martes, 26 de marzo de 2013

EE.UU. festeja a Yoani, pero no escucha su mensaje

EE.UU. festeja a Yoani, pero no escucha su mensaje
marzo 25, 2013
Por Saul Landau y Nelson P. Valdés (Progreso semanal)

HAVANA TIMES – Los norteamericanos tanto liberales como conservadores
han festejado a la bloguera cubana Yoani Sánchez. Ella se ha convertido
en la nueva heroína de la "resistencia al comunismo", una mundialmente
famosa alborotadora dentro de Cuba.

Yoani también adquirió un status semiprincipesco en Europa Occidental,
gracias a la amplia circulación por Internet de su blog Generación Y.
(Los cubanos de cierta época recibieron nombres que comienzan con Y).

Ella cuenta en sus columnas descripciones de la vida diaria en Cuba,
basándose en rumores no verificados, para hablar pestes del gobierno cubano.

Las columnas aparecen en el Huffington Post, El País, Die Zeit y otros
prestigiosos periódicos. En Cuba, pocos leen su blog; ni tampoco la
mayoría de los cubanos conocen su nombre. Muy pocos reconocerían su
rostro si la vieran.

La semana pasada, Yoani, después de visitar Brasil, Argentina y México,
hizo escala en Nueva York y Washington, D.C. Lo más importante sucedió
en la capital de la nación, incluyendo una reunión muy comentada con
miembros de ambas cámaras y personal de la Casa Blanca. Acababa de
presentar su caso a las legislaturas de Brasil y México, donde mencionó
importantes temas de las relaciones EE.UU.-Cuba, temas que repitió en
Washington.

"Mi posición es que el bloqueo debe terminar", dijo, "porque es una
actitud intervencionista en la que un país quiere cambiar la situación
interna de otro". Añadió que "no ha funcionado. Si la idea original fue
crear malestar popular para que el pueblo se echara a las calles y
cambiara al gobierno totalitario, no ha funcionado: incluso hasta como
método de presión ha fracasado. Debe terminar lo antes posible porque es
la razón que da el gobierno cubano para explicar su fracaso económico".

Yoani ya había patentado su oposición a la prohibición de EE.UU. a que
sus ciudadanos viajen a Cuba. "Si se eliminan las restricciones de
viajar a Cuba", escribió ella al representante Howard Berman el 19 de
noviembre de 2009, "los norteamericanos disfrutarían de un derecho que
se ha infringido en los últimos años –el de viajar libremente sin
castigo a cualquier latitud".

Cuando se le preguntó acerca de su posición sobre la base militar de
EE.UU. en Guantánamo, Yoani respondió: EE.UU. debe retirarse de la base,
"porque yo soy una 'civilista', una persona que respeta el sistema
legal, y no podría estar de acuerdo con la ocupación de un espacio, lo
cual muestra que el ocupante no respeta la ley". ¿Cuál ley y de quién?
No lo aclaró.

En Brasil respondió a una pregunta acerca de los Cinco de Cuba, miembros
del Ministerio del Interior que actualmente se encuentran encarcelados
en prisiones norteamericanas. EE.UU. debiera ponerlos en libertad debido
a "la cantidad de dinero que el gobierno de mi país está gastando en
esta campaña mundial con viajes en avión por todo el mundo. Ocupa
espacios en la prensa y derrocha horas en las escuelas hablando de estos
cinco prisioneros", explicó.

Ella trivializó sus explicaciones de los cambios de política deseados.
Al discutir el caso de los Cinco de Cuba, Yoani banalizó la naturaleza
de la tarea de los agentes. Cuba envió a agentes al sur de la Florida a
principios de la década de 1990 para ayudar a evitar los sabotajes.

Los agentes se infiltraron en grupos violentos del exilio cubano que
habían seleccionado lugares turísticos como objetivos. La inteligencia
cubana luego recirculó los datos de sus agentes al FBI, el cual en una
ocasión usó la información para incautarse de una lancha atracada en el
río Miami y llena de armas y explosivos con destino a Cuba.

En 1998, el FBI arrestó a los miembros de una red cubana de espionaje.
Fueron acusados de conspiración para cometer espionaje, pero no de
espionaje. Gerardo Hernández, el coordinador de la red, fue acusado de
conspiración para cometer asesinato sobre la falsa suposición de que
había suministrado a La Habana los planes de vuelo de aviones de
Hermanos al Rescate que invadieron el espacio aéreo cubano y fueron
derribados, causando la muerte de dos pilotos y dos copilotos.

El gobierno no poseía evidencia que demostraran sus acusaciones. Es más,
José Basulto, el líder del grupo Hermanos al Rescate, había anunciado
los planes de vuelo. Pero un jurado de Miami declaró culpable a Gerardo
y la jueza lo condenó a dos sentencias de cadena perpetua. Los otros
cuatro también recibieron largas condenas de prisión. Mientras Cuba
censuraba el falso presidio político de los Cinco, Yoani ofreció un
pretexto trillado para ponerlos en libertad.

La ironía de que en la aparición de Yoani en EE.UU. ella fuera coronada
por los medios norteamericanos y el Congreso como la Reina Virtual de
los Disidentes, es que ella ha planteado los mismos puntos que el
gobierno cubano ha reiterado durante décadas. Pero ni los funcionarios
gubernamentales ni la prensa lo reconocieron.

Los medios se enfocaron en las interrupciones ocasionales por parte de
izquierdistas airados, en vez de reportar el contenido de sus charlas.
Miembros del Congreso y de personal de la Casa Blanca festejaron la
visita de una persona importante y prestaron poca atención a la
coincidencia de sus posiciones y las del gobierno cubano.

Ninguna noticia principal reflejó la ironía de que la más famosa
disidente de Cuba planteara el caso que el gobierno cubano ha estado
presentando. Eliminen el embargo, liberen a los Cinco, permitan que los
norteamericanos viajen a Cuba, y retírense de Guantánamo. Los medios
tampoco mencionaron asuntos que Yoani ignoró.

Cuba le permitió viajar al extranjero y reunirse con los enemigos
jurados del régimen cubano. Ella tampoco reconoció las reformas que han
tenido lugar recientemente en Cuba, como los espacios políticos
concedidos a instituciones religiosas para que publiquen revistas y
otras publicaciones que son abiertamente críticas. Es más, los cubanos a
los que se les prohibía regresar de visita a Cuba ahora pueden hacerlo.

Los medios norteamericanos la han posicionado como la disidente
representativa de la era de la tecnología de la comunicación. Ella envía
su columna semanal de Internet desde hoteles cubanos, o por medio de
memorias flash desde la Sección de Intereses de EE.UU. y otras
embajadas. Cada columna es un ataque al gobierno cubano.

La princesa de la comunicación digital ha hecho su triunfante debut.
Pero en apariencia nadie con poder o en los medios principales ha estado
interesado en lo que ha dicho. Sin embargo, el gobierno cubano debiera
estar orgulloso de ella.

Ella ha usado lenguajes diferentes para plantear el caso gubernamental
al Congreso, la Casa Blanca y el público. Los ojos vieron, pero los
oídos estaban cerrados. ¿Habrá escuchado alguien que además de las
críticas al gobierno cubano , ella pidió a Washington que cambie su
política hacia Cuba?

Los filmes de Saul Landau Fidel y Por favor, que el verdadero terrorista
se ponga de pie, están disponibles en DVD por medio de
cinemalibrestudio.com. Nelson Valdés es Profesor Emérito de la
Universidad de Nuevo México.

http://www.havanatimes.org/sp/?p=82343

US celebrates Yoani, but not her message

US celebrates Yoani, but not her message
March 24, 2013
By Saul Landau and Nelson P. Valdés (Progreso Weekly)

HAVANA TIMES -Liberal and conservative Americans alike have celebrated
Cuban blogger Yoani Sánchez. She's become the new "resistance to
communism" heroine, a world-renowned troublemaker inside Cuba.

Yoani also acquired semi-princess status in Western Europe thanks to the
wide Internet circulation of her weekly Generation Y blog. (Cubans of a
certain era got names beginning with Y.)

She spins her columns, descriptions of daily life in Cuba, supported by
unverified rumors, to badmouth the Cuban government. They appear in the
Huffington Post, El País, Die Zeit and other prestigious journals.
Inside Cuba, few read her blog; nor would most Cubans have heard her
name. Very few would recognize her face if they saw her.

Last week, Yoani, after visiting Brazil, Argentina and Mexico, she
stopped in New York, Washington DC. Her highlights came in the nation's
capital, including a much-publicized talk with Members of both Houses
and White House staff. She had just come from presenting her case to the
legislatures of Brazil and Mexico where she made important points about
U.S.-Cuba relations, points she repeated in Washington.

"My position is that the blockade should end," she said, "because it's
an interventionist stance, in which one country wants to change the
internal situation of another." She added: "it hasn't worked. If the
original idea was to create popular unrest so the people would take to
the streets and change the totalitarian government, it has not worked;
even as a pressure method it failed. It should end as quickly as
possible because it's the reason given by the Cuban government to
explain its economic failure."

She had already registered her opposition to the U.S. travel ban on its
citizens traveling to Cuba. "If restrictions on coming to Cuba are
lifted," she wrote to Congressman Howard Berman on November 19, 2009,
"Americans would enjoy a right that has been infringed in recent years –
that of traveling freely to any latitude without penalty."

When asked about her position on the U.S. military base in Guantanamo,
Cuba, Yoani responded: the U.S. should withdraw from the base, because
"I am a 'civilist,' a person who respects the legal system, and I could
not agree with occupying a space, which shows the occupier doesn't
respect the law." Which law or whose law? She didn't clarify.

In Brazil, she answered a question on the Cuban 5, members of the
Ministry of Interior now in U.S. prisons. The U.S. should free them
because of "the amount of money my country's government is spending in
this world-wide campaign with plane trips around the world. Occupying
space in the press and the hours wasted in schools talking about these
five prisoners," she explained.

She trivialized her explanations of desired policy changes. In
discussing the Cuban Five, Yoani banalized the nature of the Cuban
agents' task. Cuba sent agents to south Florida in the early 1990s to
help prevent bombings. The agents infiltrated violent Cuban exile groups
who had targeted Havana tourist spots. Cuban Intelligence then
re-circulated their agents' data to the FBI, who on one occasion used
the information to seize a boat docked on the Miami River filled with
arms and explosives and destined for Cuba.

In 1998, the FBI arrested the Cuban spy ring members. They got charged
with conspiracy to commit espionage, but not with espionage. Gerardo
Hernandez, their coordinator, also got charged with conspiracy to commit
murder on the false assumption he had provided Havana with the flight
schedules of Brothers to the Rescue planes that invaded Cuban airspace
and got shot down killing two pilots and two co-pilots.

The government had no evidence to back up its charges. Indeed, Jose
Basulto, leader of the Brothers group, had announced the flight
schedules. But a Miami jury convicted Gerardo, and the judge sentenced
him to two consecutive life terms. The other four also received long
prison terms. As Cuba decried the five's false political imprisonment,
Yoani offered a trite pretext for freeing them.

The irony of Yoani's U.S. appearance, getting crowned by the U.S. media
and Congress as the virtual Queen of Dissidents, is that she made the
very points the Cuban government has reiterated for a decade plus. But
neither government officials nor the press corps acknowledged them. The
media focused on occasional interruptions of her speeches by angry
leftists instead of reporting the contents of her talks. Members of
Congress and the White House staff celebrated the visit of an important
person, paying scant attention to the coincidence of her policy points
and those of the Cuban government.

Not one mainstream story caught the irony of Cuba's leading dissident
stating the case the Cuban government has been presenting: End the
embargo, release the Five, allow Americans to travel to Cuba, and
withdraw from Guantanamo. The media also missed points Yoani did not
acknowledge. Cuba allowed her to travel abroad and meet with sworn
enemies of the Cuban regime.

She also failed to acknowledge reforms that have recently taken place in
Cuba like political spaces granted to religious institutions to publish
openly critical magazines and journals. Moreover, Cubans prohibited from
returning to visit Cuba can now do so.

The U.S. media has positioned her the dissident representative of
technology's age of communication. She sends her weekly Internet column
from Cuban hotels, or by flash drive from the U.S. Interests Section and
other embassies. She spins each column as an attack on the Cuban government.

The princess of digital communication made her triumphant debut. But
apparently no one in power or in mainstream media cared about what she
said. The Cuban government should, nevertheless, be proud of her. She
used different language to state their case, to Congress, the White
House and the public. Alas, eyes saw, but ears closed. Did anyone hear
that besides the critiques of the Cuban government she asked Washington
to change its Cuba policy?

Saul Landau's FIDEL and WILL THE REAL TERRORIST PLEASE STAND UP are
available on DVD from cinemalibrestudio.com. Nelson Valdes is Professor
Emeritus at the University of New Mexico.

http://www.havanatimes.org/?p=90097

martes, 19 de marzo de 2013

Los cinco espías y los tres soldados

Los cinco espías y los tres soldados
Jueves, 14 de Marzo de 2013 17:57
Julio Antonio Aleaga Pesant

Cuba actualidad, El Vedado, La Habana, (PD) En consonancia con el Día
Internacional de la Mujer, la Directora Josefina Vidal, en la práctica
vocero de la cancillería, retomó el tema de los espías de la dictadura
presos en los Estados Unidos.

En una búsqueda dramática por mantener el tema en los medios de
comunicación, aludió el tema de René Gonzales, para que por supuesto,
esto fuera contestado de inmediato por el Departamento de Estado.

Digo correctamente, "los espías de la dictadura presos en...", pues los
cinco miembros de la red avispa que cumplen sanción en el país vecino,
no son representantes del pueblo cubano, así como los fanáticos de Al
Qaeda, no son los representantes de los musulmanes, aunque profesen esa
religión. Gerardo Hernández, René Gonzales, Antonio Guerrero, Fernando
González y Ramón Labañino, no espiaron a favor del pueblo cubano, sino
de la dictadura que lo oprime.

Por tanto, aunque algunos de ellos sean cubanos de nacimiento y otros
por nacionalidad, eran informantes del poder que sojuzga a la nación y
en cumplimiento de sus órdenes decidieron "inmolarse" en las "cómodas"
cárceles norteamericanas, (en comparación con las cubanas) en vez de
buscar la solución política negociada.

Yoani Sánchez, recientemente abordó el tema durante su estancia en
Brasil, y aunque la ironía utilizada no fue entendida por factores de
ambas orillas ideológicas, puso el dedo sobre una parte de la llaga. Los
ingentes gastos en tiempo, energía y recursos que el gobierno militar
invierte desde hace doce años, en su lucha por la supuesta liberación de
los espías presos.

En un país donde la contabilidad es "frase obscena", es imposible
evaluar los gastos que conlleva la "campaña por la liberación de los
cinco". No por su liberación en sí, un caso resuelto si ellos y su
gobierno totalitario en acto de buena voluntad, hubieran cooperado con
las autoridades norteamericanas. Sino con la intención de mantener el
diferendo y la tensión entre los dos gobiernos como parte de la creación
y mantenimiento del enemigo exterior.

Aprendiendo de esas actitudes, el gobierno boliviano hizo ingresar
ilegalmente en territorio chileno a tres militares que supuestamente
perseguían a ladrones. Llama la atención que de los tres uniformados,
solo uno portara armas.

Los tres soldados bolivianos, Alex Choque (20), Augusto Cárdenas (19) y
José Fernández (18) fueron detenidos por las autoridades chilenas y un
mes después fueron devueltos a su país en un gesto político del gobierno
chileno que desde el principio afirmó. "Desde el momento de su detención
les fueron dados a conocer todos sus derechos tanto las autoridades
bolivianas como la defensa de los ciudadanos bolivianos han tenido pleno
acceso a ellos. Los militares han sido tratados con el decoro y la
dignidad que corresponde". "Los tres conscriptos bolivianos detenidos en
Chile lo fueron por ingresar ilegalmente en territorio nacional,
portando armamento de guerra. No lo fueron no por ser bolivianos no por
ser militares".

De regreso a Bolivia luego de liberados, los soldados fueron llevados a
la capital del país para ser ascendidos al grado inmediato superior
(Cabo) y recibieron del presidente Evo Morales las condecoraciones
Mariscal Andrés de Santa Cruz y Prócer de la libertad José Miguel Lanza
en un apoteósico acto público según reseñan las agencias internacionales.

Como a los cinco torpes espías del gobierno militar elevados al nivel de
Héroes de la República de Cuba, el gobierno boliviano sobrevalora la
actuación de sus militares, no su valor personal e inteligencia. La
intención es aumentar las tensiones con el país vecino y para ello se
sirve del estimulo desmedido a los jóvenes soldados.

¿En institución tan jerárquica y de castas como el ejército boliviano,
cuantos jóvenes soldados u oficiales estarían dispuestos a violar el
territorio chileno para obtener una medalla o un ascenso acelerado?
¿Debiera el gobierno boliviano concentrarse en acciones diplomáticas y
políticas para mejorar sus relaciones con su vecino y obtener su ansiada
salida al mar? En vez de provocar constantemente a su vecino.

¿Esa es la "pax latinoamericana", promovida por el populismo de
izquierda latinoamericano y del que habló Raúl Castro Ruz en el discurso
de asunción como Presidente pro tempore de la Comunidad de Estados
latinoamericanos y Caribeños (CELAC)? La de la provocación, la inmadurez
y la injerencia en las decisiones de otros estados.

El caso de los tres soldados bolivianos detenidos en Chile el pasado 25
de enero, y la posterior actitud del gobierno boliviano, tiene
demasiadas referencias al tema de los cinco espías del gobierno cubano
presos en los Estados Unidos.

Para Cuba actualidad: aleagapesant@yahoo.es

http://primaveradigital.org/primavera/internacional/52-mundo/6802-los-cinco-espias-y-los-tres-soldados.html

jueves, 7 de marzo de 2013

Yoani Sánchez dice que nunca pidió la liberación de los cinco espías

Yoani Sánchez dice que nunca pidió la liberación de los cinco espías
Publicado el Miércoles, 20 Febrero 2013 22:44
Por Wilfredo Cancio Isla

En medio de una avalancha de críticas en las redes sociales y medios de
comunicación, la bloguera Yoani Sánchez puntualizó que nunca solicitó la
liberación de los cinco espías cubanos que cumplen prisión en Estados
Unidos, porque no los considera inocentes.

En varios mensajes de su cuenta de Twitter y en un comentario en su blog
Generación Y, Sánchez aclaró el sentido de sus declaraciones de este
miércoles ante la Cámara de Diputados de Brasil para responder la
pregunta de un legislador sobre el tema.

"Para mi sorpresa hoy he visto varios titulares en prensa cubana del
exilio diciendo que yo pedía la liberación de los 5 espías", escribió.
"Evidentemente no se captó la ironía tremenda de mi frase, así que
aclaro en próximos tweets mi posición".

La alusión se dirigía al diario miamense El Nuevo Herald, publicaciones
digitales y blogs que afirmaron que ella había pedido liberar a los
cinco agentes cubanos, condenados en el 2001. Las emisoras de televisión
en español de Miami lanzaron también al aire la versión de su supuesto
apoyo a los espías, con duras reacciones a sus palabras por parte de
figuras del exilio anticastrista.

Incluso el periodista Max Lesnik, abanderado de la liberación de los
espías en Miami, interpretó las declaraciones de Sánchez como "un
reconocimiento de la oposición de que el pueblo cubano quiere la
liberación de los Cinco", según dijo a Univisión-Canal 23.

No son inocentes

A la vez, Sánchez colgó de su blog el siguiente comentario aclaratorio,
poco después de arribar a Sao Paulo procedente de Brasilia:

En ningún momento pedí en Brasil la liberación de esos "cinco miembros
de Ministerio del Interior". Utilicé la ironía para decir que si los
liberaban ahora mismo el país se ahorraría todos los millones que se
gasta en su campaña que ya dura quince años. De ahí a "pedir la
liberación" va un trecho enorme. Si la ironía no funcionó bien, si el
nerviosismo o las palabras usadas no dejaron claro el mensaje, ruego me
disculpen. Mi posición sigue siendo que no son inocentes. Abrazos desde
Sao Paulo.

Sánchez reiteró en otro mensaje: "No creo que sean inocentes y por otro
lado estoy en contra de los enormes recursos que el Estado cubano
utiliza en esa campaña".

La bloguera asistirá este jueves al lanzamiento de su libro Cuba con
cariño, editado en Brasil. Luego viajará a Argentina y España.

Sánchez, de 37 años, realizará una gira de 80 días por 12 países antes
de retornar a La Habana, a comienzos de mayo.

http://cafefuerte.com/cuba/noticias-de-cuba/politica/2599-yoani-sanchez-dice-que-nunca-pidio-la-liberacion-de-los-espias

miércoles, 6 de marzo de 2013

EE UU: Visitas consulares a espía se denegaron por 'reciprocidad'

Política

EE UU: Visitas consulares a espía se denegaron por 'reciprocidad'
Agencias | Washington | 1 Mar 2013 - 1:12 am. | 5

Mientras tanto, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos
Humanos recibió en Ginebra a las esposas de René González y Gerardo
Hernández.

EE UU admitió que ha denegado visitas consulares al espía René González,
que permanece bajo libertad vigilada, debido a "restricciones de viaje
recíprocas" que impiden a funcionarios cubanos que están en Washington
volar a Florida para verlo, reportó EFE.

La Habana denunció que el Departamento de Estado ha denegado desde
septiembre de 2012 todas las solicitudes de su Sección de Intereses en
Washington para que los diplomáticos visiten a González.

En un comunicado enviado a EFE, el Departamento de Estado recordó que
"tanto la Sección de Intereses estadounidense en La Habana como la
cubana en Washington están sujetas a restricciones de viaje recíprocas".

"Los cubanos no nos dejan viajar fuera de La Habana sin autorización
previa, por lo que respondemos con la misma restricción aquí", dijo a
EFE una fuente diplomática estadounidense que pidió el anonimato.

"El problema es que la Sección de Intereses (cubana) no puede viajar
fuera de Washington, y González esta en Florida", añadió. "Si nos dejan
viajar a nosotros fuera de La Habana, podrán viajar sus funcionarios a
verle".

Según el comunicado del Departamento de Estado, González puede viajar a
Washington para reunirse con los funcionarios cubanos si los
responsables de su libertad vigilada le dejan viajar, y "en los últimos
meses" ha hecho uso de esa opción al trasladarse a la capital
estadounidense con ese objetivo, en al menos una ocasión.

"También ha viajado a Cuba para visitar a su familia, con permiso del
tribunal" que lleva su caso, añadió.

El Gobierno estadounidense recordó además que las provisiones de acceso
consular, incluidas en la Convención de Viena sobre relaciones
diplomáticas, "no se aplican a los individuos que poseen la ciudadanía
del país en el que residen, incluso cuando también son ciudadanos de un
país extranjero".

"René González es un ciudadano estadounidense", indicó el comunicado,
que recordó que mientras estuvo en prisión, se permitió "regularmente
que los funcionarios cubanos le visitaran como cortesía" del Gobierno
estadounidense.

Las esposas de los espías, en Ginebra

Mientras tanto, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos
Humanos, Navi Pillay, recibió en Ginebra a Olga Salanueva y Adriana
Pérez O'connor, esposas de René González y Gerardo Hernández.

Pillay expresó su apoyo a las gestiones que realizan los familiares de
los cinco espías cubanos para recibir el permiso de Estados Unidos de
viajar y visitar a los encarcelados.

Las esposas de González y Hernández pidieron a Pillay que "interceda de
manera directa a favor de una solución definitiva para el caso de los
cinco", según informaron fuentes diplomáticas.

Olga Salanueva denunció que el régimen de libertad supervisada al que
está sometido su marido es "un absurdo legal que no cumple objetivo
alguno" y le impide innecesariamente regresar a casa.

Adriana Pérez O'connor instó a la administración estadounidense a tener
un gesto humanitario hacia su marido y los otros presos.

"Creo que su petición de un visado para entrar en Estados Unidos para
visitar a su marido es legítima y que debería ser concedida. Mi
solidaridad está, desde luego, con las familias a las que se niega este
tipo de acceso. El derecho de viajar debería ser respetado en todas
partes, por todos los Gobiernos", señaló Pillay.

Adriana Pérez O'connor tiene prohibida la entrada en Estados Unidos
porque formaba parte de la Red Avispa.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1362096729_388.html