha, que denuncia un "ensañamiento político"
en este caso.

También organizaciones como Amnistía Internacional han denunciado el
caso, con el que se han solidarizado, entre otros el expresidente de
EEUU Jimmy Carter y diez Premios Nobel de la Paz.

"Yo empecé esta lucha con 66 años y voy a cumplir 81 la próxima semana",
lamenta la madre de Antonio Guerrero.

Este fue detenido en 1998 en EEUU junto a Gerardo Hernández, Fernardo
González, Ramón Labaniño, y el propio René González ya excarcelado,
cuando el FBI desmanteló la red "Avispa" que actuaba en el sur de Florida.

Gerardo Hernández, que según las autoridades estadounidenses era el
líder, cumple dos cadenas perpetuas, y los demás tienen fechas de
libertad de entre 2014 y 2024.

Todos admitieron que eran agentes cubanos, pero no que espiaran a
Washington, sino a "grupos terroristas de exiliados que conspiraban"
contra el Gobierno de la isla.

Entretanto, el hijo de Mirtha, Antonio Guerrero, de 55 años, que cumple
condena hasta septiembre de 2017, acaba de publicar un libro de poemas
"La verdad me nombra", con el subtítulo "The truth names me" ya que la
edición es bilingüe español-inglés, que se ha presentado en la Feria del
Libro en La Habana.

"Lo escribió durante los 17 meses que pasó en confinamiento", al al
inicio de la condena que comenzó en 1998, señala Mirtha, quien destaca
que son versos nacidos de "ese infortunio, pero que no provienen del
odio, sino de sus recursos y vivencias" y van acompañados de dibujos de
Gerardo Hernández.

En el prólogo, escrito por el liberado René González, éste subraya cómo
tanto en la poesía como en las ilustraciones, "hay un canto a la vida" y
una resistencia a dejarse arrastrar por el odio y el resentimiento.

http://noticias.terra.es/mundo/la-madre-de-uno-de-los-cincode-cuba-cree-que-el-caso-esta-en-manos-de-obama,d0b5cd5db848e310VgnCLD2000000ec6eb0aRCRD.html

jueves, 9 de mayo de 2013

El caso René González

Red Avispa

El caso René González
Orlando Freire Santana | La Habana | 9 Mayo 2013 - 2:13 am.

El régimen deberá cambiar toda su parafernalia, pues ya no son cinco,
sino cuatro los espías presos en EEUU. En cuanto a González, ¿seguirá
siendo 'un héroe'?

La decisión de la jueza Joan Lenard de modificar las condiciones de
libertad supervisada del agente cubano René González, y permitirle que
permanezca en la Isla a cambio de la renuncia a su ciudadanía
estadounidense, le crea, a no dudarlo, un dolor de cabeza al castrismo.

En primer término, a partir de ahora se tendrán que modificar gran parte
de los medios que les han servido para armar la algarabía internacional
en torno al caso de "los cinco", pues pancartas, fotos, afiches y otros
aditamentos fueron confeccionados para reclamar la liberación de cinco
prisioneros, no de cuatro, que son los que quedan en cárceles
norteamericanas.

Fue un arsenal que se mantuvo, incluso, tras la salida de René González
de la cárcel, y su posterior estancia en Estados Unidos. Imaginamos la
ardua tarea que tiene por delante la señora Kenia Serrano, dedicada casi
a tiempo completo al caso de "los cinco" en su condición de presidenta
del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP). Ella deberá
coordinar la nueva estrategia con los grupos procastristas que, regados
por todos los continentes, llevan a la práctica una porción considerable
de esta política de Estado de las autoridades cubanas.

El otro elemento incómodo para la maquinaria de poder castrista es el
estatus de René González a partir de este momento. Para nadie es un
secreto que episodios como este de "los cinco" son usados por el
gobierno cubano para mantener latente el diferendo con Estados Unidos;
un diferendo que, a falta de otros discursos y ante una crisis general
en la vida de la nación, posibilita la adhesión de los ciudadanos al
evocarse su fibra patriótica. En ese contexto, las personas solo son
útiles cuando sirven para avivar el referido conflicto. Ejemplos de lo
anterior son los que sobran.

Los cinco agentes cubanos (Antonio, Gerardo, Ramón, René y Fernando)
fueron detenidos en 1998, pero los ciudadanos no se enteraron de la
noticia hasta el año 2001. ¿Cuál fue el motivo del prolongado silencio
de los gobernantes? Sencillamente, que en ese momento no les hacían
falta los agentes encarcelados para movilizar a la población en pos de
la psicosis antinorteamericana.

La cantaleta ideológica en esos años —que dio origen a las Mesas
Redondas de la televisión, a las tribunas abiertas, a la reaparición de
los semiolvidados Comandantes de la revolución— la propició el caso del
niño Elián González. (A propósito, llama la atención la mutación
experimentada por Elián y sus parientes; tras su regreso a Cuba, eran
presentados en las actividades públicas como "Elián y su digna familia".
Hoy casi nadie se acuerda de ellos.)

¿Destino Imperatori o destino Villavicencio?

Después del show con Elián, y antes de "los cinco", el régimen intentó
montar un espectáculo con un diplomático de apellido Imperatori. El
hombre en cuestión se hallaba destacado en Washington, y allí incursionó
en actividades incompatibles con su labor diplomática. Ante la
posibilidad de que fuera encarcelado por las autoridades
norteamericanas, la prensa oficialista lo cubrió de honores. En dos o
tres días dejó de ser un desconocido para convertirse en un "héroe de la
revolución".

Pero el castrismo salió trasquilado, ya que Imperatori únicamente fue
deportado a Canadá. De pronto falló la tribuna para orquestar el
discurso antiimperialista.

Pasaron los días y ni una palabra más se oyó acerca de Imperatori.
Algunos ciudadanos, curiosos, escribieron a los medios de prensa para
averiguar qué había pasado con el hombre. Entonces a las autoridades,
cogidas en su propia trampa, no les quedó más remedio que poner fin al
circo: fletaron un avión con artistas e intelectuales que se habían
destacado en el caso de Elián, y lo enviaron a Canadá a buscar al "héroe".

Tras el recibimiento en el aeropuerto de La Habana, Imperatori
desapareció de la luz pública. Quizás la cancillería haya recibido
instrucciones de la cúpula de mandarlo bien lejos: cónsul en Siberia,
encargado de negocios en la isla de Tonga.

El propio René González, durante su anterior estancia en Cuba con motivo
de la enfermedad de su hermano, conoció de la "discreción" del castrismo
hacia su persona. Para muchos cubanos fue inexplicable que esa visita
transcurriera casi en secreto: ni fotos, cero declaraciones a la prensa,
y desprovista de esas actividades populares "espontáneas" que los
castristas son maestros en organizar.

Ahora está por verse qué deferencias recibirá este "héroe", al que
muchos ciudadanos, víctimas de la propaganda oficialista, consideran
poco menos que un dios.

De todas maneras, lo que suceda con René González no será más que un
anticipo de lo que acontezca cuando, uno a uno, vayan siendo liberados
los otros agentes. Tal vez el único que conserve el "heroísmo" sea
Gerardo Hernández, que con sus dos cadenas perpetuas enfrenta el más
incierto de los escenarios.

En el mejor de los casos, los agentes repatriados podrían terminar como
el coronel Orlando Cardoso Villavicencio, ex prisionero en Somalia, una
figura decorativa al que le publican algún que otro libro de memorias y
lo invitan a ciertos actos oficiales.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1368058422_3172.html

miércoles, 8 de mayo de 2013

Hermana de un piloto asesinado critica que el espía René González pueda quedarse en Cuba

Hermana de un piloto asesinado critica que el espía René González pueda quedarse en Cuba
DDC | América TeVé | 8 Mayo 2013

http://youtu.be/XoNaHIipYBk

martes, 7 de mayo de 2013

Juego de espías

Juego de espías
Mientras a cada paso por las calles de La Habana, usted se encuentra un
afiche o una consigna por la libertad de los cinco espías, los habaneros
nunca han visto el rostro de Ana Belén Montes.
Iván García Quintero
mayo 06, 2013

Cuando usted camina por las calles de La Habana, lo habitual es
encontrarse, cada medio kilómetro, un cartel o una valla publicitaria
con los rostros de los espías cubanos presos en Estados Unidos (eran
cinco, ahora son cuatro).

O un lema de Fidel Castro diciendo "Volverán". Desde edades
preescolares, a los niños se les habla sobre los '5 héroes'. Con
frecuencia, en murales del sindicato o matutinos laborales, se recuerda
la injusta ergástula de 'los 5 luchadores antiterroristas'.

El colmo es que en algunos partidos de béisbol, donde hace 54 años no se
emiten comerciales, en una pausa los comentaristas charlan sobre los espías.

La gente recibe un desmedido bombardeo informativo sobre el tema. A diez
personas les pregunté, para ver hasta dónde conocían sobre el caso de
los agentes cubanos presos en Estados Unidos.

Onelio, taxista: "Nunca he entendido bien ese asunto. Pero creo que
condenar a dos cadenas perpetuas a un hombre es demasiado". Mireya,
oficinista: "Ellos estaban en Estados Unidos para impedir actos
terroristas contra Cuba".

Jorge, estudiante universitario: "El gobierno cubano no cuenta la
historia completa. Eran doce agentes, siete colaboraron con el FBI y
cinco no. Por la actitud de esos cinco, además de condecorarlos como
héroes de la patria, las autoridades hacen una incesante campaña por su
liberación".

En esa cuerda piensa el resto de los entrevistados. Unos más informados
que otros. Los diez dijeron sentirse hastiados. "Esos espías me salen
hasta en la sopa. Si hay un concurso de poesía, allí están los poemas
enviados por Antonio Guerrero desde la cárcel", confiesa un bodeguero.

Para justificar la constante infiltración de espías al sur de La
Florida, el régimen alega razones de seguridad nacional y de lucha
contra el terrorismo. Como atenuante a los 5 agentes presos desde 1998
en Estados Unidos (aunque René González ya se encuentra en libertad
condicional), se alega que Fidel Castro envió un dossier a Bill Clinton
con información recopilada por la Red Avispa, donde se alertaba a las
autoridades sobre presuntas acciones terroristas en suelo norteño.

Los medios nacionales manipulan descaradamente el tema. Sucede que el
gobierno de Estados Unidos no considera terroristas a los cubanos
anticastristas afiliados a diferentes organizaciones en Miami.

Los Castro podrán tener motivos de peso al querer penetrar las
organizaciones de exiliados. Pero eso se llama espionaje. Si te pillan,
debes cumplir una sanción.
Otro error de apreciación es suponer que Barack Obama administra Estados
Unidos como los hermanos de Birán la isla. Obama no puede inmiscuirse en
las sanciones promulgadas por tribunales de justicia.

Estados Unidos es un estado de derecho. El presidente no tiene la
potestad de alzar el teléfono y llamar a las prisiones donde se
encuentran detenidos los agentes cubanos y pedirle al jefe del penal que
los libere.

Obama es el presidente de la nación, no el dueño de una finca. Los
hermanos Castro, en cambio, sí gozan de esos privilegios. Gobiernan el
país como si se tratase de un campamento militar.

Alan Gross, el contratista estadounidense preso por introducir equipos
satelitales a la comunidad judía local, puede ser liberado tras una
decisión personal de Raúl Castro.

Los medios cubanos no cuentan la historia completa de la Red Avispa. En
Cuba, poco o nada se sabe del resto de espías que desertaron y
colaboraron con el FBI.

Tampoco se aclara si la misión del grupo era evitar acciones subversivas
o desestabilizadoras contra Cuba por parte de organizaciones
anticastristas de La Florida, por qué varios de sus agentes trabajaban
en bases militares estadounidenses y enviaban material clasificado a la
isla.

En la prensa oficial no salen a la luz determinadas noticias
relacionadas con espías. Es el caso de Ana Belén Montes, quien enviaba
información secreta de altísimo nivel a los servicios especiales
castristas.

De origen puertorriqueño, Montes es conocida como la 'Reina de Cuba'.
Una estirada funcionaria de la Agencia de Inteligencia de la Defensa
(DIA), que al mejor estilo de los tiempos de la Guerra Fría, enviaba
mensajes de radio codificados al régimen cubano.

Fue detenida en 2001 y condenada a 25 años, luego de un trato con la
fiscalía. Lleva 12 años encarcelada. En la isla no se habla de ella. La
'Reina de Cuba' no existe para los cubanos.

Según Héctor Pesquera, quien estuviera al frente del FBI en Miami, se
piensa que en Tampa, Orlando y Miami, los servicios especiales de Castro
en diferentes niveles, universidades y grupos anticastristas, tienen
situados alrededor de 3 mil espías.
Mientras a cada paso por las calles de La Habana, usted se encuentra un
afiche o una consigna por la libertad de los cinco espías, los habaneros
nunca han visto el rostro de Ana Belén Montes.

Montes no le cuadra al aparato publicitario cubano. La información que
manejaba la espía estrella de Fidel Castro no era precisamente sobre
vuelos de avionetas que lanzaban octavillas sobre la capital.

Era información secreta y estratégica de la inteligencia de Estados
Unidos. Una buena pregunta sería saber qué hacían con esa información
los servicios secretos criollos.

http://www.martinoticias.com/content/article/22263.html

La espía que nadie conocía

Publicado el lunes, 05.06.13

La espía que nadie conocía
Frank Calzón

En temas de seguridad nacional, como en la vida, lo que usted no conoce
puede causarle daño.

Tomemos el caso de Ana Montes, una ex analista de la Defense
Intelligence Agency (Agencia de Inteligencia Militar norteamericana),
actualmente cumpliendo una sentencia de 25 años de prisión después de
confesar que espió para La Habana durante 17 años. De acuerdo a un
artículo reciente del Washington Post, "las agencias militar y de
inteligencia americanas invirtieron años evaluando los daños y
consecuencias de los crímenes de Montes". El año pasado las agencias
informaron al Congreso que Montes fue "uno de los espías más dañinos en
la historia de Estados Unidos".

¿Cómo pudo ocurrir? ¿Qué es lo que hizo?

Ana Montes entregó información altamente secreta al régimen cubano, el
cual la compartió con algunos de los regímenes más antiamericanos del
planeta. Montes también reportó a las más altas autoridades del
Pentágono, desinformándolos retratando a Cuba como un pequeño país,
incapaz de causar daño a Estados Unidos. Pero de acuerdo con los
artículos del Washington Post, Montes puede ser responsable de la muerte
de norteamericanos y de amigos de Estados Unidos en Latinoamérica, cuyos
nombres ella reveló a los servicios cubanos de espionaje.

Conocida como "la Reina de Cuba" por sus colegas de la inteligencia
americana debido a su dedicación y duro trabajo, recibió una medalla del
gobiernos de Estados Unidos, y una medalla del régimen castrista, que no
pudo recibir nunca. En un momento dado, después de la publicación de uno
de sus informes, Fidel Castro dijo que finalmente Estados Unidos sabía
de lo que hablaba.

Pero a pesar de haberse infiltrado en los servicios de inteligencia
estadounidenses, haber escrito evaluaciones de inteligencia que
presentaba a los hermanos Castro bajo una luz inocente y haber provisto
a La Habana de secretos clasificados muy importantes, rara vez es
mencionada por aquellos que analizan la política hacia Cuba o por el
régimen cubano. Al menos en una ocasión un profesor estadounidense
especializado en América Latina ha dicho que ella era un espía (¿cómo
podría alguien negarlo, ella misma lo confesó a cambio de obtener una
sentencia más leve), pero el mismo profesor señaló que a pesar de
trabajar para La Habana, su análisis de la situación EEUU-Cuba era correcta.

La Habana ha gastado millones de dólares en una campaña mundial
presentando a cinco espías cubanos que cumplen condenas en Estados
Unidos, como patriotas cubanos que estaban en EEUU para supervisar los
esfuerzos contra Cuba por parte de los exiliados cubanos. Pero algunos
de esos espías buscaban trabajo en las bases militares estadounidenses
lejos de cualquier comunidad cubanoamericana, y no eran cinco, sino más
de una docena. Uno huyó a Cuba, otros se acogieron a medidas de gracia
al cooperar con el gobierno norteamericano. La Habana permaneció muda
ante todas las acusaciones hasta que quedó claro quiénes estaban
cooperando con el Departamento de Justicia.

Uno puede encontrar propaganda cubana sobre los cinco en cualquier
embajada cubana alrededor del mundo, y artículos de apoyo y "comités de
solidaridad con los cinco" establecidos por los amigos del régimen en
muchos países. De hecho, Alan Gross, el rehén estadounidense que cumple
una condena de quince años por entregar un ordenador portátil a una
pequeña comunidad judía de Cuba, permanece en la cárcel, no por algo que
hizo, sino porque La Habana quiere intercambiarlo por los cinco espías.

¿Pero sobre Ana Montes? Nada.

Parte de la razón por la que muy pocas personas saben acerca de ella es
que la inteligencia estadounidense estaba recopilando pruebas en su
contra en el momento del ataque terrorista a las Torres Gemelas.
Entonces, el FBI tuvo que moverse rápidamente y capturarla por la
preocupación de que ella pudiera compartir con La Habana detalles sobre
la investigación de aquel ataque terrorista.

En una búsqueda en su apartamento, el FBI encontró papel con códigos de
transmisión que podían disolverse rápidamente en agua. E instrucciones
sobre la forma de huir de Estados Unidos si se sentía en peligro. Ella
tenía que ir a un museo en México, donde la agencia de espionaje cubano
la ayudaría.

Graduada de la Universidad Johns Hopkins, al parecer se sintió lo
suficientemente segura como para viajar disfrazada a Cuba dos veces para
recibir entrenamiento de espionaje, y aprender otras cosas, como la
forma de pasar una prueba de detector de mentiras. También llegó a cenar
de vez en cuando con diplomáticos cubanos en restaurantes de comida
china en la capital norteamericana. Lo hizo todo por razones
ideológicas: no recibió nada en pago por sus crímenes. Al parecer
trabajar para La Habana daba cumplimiento a una necesidad psicológica:
necesitaba sentirse poderosa.

Al día de hoy permanece sin arrepentirse. Pero ella no podía evadir los
impulsos de la naturaleza. Relató a los investigadores que se enamoró y
así lo hizo saber a sus enlaces cubanos. Quería dejar de espiar, seguir
adelante con su vida, casarse, tener hijos y continuar como si nunca
hubiera sido un espía.

Para su sorpresa, los cubanos le dijeron "de aquí no se sale tan
rápido". No fueron complacientes. No le dieron ninguna opción. La espía
que quería casarse y convertirse en madre y ama de casa, continuó
espiando y traicionando a su país.

Director ejecutivo del Centro para Cuba Libre, radicado en Washington.

http://www.elnuevoherald.com/2013/05/06/v-fullstory/1470677/frank-calzon-la-espia-que-nadie.html

Gobierno afirma tener disposición para negociar situación de presos con EEUU

Publicado el lunes, 05.06.13

Gobierno afirma tener disposición para negociar situación de presos con EEUU
EFE

Brasilia -- El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, dijo el lunes que su
país está dispuesto a una negociación "humanitaria" con EEUU sobre el
estadounidense Alan Gross, detenido en la isla, y los cuatro cubanos
presos en la nación norteamericana bajo acusaciones de espionaje.

En el marco de una visita a Brasilia, Rodríguez dijo que Cuba ya ha
ofrecido "iniciar conversaciones serias y respetuosas" sobre el caso de
Gross, detenido desde fines del 2009 y quien está acusado de difundir
tecnología militar entre opositores al Gobierno de Raúl Castro.

Sin embargo, aclaró que esas negociaciones deberían "tomar en cuenta las
preocupaciones humanitarias" de La Habana por los cuatro cubanos que
permanecen presos en Estados Unidos por supuesto espionaje y que forman
parte del grupo conocido en Cuba como "Los Cinco".

El canciller cubano afirmó que, en unas eventuales negociaciones con
Estados Unidos, el caso del estadounidense Alan Gross no podría ser
equiparado al de los "cinco héroes", pues los cubanos fueron "condenados
en forma injusta y sin las debidas garantías del proceso" jurídico.

En relación a Gross, Rodríguez aseguró que "fue sancionado por una
violación de las leyes cubanas, como agente de una potencia extranjera
que trató de crear redes con uso de tecnología militar para evadir
señales de satélite y alterar el orden constitucional del país".

Según Rodríguez, esas actividades también constituyen "una figura
tipificada en las leyes norteamericanas como delito".

El grupo de "Los Cinco" está conformado por Gerardo Hernández, Ramón
Labaniño, Fernando González y Antonio Guerrero, detenidos en 1998 y
condenados en el 2001 bajo cargos de conspirar y operar como agentes
extranjeros sin notificar al Gobierno estadounidense.

René González, el quinto miembro del grupo condenado, pasó trece años en
una prisión estadounidense, de la que salió el 7 de octubre del 2011
para cumplir tres años de libertad supervisada dentro de EEUU.

González, de 56 años, recibió un permiso humanitario para viajar a la
isla caribeña, donde permanece desde el pasado 22 de abril, para asistir
a los funerales por la muerte de su padre, que falleció un mes antes, y
el pasado viernes se anunció que la Justicia estadounidense lo autorizó
a quedarse de forma definitiva en Cuba, después de renunciar a su
ciudadanía estadounidense.

http://www.elnuevoherald.com/2013/05/06/1470689/gobierno-afirma-tener-disposicion.html

El Gobierno cubano "no ve relación" entre el caso de René González y el de Alan Gross

07 de mayo de 2013 • 02:58

Cuba/EEUU.- El Gobierno cubano "no ve relación" entre el caso de René
González y el de Alan Gross

El ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, ha dicho que "no ve
ninguna relación" entre el caso de René González, uno de los cinco
espías cubano-estadounidenses condenados en el país norteamericano, y el
de Alan Gross, contratista estadounidense condenado en la isla caribeña.

Rodríguez ha subrayado las diferencias entre ambos casos, explicando que
González ha podido volver a Cuba tras cumplir 13 años de condena,
mientras que Gross, todavía no ha cumplido los 15 años a los que fue
sentenciado.

"Es un caso de aplicación de la ley. No veo ninguna relación, por tanto,
entre los dos casos", ha dicho el canciller cubano, en declaraciones
realizadas desde Brasilia, donde se encuentra de visita oficial.

No obstante, ha aclarado que el Gobierno sigue dispuesto a iniciar
negociaciones con Estados Unidos para buscar una solución humanitaria a
los cuatro --Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y
Fernando González-- y a Gross.

La llegada a la capital cubana de González había hecho pensar que el
caso Gross podría destrabarse, ya que La Habana había ofrecido a
Washington canjear a 'los cinco' por el contratista estadounidense.

REGRESO DE GONZÁLEZ

González ha acudido este lunes a la Sección de Intereses de Estados
Unidos en La Habana para iniciar los trámites para renunciar a la
ciudadanía estadounidense, única condición que le impuso el pasado
viernes la jueza federal Joan Lenard a cambio de volver a Cuba.

Los cinco fueron detenidos en 1998 en la ciudad Miami y condenados en
2001 por espiar para el Gobierno cubano a Estados Unidos. Cuatro siguen
presos, mientras que González fue excarcelado en febrero de 2011, tras
pasar 13 años en prisión.

Los cinco son considerados unos "héroes nacionales" en Cuba porque se
les atribuye la infiltración en redes terroristas cubano-estadounidenses
para evitar atentados en la isla caribeña. En cambio, para Estados
Unidos son espías con planes terroristas.

EL CASO GROSS

Gross, de 63 años de edad, fue detenido en diciembre de 2009 en La
Habana cuando estaba trabajando para la Agencia para el Desarrollo
Internacional de Estados Unidos (USAID) con el fin de facilitar el
acceso a Internet a la comunidad judía en Cuba.

Tras permanecer dos años en prisión preventiva, en marzo de 2011 fue
condenado a 15 años de cárcel por llevar a cabo "actos contra la
independencia o la integridad del Estado cubano", por introducir equipos
de comunicación satelital, algo prohibido en el país.

Desde entonces, Estados Unidos ha solicitado insistentemente a Cuba que
libere a Gross por razones humanitarias, ya que, según argumenta, se
encuentra gravemente enfermo. "Creo que no sobrevivirá a esta terrible
experiencia", ha dicho su mujer, Judy.

Las autoridades cubanas han rechazado estas acusaciones, aseverando que
el estado de salud del contratista estadounidense es "normal" y que
"realiza regularmente intensos ejercicios físicos" para mantenerse en forma.

El caso Gross puso fin a un breve periodo de distensión en las
relaciones bilaterales, propiciado por la llegada a la Casa Blanca de
Barack Obama, que flexibilizó el embargo comercial impuesto a la isla
desde hace más de medio siglo al permitir que los cubano-estadounidenses
puedan viajar libremente y enviar remesas a su país.

Europa Press

http://noticias.terra.es/mundo/latinoamerica/cubaeeuu-el-gobierno-cubano-no-ve-relacion-entre-el-caso-de-rene-gonzalez-y-el-de-alan-gross,1b4d94174c97e310VgnCLD2000000dc6eb0aRCRD.html

Cuban Spy Unrepentant, but Hopes for Better Ties

Cuban Spy Unrepentant, but Hopes for Better Ties
By ANDREA RODRIGUEZ Associated Press
HAVANA May 6, 2013 (AP)

A Cuban intelligence agent who spent 13 years in a U.S. prison said
Monday he still has affection for America and hopes to see the two
countries reconcile, but added that he does not regret for a moment his
decision to spy for Cuba.

Rene Gonzalez also told The Associated Press he would welcome an
exchange of prisoners that would send a jailed U.S. government
subcontractor home in return for freedom for four other Cuban agents
serving sentences in America.

Speaking soon after renouncing his U.S. citizenship, Gonzalez called on
President Barack Obama to show "courage" in changing U.S. policy toward
the Communist-run island.

"I would like to think that the North American government will meet the
hopes of the whole world, which is telling it to change its policy
toward Cuba," Gonzalez said. "Courage is what President Obama needs now."

The interview, conducted in the presence of his lawyer and a Cuban
government representative, was Gonzalez's first since U.S. District
Judge Joan Lenard ruled Friday that he could remain on the Communist-run
island in return for renouncing his U.S. citizenship.

Gonzalez had asked for permission to do so several times, but the U.S.
government initially refused.

Lenard had earlier granted the 56-year-old leave to travel to Cuba to
attend a memorial for his father, the second trip home he had been
allowed to make since his release in 2011.

Earlier Monday, Gonzalez arrived at the U.S. diplomatic compound in
Havana accompanied by his wife and children to renounce his citizenship.
He waved as onlookers shouted his name from surrounding buildings, then
spent about 30 minutes inside completing the necessary paperwork.

Under U.S. law, Americans who choose to renounce their citizenship must
do so at an overseas consular office. They are warned that the move is
irrevocable, and must pay a $450 fee. Gonzalez's request must still be
sent to Washington for approval, at which point he would receive a
certificate of loss of nationality.

Gonzalez, who was born in Chicago before moving to Cuba as an infant, is
one of the so-called "Cuban Five." The men were convicted in 2001 of
spying on U.S. military installations in South Florida as well as exile
groups and politicians.

Gonzalez was released about a year and a half ago but ordered to stay in
the U.S. while he served a three-year probation. The other four agents
remain in jail.

The Five are celebrated as heroes in Cuba, with their faces staring down
from highway billboards and restaurant shrines. Their case has received
renewed attention since the 2009 arrest of Alan Gross, a U.S. government
subcontractor who is serving a 15-year sentence after he was caught
bringing communications equipment onto the island illegally while on a
USAID-funded democracy building program.

Cuba has suggested it would be willing to free the 64-year-old Maryland
native in exchange for the five agents, something Washington has
rejected, at least publically.

In the interview, Gonzalez said such an exchange would be "a good
gesture on both sides in order to improve relations between Cuba and the
United States."

He said he hoped his release would give hope to the other four agents
and their families.

Of his four co-defendants, 49-year-old Fernando Gonzalez, also known as
Ruben Campa, is scheduled for release from an Arizona prison Feb. 27,
according to the federal Bureau of Prisons. Antonio Guerrero, 54, is set
to walk out of a north Florida prison Sept. 18, 2017. The other two are
serving much longer sentences.

Gonzalez flew to Florida in 1990 on a crop duster that he had supposedly
hijacked in order to defect. In reality, he was a Cuban agent from the
start.

Finally reunited permanently with his wife and two daughters, Gonzalez
insisted on Monday that he had never second-guessed his actions.
Cuba US Espionage.JPEG

"Nobody made me do it. They told me the risks, and I said 'Yes,'" he
said. "I did it as a Cuban patriot and I don't have any regrets ... I've
never doubted myself for a second."

Gonzalez insists his activities never aimed to harm the United States or
its people, but only to protect Cuba from a wave of bombings perpetrated
by militant exile groups that aimed to sabotage the island's tourism
industry. An Italian man was killed.

He said he took no pleasure in renouncing his citizenship, though he has
always felt more Cuban than American.

"I have family in the United States and I left many friends there," he
said. "It is a country with a history that is admirable ... One realizes
that there is more that we have in common than what separates us."

———

Associated Press writer Paul Haven contributed to this report.

———

Andrea Rodriguez on Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP

http://abcnews.go.com/International/wireStory/cuban-spy-renouncing-us-citizenship-19119841#.UYijasr4LTo

Cuban agent begins renouncement of U.S. citizenship

Cuban agent begins renouncement of U.S. citizenship
By Jeff Franks
HAVANA | Mon May 6, 2013 7:48pm EDT

(Reuters) - A Cuban agent who served 13 years behind bars in the United
States for his role in an espionage ring began the process of renouncing
his U.S. citizenship on Monday so he can stay in Cuba.

Rene Gonzalez was one of five men convicted in a controversial 2001
trial of conspiring to spy on Cuban exile groups and U.S. military
activities in Florida as part of an espionage ring called the "Wasp
Network." The case has long plagued U.S.-Cuba relations.

Gonzalez, who was born in Chicago and held dual U.S.-Cuba citizenship,
told reporters after emerging from the U.S. Interests Section in Havana
that he had filled out forms and answered questions, and that the
process was not yet complete.

He will still have to formally renounce his citizenship before officials
at the U.S. diplomatic post and then await approval, which he said
should happen before May 16.

"I feel happy to be in Cuba, to be with my family and incorporate myself
to the society I belong to," he said as bystanders in the streets and on
apartment balconies above applauded and called his name.

When he first arrived at the U.S. diplomatic post in a black government
car, Gonzalez waved to the three dozen or so onlookers and clasped his
hands above his head in victory. He was dressed informally in a
short-sleeve blue plaid shirt and black pants.

He was the first of what Cuba calls the "Five Heroes" to complete his
sentence and return to the communist-led island.

The 56-year-old Gonzalez, who has a wife and two children in Havana,
left prison in October 2011 and has been serving a three-year probation
in Florida. He returned to the communist-led island temporarily on April
22 to attend a memorial service for his deceased father.

U.S. District Judge Joan Lenard had granted the visit a few weeks ago on
condition that he return to Florida within two weeks. But on Friday, in
ruling on a motion by his lawyer, she said he could stay in Cuba for
good if he renounced his U.S. citizenship.

By doing so, he foreswears the right to return to the United States,
where he spent the first few years of his life.

NO OBJECTION FROM U.S.

In a reversal of its previous position that Gonzalez had to complete his
full three years probation, the U.S. government did not object.

Cuban Foreign Minister Bruno Rodriguez, speaking to reporters on Monday
during a visit to Brazil, gave no indication that the resolution of the
case would effect the status of U.S. contractor Alan Gross, who is
serving a 15-year sentence in Havana for illegally installing Internet
service for Cuban Jewish groups.

Some had hoped it might help Gross get more lenient treatment, but
Rodriguez said Gonzalez had served his sentence, while Gross, jailed
since December 2009, has not.

"It's a case of application of the law. I see no relation therefore
between the two cases," he said in Brasilia.

Cuba has hinted at a possible swap of the "Cuban Five" for Gross, but
the United States has rejected the idea.

Rodriguez, repeating what the government has disclosed before, said Cuba
has told Washington it is open to talks to find a humanitarian solution
to the cases of Gross and the four Cubans.

The Cuban Five case is little known outside the Cuban exile community in
the United States, but the Cuban government has made their release a
national cause, plastering the country with pictures of the men, with
the word "Volveran" - they will return - beneath their images.

Cuba says the agents were unjustly convicted and excessively punished
because they were only collecting information on Cuban exile groups
planning actions against the island 90 miles from Key West, Florida.

The trial was held in Miami, center of the exile community and hotbed of
opposition to the Cuban government, particularly former leader Fidel
Castro and current President Raul Castro.

One of Gonzalez's co-defendants is serving a double life sentence for
his part in the shooting down of two U.S. planes in 1996 flown by an
exile group that dropped anti-government leaflets over Havana. The other
three are serving out sentences that range from 18 years to 30 years.

"One has to continue fighting to get them out of jail. It's an
injustice, it's a crime that they are prisoners," Gonzalez said.

"We need them in Cuba," he said.

(Reporting By Jeff Franks and Rosa Tania Valdes in Havana; Anthony
Boadle in Brasilia; Editing by Philip Barbara)

http://www.reuters.com/article/2013/05/06/us-cuba-usa-agent-idUSBRE9450YW20130506

El espía René González inicia los trámites para renunciar a la ciudadanía de EEUU

El espía René González inicia los trámites para renunciar a la
ciudadanía de EEUU
DDC | La Habana | 6 Mayo 2013 - 11:09 pm.

El espía René González comenzó este lunes en La Habana los trámites para
renunciar a la ciudadanía estadounidense, requisito fijado por las
autoridades de ese país para modificar las condiciones de su libertad
supervisada, reportó la agencia oficial Prensa Latina.

González acudió a la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba,
acompañado de su abogado Phillip Horowitz.

La semana pasada, la jueza Joan Lenard aceptó la solicitud de permanecer
en territorio cubano, presentada por el agente.

El trámite iniciado concluirá cuando le sea emitido un Certificado de
Pérdida de la Ciudadanía por el Departamento de Estado.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1367874582_3132.html

El régimen insiste en homologar a Alan Gross con los cinco espías

El régimen insiste en homologar a Alan Gross con los cinco espías
Agencias | Brasilia | 6 Mayo 2013 - 8:45 pm.

Bruno Rodríguez volvió sobre el tema en Brasil, donde realiza una visita
oficial. Allí también se informó que el Gobierno de Rousseff pretende
admitir a 6.000 médicos cubanos.

El canciller Bruno Rodríguez dijo el lunes que La Habana ofreció a
Estados Unidos iniciar conversaciones para buscar una solución al caso
del norteamericano Alan Gross, preso en la Isla por distribuir equipos
de telecomunicaciones, reportó AP.

Rodríguez dijo a los periodistas durante una visita a Brasil que la
discusión involucraría también a cubanos que cumplen sentencias en
Estados Unidos, como el caso de cuatro detenidos desde 1998 bajo cargos
de espionaje.

"El gobierno cubano ha ofrecido al gobierno norteamericano toda su
disposición a iniciar conversaciones serias, respetuosas, para tratar de
hallar una solución al caso del señor Alan Gross, tomando en cuenta
preocupaciones humanitarias de nuestro país en el caso de ciudadanos
cubanos que cumplen sanciones en Estados Unidos", declaró Rodríguez en
una breve conferencia de prensa junto a su colega brasileño Antonio
Patriota.

Médicos y negocios

Brasil pretende admitir al menos a 6.000 médicos cubanos para cubrir el
faltante de atención en salud en áreas remotas del país, informó este
lunes el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota.

En un encuentro con Bruno Rodríguez, Patriota señaló que los dos países
están en discusiones con la Organización Panamericana de la Salud para
dar permiso de trabajo a los galenos cubanos, aunque aún no hay un plazo
definido para su llegada.

"Cuba es un país proficiente en el área de medicina, farmacia y
biotecnología y Brasil estudia la posibilidad de acoger un número de
6.000 o más médicos. Estamos finalizando los entendimientos para que
ellos puedan desempeñar su actividad profesional en Brasil para la
atención de comunidades carentes", expresó Patriota a periodistas.

Destacó que los dos países ya tienen iniciativas de cooperación en
marcha en materia médica, como la que realizaron en Haití para atender
una epidemia de cólera en ese país.

"Cuba se estableció mundialmente como un país que contribuye para elevar
el nivel de salud de los países, lo ha hecho en América Latina", destacó
Patriota.

La dificultad que ha tenido Brasil para recibir médicos extranjeros es
que las universidades ponen trabas al reconocimiento de sus títulos, lo
que ha bloqueado la llegada de profesionales a cubrir el déficit en
áreas remotas o empobrecidas.

En la visita de un día de Rodríguez a Brasilia, los cancilleres
conversaron también sobre la cooperación en el campo económico.

El diplomático cubano destacó que espera recibir apoyo de Brasil en la
"actualización" de la economía de la Isla.

"El proceso de actualización del modelo económico cubano es una
oportunidad especial para el desarrollo de relaciones en el plano
económico, comercial, de inversión, turismo, de contacto de líneas
aéreas. Sentimos que los procesos de reordenamiento de la economía
cubana constituyen una verdadera oportunidad para la empresa privada
brasileña", señaló Rodríguez.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1367865923_3126.html

domingo, 5 de mayo de 2013

The Cuban Spy Network in the U.S. Government

The Cuban Spy Network in the U.S. Government
Stratfor
By Scott Stewart
Vice President of Analysis

On April 25, the U.S. government announced that it was unsealing an indictment charging Marta Rita Velazquez with conspiracy to commit espionage on behalf of the Cuban government. Velazquez, a former attorney adviser at the U.S. Department of Transportation and a legal officer at the U.S. Agency for International Development, fled the United States for Sweden in 2002 and was indicted in 2004. Velazquez apparently selected Sweden because the country considers espionage to be a political offense, therefore it is not covered under its extradition treaty with the United States. She and her husband also lived in Sweden from 1998 to 2000, so the country was familiar to them.

Though the Velazquez indictment is several years old, it provides a detailed and fascinating account of Cuban espionage activity inside the United States. It also raises some significant implications about the daunting challenges facing American counterintelligence agencies.

The Story

According to the indictment, Velazquez was born in Puerto Rico. She graduated from Princeton University in 1979 with a bachelor's degree in political science and Latin American studies, obtained a law degree from Georgetown University Law Center in 1982 and then received a master's degree from Johns Hopkins University School of Advanced International Studies in Washington in 1984. She was hired by the U.S. Department of Transportation in August 1984.

The U.S. government alleges that Velazquez was first recruited by the Cuban intelligence service in 1983 while a student at Johns Hopkins. She reportedly traveled from Washington to Mexico City where she met with a Cuban intelligence officer and was formally recruited as an agent. During her studies at Johns Hopkins, the government claims that Velazquez served as a spotter agent who helped the Cuban intelligence service identify, assess and recruit people who occupied sensitive national security positions or who had the potential to move into such positions in the future.

The indictment asserts that in this role, Velazquez identified and befriended Ana Belen Montes, a fellow student at Johns Hopkins, in 1984. In addition to their Puerto Rican heritage, the two students reportedly shared a strong disdain for the Reagan administration's policy toward Nicaragua's Sandinista regime. Velazquez reportedly told Montes that she had friends (the Cubans) who could help Montes in her desire to help the Nicaraguan people.

During the early 1980s, a left-wing movement developed in many American universities. The movement opposed Reagan's Central American policies, such as opposition to the Sandinistas, support for the Contra rebels and support of the regimes in El Salvador and Guatemala. This movement was perhaps most readily seen in one of its larger and more active organizations, the Committee in Solidarity with the People of El Salvador. The movement radicalized some students who went on to work with Marxist groups in Latin America, such as Christine Lamont, who joined the Salvadoran Farabundo Marti National Liberation Front, and Lori Berenson, who moved to Peru to join the Tupac Amaru Revolutionary Movement. According to the FBI, the Cuban intelligence service also recruited students like Velazquez and Montes from within this movement.

The indictment alleges that in the fall of 1984, while Montes was working as a clerk at the Department of Justice, Velazquez took her to New York to meet a friend who Velazquez said could provide Montes an opportunity to help the Nicaraguan people. The friend was an intelligence officer assigned to the Cuban mission to the United Nations. The women again traveled to New York together in early 1985 and met the Cuban intelligence officer a second time. He arranged for the two women to secretly travel together to Cuba via Spain.

In March of 1985, Velazquez and Montes traveled to Madrid, Spain, where they were met by a Cuban intelligence officer, who provided them with false passports and other documents. They then used these documents to travel to Prague in what was then Czechoslovakia. Once in Prague they were met by another Cuban intelligence officer who provided them with yet another set of false documents, as well as new sets of clothing. The Cuban officer they met in Prague then traveled with the women to Havana.

Once in Havana, the women reportedly received training in espionage tradecraft subjects, such as operational security and secure communications, including receiving and encrypting high frequency radio transmissions. The women were also allegedly subjected to practice polygraph examinations and taught methods to deceive polygraph operators. 

Upon completion of their training, the women then returned to Madrid via Prague using their assumed identities. Once in Madrid they took tourist photographs of each other to support the story that they had been in Spain and then returned to Washington.

Upon returning to Washington, Montes applied for a job at the Defense Intelligence Agency using Velazquez as a character reference. She was hired by the Defense Intelligence Agency as an analyst in September 1985. Montes would excel at the agency and eventually became the Defense Intelligence Agency's most senior Cuba analyst. She served at that agency until the FBI arrested her in September 2001. Montes pleaded guilty to conspiracy to commit espionage charges in March 2002 and is currently serving a 25-year sentence.

Velazquez's trip to Havana with Montes occurred after she had been hired by the U.S. Department of Transportation in August 1984 and had been granted a Secret clearance in September 1984. In March 1989, Velazquez took a position as a legal adviser for Central America with the U.S. Agency for International Development. She was a regional legal adviser for the agency in Managua, Nicaragua, from 1990 to 1994, in Washington from 1994 to 1998 and in Guatemala City, Guatemala, from 2000 to 2002.

In June 2002, when it was announced that Montes had pleaded guilty and agreed to cooperate with the U.S. government, Velazquez resigned from her position at the U.S. Agency for International Development and moved to Sweden, where she remains.

Cuban Intelligence

The Velazquez case, when studied in conjunction with those of Montes and Walter and Gwendolyn Myers, provides a fascinating window into the scope and nature of Cuban intelligence efforts inside the United States. With Velazquez at the U.S. Agency for International Development, Montes at the Defense Intelligence Agency and Myers in the State Department's Bureau of Intelligence and Research, the Cubans had incredible coverage of the American government's foreign policy and intelligence community. Even after Montes was arrested and Velazquez fled to Sweden, Myers remained at the State Department until his retirement in 2007.

It is also quite interesting that all three of these cases are linked to the Johns Hopkins School of Advanced International Studies. Velazquez and Montes were students in the program in the early 1980s, and Myers taught there until 1977, after receiving a Ph.D. from the school in 1972. He returned to the school following his retirement in 2007 and worked as a professor of European Studies until his arrest in June 2009. The school is a high-profile institution that has a proven track record of placing graduates in the American foreign affairs and intelligence communities -- and of hiring former government personnel to serve as professors. Still, it is not the only program with such a profile, and the Cubans would almost certainly have recruited a promising agent from Georgetown's Walsh School, Harvard's Kennedy School or any other program if provided the opportunity. The fact that there were three high-profile Cuban agents who penetrated the U.S. government and who were all associated with the School of Advanced International Studies would seem to be an incredible coincidence. The FBI is probably still looking for potential agents who Myers could have spotted for recruitment when they studied there from 2007 to 2009.

When considering espionage cases, we often refer to an old Soviet KGB Cold War acronym -- MICE -- to explain the motivations of spies. MICE stands for money, ideology, compromise and ego. Traditionally, money has proved to be the top motivation for Americans arrested for espionage, but as seen in the Velazquez, Montes and Myers cases, the Cubans were very successful in recruiting American agents using ideology. Like the Montes and Myers complaints, there is no indication in the Velazquez complaint that she had ever sought or accepted money from the Cuban intelligence service for her espionage activities. While Velazquez and Montes were both of Puerto Rican descent, Myers' recruitment shows that Cuban intelligence officers did not just confine their recruitment activity to Hispanics.

In addition to the Cuban preference for ideologically motivated agents, this case also shows that the Cuban intelligence service is very patient and is willing to wait years for the agents it recruits to move into sensitive positions within the U.S. government rather than just focus on immediate results. It took several years for Velazquez to get a job with access to Top Secret information. Although it must be recognized that this is often the case with ideologically motivated agents who are commonly recruited while students. It is also clear that Cuban espionage efforts against the United States did not end with the Cold War and continue to this day.   

Perhaps the most disturbing revelation from the Velazquez case for American counterintelligence officials, though, is the fact that Velazquez was not caught due to some operational mistake or intelligence coup. The only reason she was discovered is because of Montes' arrest and confession, which uncovered her activities. This means that her espionage tradecraft was solid for the nearly 18 years that she worked as a Cuban agent within the U.S. government. Furthermore, the background investigations conducted for the security clearances she held with the Department of Transportation and the Agency for International Development did not pick up on her anti-American sentiments -- even the "full field" investigation that would have been conducted prior to her being granted a Top Secret clearance.  

It is not surprising that the background investigations failed to uncover Velazquez's espionage activities. Background investigations often are seen as mundane tasks, and thus are not given high priority -- especially when there are so many other "real" cases to investigate. Furthermore, these investigations are most often done by contract investigators whose bureaucratic bosses emphasize speed over substance, meaning important leads are often ignored because of a case deadline. In fact, contractors who do attempt to dig deep are sometimes accused of trying to milk the system in an effort to acquire more points (the basis upon which contract investigators are paid) by running additional leads and interviewing additional people.

Quite frankly, when it comes to background investigations, the prevalent attitude is to do the minimum work necessary to check off the prerequisite boxes and get the investigation over as quickly -- and as superficially -- as possible. Background investigations have become perfunctory bureaucratic processes that lack the ability to uncover the type of information required to catch a spy who does not want to be caught.  

Velazquez would not have been required to pass a polygraph at the U.S. Agency for International Development like Montes had to at the Defense Intelligence Agency. Nevertheless, the portion of the indictment that discussed the training in deceiving the polygraph that Velazquez and Montes received during their first trip to Cuba underscores the limitation of polygraph examinations -– they only work really well on honest people.

Finally, it is interesting to look at these Cuban cases in light of what they may tell us about the larger challenges facing U.S. counterintelligence officials. If a small, poor nation like Cuba can successfully recruit so many agents and place them in critical positions within the U.S. government for so long, what does this portend about the efforts and successes of larger or richer countries with aggressive intelligence agencies like China, Russia, Israel and India?


http://www.stratfor.com/sample/weekly/cuban-spy-network-us-government