miércoles, 19 de diciembre de 2012

Las ilustres familias de los espías

Las ilustres familias de los espías
Miércoles, Diciembre 19, 2012 | Por Aleaga Pesant

LA HABANA, Cuba, diciembre, www.cubanet.org -Las familias de los cinco
espías de la dictadura, presos en Estados Unidos desde 1998, son
presentadas a los niños cubanos entre las cinco más ilustres de la
nación. Lo anterior se lee en la libreta de clases de un alumno de
quinto grado de primaria, y prueba la intensa ideologización a la que es
sometida la infancia cubana, ante lo cual, organismos de Naciones Unidas
encargados del tema (UNICEF y UNESCO) hacen la vista gorda.

En la libreta de la asignatura Cívica, de un niño de quinto grado,
estudiante de la Escuela Primaria Chiqui Hernández, las mencionadas
familias aparecen entre las más distinguidas de la historia del país,
junto a otras cuatro, la de los hermanos Saiz Montes de Oca, País
García, Maceo Grajales, y Martí Pérez.

La escuela Chiqui Hernández se encuentra en el municipio Plaza de la
Revolución, en la capital del país, frente al Instituto Superior de
Relaciones Internacionales, y la nota fue tomada durante la segunda
semana de diciembre, previa a la evaluación de fin de año, que enfrentan
los educandos antes de las vacaciones de invierno.

El de "Los cinco héroes" es un calificativo eufemístico, convertido en
campaña permanente de comunicación gubernamental. Describe a cinco
agentes miembros de una red de espías (Avispa), convictos, confesos y
presos en los Estados Unidos desde 1998. Por su actividad de espionaje
fueron condenados a largas penas de prisión.

Entre tales condenas está la de dos cadenas perpetuas contra uno de
ellos, Gerardo Hernández, por conspiración para asesinar, en el caso del
derribo, en aguas internacionales, de dos avionetas civiles de la
organización humanitaria Hermanos al Rescate, que ocasionó la muerte de
cuatro civiles.

En la lista de familias ilustres, además de la del poeta y político José
Martí Pérez, y la del político y militar Antonio Maceo Grajales,
considerados padres fundadores de la nación cubana, aparecen familias de
terroristas como los Hermanos País García (Frank y Josué), y la Saiz
Montes de Oca (Sergio y Luis), ambos miembros del movimiento extremista
26 de julio, y muertos de manera violenta durante la guerra civil de la
década del cincuenta, del siglo XX, que instauró en el poder a la actual
dictadura de la familia Castro.

Es de notar que en el listado de familias ilustres cubanas que se enseña
a los niños en las escuelas públicas, no aparezcan las de artistas como
García Caturla, o la Romeu, con importante influencia en la música
cubana, desde el siglo XIX y hasta estos días. Se desechan igualmente
las familias de reconocidos científicos como Finlay Barres, descubridor
del mosquito Aedes Aegypti como trasmisor de enfermedades, y por el
cual, el 3 de diciembre es el día hemisférico de la medicina.

Olvida la lista de linajes insulares hecha por la Ministro de Educación,
Ena Elsa Velázquez, la de eclesiásticos como Varela y Morales, que forjó
la personalidad del Padre Varela, reconocido forjador de la nación
cubana. O la del intelectual Bachiller y Morales, que dio luz al Padre
de la Bibliografía Cubana, Antonio Bachiller, y hasta las de destacados
comunistas como los nacidos en la cuna de la familia Marinello
Vidaurreta (Juan y Zoilo).

Asimismo, deja de lado las estirpes de destacados empresarios como los
Blanco Herrera o los Bacardí Cape, estos últimos sobresalientes
promotores culturales y políticos, que dejaron en la ciudad de Santiago
de Cuba tanto el museo que lleva su nombre, Bacardí, como la más
importante biblioteca pública de la ciudad (Elvira Cape).

De cara al Día Nacional del Maestro, el próximo 22 de diciembre, el plan
de enseñanza de la asignatura Cívica también podría recordar a la
familia de los Varona Pera, que dio hogar al gran pedagogo Enrique José
Varona, padre del positivismo insular, y dejar de concentrarse en
políticos, militares, terroristas y espías.

aleagapesant@yahoo.es

http://www.cubanet.org/articulos/las-ilustres-familias-de-los-espias/

jueves, 6 de diciembre de 2012

El Departamento de Estado responde al MINREX sobre Gross

El Departamento de Estado responde al MINREX sobre Gross

El vocero William Ostick descartó un posible canje de Gross por los
cinco espías castristas
Martinoticias.com
diciembre 05, 2012

El vocero del Departamento de Estado, William Ostick, dijo a periodistas
el miércoles en Washington que no hay nada nuevo en las declaraciones de
Josefina Vidal, directora de América del Norte del ministerio de
Relaciones Exteriores de Cuba, según reportó el corresponsal de Radio
Martí, Luis Alberto Muñoz.

Vidal acusó a Estados Unidos de mentir sobre las condiciones de salud y
el confinamiento del subcontratista en la isla.

El portavoz del Departamento de Estado indicó que Washington mantiene su
posición de que Gross debe ser visto por un médico independiente, que
sea de la elección de la familia del encarcelado, para conocer cuál es
su situación real de salud.

La directora de América del Norte del MINREX cubano dijo también este
miércoles en La Habana que es poco realista esperar que Cuba libere a
Gross "unilateralmente".

En respuesta, el vocero estadounidense descartó nuevamente un posible
canje de Gross por los cinco espías castristas condenados en Estados Unidos.

En este sentido, Ostick señaló que "es el mismo cuento de siempre", e
hizo hincapié en que esos cinco cubanos fueron "procesados judicialmente
en Estados Unidos por delitos serios".

http://www.martinoticias.com/content/gross-minrex-cuba-espias-/17277.html

domingo, 2 de diciembre de 2012

Cuba pushes swap: its spies jailed in US for American contractor held in Havana

Cuba pushes swap: its spies jailed in US for American contractor held in
Havana

In what could be the setting for a gripping thriller, Cuba and the U.S.
are reportedly locked in a standoff this weekend, with the fate of an
American contractor hanging in the balance. NBC's Michael Isikoff reports.
By Michael Isikoff
NBC News

It seems straight out of a Cold War spy movie. A group of Cuban
undercover agents sneak into the U.S. and set up a secret pro-Castro
network in south Florida — receiving instructions in code through late
night radio transmissions from handlers in Havana. But the FBI gets
wind, tails the agents, intercepts their messages and busts them,
sending the agents off to federal prison, their ringleader for life.

Today, the story of those spies -- called La Red Avispa, or the Wasp
Network — rolled up by the feds 14 years ago is barely known in the
United States. But its members, now known as the Cuban Five, are
national heroes in Cuba – the subjects of mass demonstrations, their
pictures on billboards and posters – and their petitions for freedom
are championed around the world by Nobel Prize winners, celebrities like
Danny Glover, even former President Jimmy Carter.

And they may now prove key to the tense impasse between Havana and
Washington over the fate of jailed American contractor Alan Gross,
arrested three years ago Monday for distributing sophisticated satellite
equipment to Cuba's tiny Jewish community and later sentenced to 15
years in prison for "acts against the independence and/or territorial
integrity of the state." (Gross says he was only bringing Internet
access to Cuba.)

While the U.S. is demanding that Cuba release Gross, who visitors say is
angry and frail, having lost 110 pounds in prison, Cuban officials say
they are willing to do so only if President Barack Obama will release
the Cuban agents.

"I understand what Mr. Gross is going through," Gerardo Hernandez, 47,
the Cuban Five ringleader, said in an exclusive interview with NBC News
in October at his current home --a federal prison outside Victorville,
Calif. "I understand his sufferings and that of his family. … If an
agreement can be reached, to stop the sufferings of six families, then I
welcome it."

The idea of a swap—the release of Gross for Hernandez and his
confederates among the Cuban Five — faces legal and political hurdles.

An Obama administration official told NBC News that the "imprisonment of
Alan Gross, an international development worker, is not comparable in
any way to that of the five Cuban agents," noting that the Cubans were
afforded their "due process rights" and convicted of serious crimes.

Members of Congress have denounced Cuba for holding Gross "hostage" to
the release of the Cuban Five. "The Castro regime has no regard for
human rights or international law," said Democratic Sen. Robert Menendez
of New Jersey, a senior member of the Senate Foreign Relations Committee
and frequent critic of the Castro regime. "The Cuba Five should serve
their sentences for spying."

And Hernandez, who sports a trim goatee and displays a hearty laugh
despite 14 years in prison, might not make the ideal candidate for a
pardon or commutation from Obama — a precondition for a swap to take
place. Asked if he regretted any of his actions, he smiled and said, "I
regret that I got caught." In a follow up phone interview, Hernandez
readily acknowledged that "we violated some U.S. laws" — mainly failing
to register as foreign agents with the U.S. Justice Department. "We came
here with fake passports. Fake identities." But, he added, "We act out
of necessity.,"

As Hernandez and Cuban officials tell it, the Cuban Five was not sent to
spy on the U.S. government. In fact, the members weren't accused of
stealing any U.S. secrets (although they were convicted of conducting
surveillance of U.S. military bases.) Instead, the mission of the Wasp
Network, they say, was to infiltrate anti-Castro exile groups in South
Florida who Havana suspected of plotting terrorist attacks inside Cuba.
Among those attacks: the notorious bombing of Cubana Flight 455 over the
Caribbean in 1976, killing 73 passengers (including teenage members of a
Cuban national fencing team) as well as a string of hotel bombings in
Havana in 1997 that killed an Italian businessman and were believed to
have been aimed at disrupting Cuba's nascent tourist industry.

"Cuba doesn't have drones to neutralize the terrorists abroad," said
Hernandez. "They need to send people to gather information and protect
the Cuban people from these terrorist actions. … I think it's the same
feeling that Americans have that defend their country and love their
country when they go to infiltrate al-Qaida and send information here to
avoid the terrorist acts. And the U.S. has to understand that Cuba has
been involved in the war against terrorism for 50 years."

While admitting his role in spying on anti-Castro exiles —"I would do it
again," he said -- Hernandez adamantly denies the most serious charge
against him: conspiracy to commit murder. His conviction on that count,
which has earned him a life sentence, was based on his alleged
complicity in the February 1996 shoot-down by a Cuban fighter jet of two
Cessna planes flown by members of the Cuban exile group Brothers to the
Rescue, killing four men.

The anti-Castro group had provoked Cuba by dropping anti-government
leaflets over Havana. At the trial of the Cuban Five, prosecutors
introduced messages between Hernandez and his controllers in Havana
suggesting he had prior knowledge of the shoot-down. But Hernandez
insists that prosecutors misinterpreted the messages and he knew nothing
that wasn't already public.

"No, sir, absolutely not," Hernandez replied when asked if he knew in
advance about the incident. "All I knew was what everybody knew: that
Brothers to the Rescue through the years has violated many times Cuban
air space, that there have been 16 diplomatic notes from Cuba
complaining over that situation."

Ricardo Alarcon, president of Cuba's National Assembly (the Parliament)
and a longtime Castro confidante, said this week in Havana that "the
Cuban government publicly, front page in our papers, months before that
incident had warned that we are not going to allow any more intrusions
into our air space. … The order, the decision (to shoot down the planes)
came from the highest level. Fidel Castro himself had said that
publicly, that he was responsible for that decision."

U.S. Appeals Court Judge Phyllis Kravitch of Atlanta concluded in 2008
that prosecutors never proved their case tying Hernandez to a plot to
shoot down the planes, but she was outvoted two to one and his
conviction on the murder conspiracy charge was upheld. Now Hernandez and
his lawyers are appealing on another ground: that hundreds of thousands
of dollars in secret U.S. government payments to anti-Castro
journalists in Miami -- newly discovered through Freedom of Information
Act requests —inflamed the Miami community against the Cuban Five and
made it impossible for them for them to get a fair trial. The payments
were mostly made for appearances on Radio Marti, a TV and radio
operation funded by the Broadcasting Board of Governors, an independent
agency that oversees international broadcasting sponsored by the U.S.
government.

In court papers, lawyers for the Cuban Five have cited articles by some
of the journalists, including one that denounced the "genocidal
character" of Castro's regime and another that speculated that the real
purpose of the Wasp Network was to introduce "chemical or
bacteriological weapons" into south Florida. "This information was
spread throughout the Miami area and helped inflame the community
against these guys," said Martin Garbus, Hernandez' lawyer. "It was
total madness. … When the case was brought, the anti-Castro feeling in
the Miami area was at a fevered pitch."

U.S. prosecutors dismiss as "implausible" and "unfounded" the idea that
the Radio Marti payments were part of a U.S. government effort to
influence the jury in the Cuban Five case.

"The jury (in the case) was carefully selected, following a searching
voir dire (jury selection process) that the appellate court deemed a
high model for a high-profile case, and that the trial comported with
the highest standards for fairness and professionalism," wrote Caroline
Heck Miller, an assistant U.S. attorney in Miami, in a court filing in
July asking a judge to reject Hernandez' motion for a hearing into the
payments to the journalists. She also noted, as federal prosecutors have
repeatedly done when the issue has come up, that "no Cuban-Americans –
the audience (Hernandez) hypothesizes as the target of the government
campaign he imagines—served on the jury."
Advertise | AdChoices

Unless Hernandez can somehow persuade a court to reopen his case – or
barring a prisoner swap with Gross -- he would seem to have few options.

Rene Gonzalez, another member of the Cuban Five who was not convicted of
the conspiracy-to-commit-murder charge, was released from federal prison
on probation late last year, but has not yet been allowed to return home
to Cuba to live.

The Cubans are doing their best to ratchet up the pressure. Just as Judy
Gross has launched a public relations campaign in the United States to
free her husband, appearing at a National Press Club press conference on
Friday, this week the Cubans made Hernandez wife, Adriana, available for
an interview with NBC News. A chemist in the food industry in Havana,
she wept as she described the pain of separation from her husband – and
how it has left her unable to bear children. "Every detail, every single
moment reminds me of him," she said. "I believe there are many people in
the U.S. and the American people as a whole, who could convey to
President Obama that there is a woman here suffering."

Hernandez, too, says missing his wife is the hardest part of his life in
prison. And he has few illusions about his prospects of being freed.
"The only thing I know for sure with me is that I have two life
sentences and live with that every day," he said. "And to keep your
sanity and your mind, you have to be realistic. But I would be dishonest
to say that I don't have hope. "

Michael Isikoff is NBC News' national investigative correspondent; NBC
News Producer Mary Murray also contributed to this report.

http://openchannel.nbcnews.com/_news/2012/12/01/15602211-cuba-pushes-swap-its-spies-jailed-in-us-for-american-contractor-held-in-havana?lite

sábado, 1 de diciembre de 2012

Washington: El caso de Gross 'no es comparable de ninguna forma' con el de los cinco espías

Política

Washington: El caso de Gross 'no es comparable de ninguna forma' con el
de los cinco espías
Agencias
Washington 01-12-2012 - 12:08 pm.

El caso del contratista estadounidense Alan Gross, quien cumple en Cuba
15 años de cárcel "no es comparable de ninguna forma" con el de los
cinco agentes cubanos condenados en Estados Unidos por espionaje,
dijeron este viernes fuentes oficiales estadounidenses, reporta EFE.

William Ostick, un portavoz del Departamento de Estado, dijo que el caso
de Gross sigue siendo "una alta prioridad" para el Gobierno de Estados
Unidos y rechazó las comparaciones entre él y los cinco espías, ante las
propuestas surgidas para canjearlos.

"El encarcelamiento de Alan Gross, un trabajador en el área de
desarrollo internacional, no es comparable de ninguna forma con el de
los cinco agentes cubanos. Cuatro de los denominado cinco purgan
sentencias carcelarias por cometer delitos en Estados Unidos como parte
de una unidad de inteligencia cubana", dijo.

La esposa de Gross, Judy, y el nuevo abogado de éste, Jared Genser,
instaron este viernes en una rueda de prensa al presidente Barack Obama
a que dé más prioridad al caso para lograr su excarcelación.

Ostick subrayó al respecto que el Gobierno ha "dejado claro a la familia
del señor Gross que lograr su libertad seguirá siendo una alta prioridad
para Estados Unidos".

"Durante este período, funcionarios del Gobierno en todos los niveles se
han asegurado de que el Gobierno cubano y los gobiernos de todo el mundo
sepan de la urgente necesidad de que el señor Gross sea puesto en
libertad para que pueda regresar con su familia", señaló.

El portavoz no se pronunció sobre la solicitud de Judy Gross de que
Estados Unidos designe a un nuevo enviado especial para que interceda
ante las autoridades cubanas, después de que fracasaran los esfuerzos
realizados en 2011 por el expresidente Jimmy Carter y el exgobernador de
Nuevo México Bill Richardson.

Los cinco agentes fueron condenados en 2001 por cometer delitos en
Estados Unidos como parte de la red Avispa, desmantelada en 1998, y por
conspirar para cometer fraude y actuar como agentes extranjeros sin
notificar al Gobierno de Estados Unidos, recordó Ostick.

"Los cinco recibieron y ejercieron el debido proceso que extendemos a
todos los acusados en nuestro sistema judicial independiente", argumentó
el portavoz.

René González, uno de los espías fue excarcelado en octubre de 2011 tras
cumplir una condena de 13 años por espionaje, pero no podrá regresar a
Cuba hasta que cumpla tres años de libertad supervisada en Estados
Unidos, lo que el Gobierno cubano considera una "injusticia".

Gerardo Hernández, Ramón Labaniño, Fernando González y Antonio Guerrero,
que completan el grupo, admitieron que eran agentes del Gobierno cubano,
pero afirmaron que no espiaban al de Estados Unidos, sino a "grupos
terroristas de exiliados que conspiran" contra el régimen cubano.

La familia Gross ha aumentado las presiones públicas para lograr la
liberación del subcontratista estadounidense, en paralelo a los
esfuerzos que realizan entre bambalinas por la vía diplomática.

Alan Gross, de 63 años, fue condenado a 15 años de cárcel bajo la
acusación de atentar contra la seguridad del Estado, después de haber
sido detenido mientras trabajaba como subcontratista de la Agencia de
Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, a la cual La Habana
acusa de fomentar la subversión en la Isla.

http://www.diariodecuba.com/cuba/14263-washington-el-caso-de-gross-no-es-comparable-de-ninguna-forma-con-el-de-los-cinco-espias

Estados Unidos asegura que el caso de Gross "no es comparable" con "los cinco"

Alan Gross, Relaciones Cuba-EEUU

Estados Unidos asegura que el caso de Gross "no es comparable" con "los
cinco"

William Ostick, un portavoz del Departamento de Estado, subrayó que el
caso de Gross sigue siendo "una alta prioridad" para el Gobierno de EEUU
y rechazó las comparaciones entre él y los espías cubanos

Agencias, Washington DC | 30/11/2012 11:06 pm

El caso del contratista estadounidense Alan Gross, condenado en Cuba por
atentar contra la seguridad estatal, "no es comparable de ninguna forma"
con los de cinco agentes cubanos condenados en Estados Unidos por
espionaje, dijeron hoy fuentes oficiales estadounidenses, reportó la
agencia Efe.

William Ostick, un portavoz del Departamento de Estado, subrayó que el
caso de Gross sigue siendo "una alta prioridad" para el Gobierno de EEUU
y rechazó las comparaciones entre él y "Los Cinco", como son conocidos
los cubanos, ante las propuestas surgida para canjearlos.

"El encarcelamiento de Alan Gross, un trabajador en el área de
desarrollo internacional, no es comparable de ninguna forma con el de
los cinco agentes cubanos. Cuatro de los denominados cinco purgan
sentencias carcelarias por cometer delitos en EEUU como parte de una
unidad de inteligencia cubana", dijo.

La esposa de Gross, Judy, y el nuevo abogado de este, Jared Genser,
instaron este viernes en una rueda de prensa al presidente Barack Obama
a que dé más prioridad al caso para lograr su excarcelación.

Ostick subrayó al respecto que el Gobierno ha "dejado en claro a la
familia del señor Gross que lograr su libertad seguirá siendo una alta
prioridad para EEUU".

"Durante este período, funcionarios del Gobierno en todos los niveles se
han asegurado de que el Gobierno cubano y los gobiernos de todo el mundo
sepan de la urgente necesidad de que el señor Gross sea puesto en
libertad para que pueda regresar con su familia", señaló.

El portavoz no se pronunció sobre la solicitud de Judy Gross de que EEUU
designe a un nuevo enviado especial para que interceda ante las
autoridades cubanas, después de que fracasaran los esfuerzos realizados
en 2011 por el expresidente Jimmy Carter y el exgobernador de Nuevo
México y exembajador de EEUU ante Naciones Unidas Bill Richardson.

Los cinco agentes fueron condenados en 2001 por cometer delitos en EEUU
como parte de la red "Avispa", desmantelada en 1998, y por conspirar
para cometer fraude y actuar como agentes extranjeros sin notificar al
Gobierno de EEUU, recordó Ostick.

"Los cinco recibieron y ejercieron el debido proceso que extendemos a
todos los acusados en nuestro sistema judicial independiente", argumentó
el portavoz.

René González, uno de "Los Cinco", fue excarcelado en octubre de 2011
tras cumplir una condena de 13 años por espionaje, pero no podrá
regresar a Cuba hasta que cumpla tres años de libertad supervisada en
Estados Unidos, lo que el gobierno cubano considera una "injusticia".

Gerardo Hernández, Ramón Labaniño, Fernando González y Antonio Guerrero,
que completan el grupo de "Los Cinco", admitieron que eran agentes del
régimen cubano, pero afirmaron que no espiaban al Gobierno de EEUU, sino
a "grupos terroristas de exiliados que conspiran" contra el régimen de Cuba.

La familia Gross ha aumentado las presiones públicas para lograr la
liberación del subcontratista estadounidense, en paralelo a los
esfuerzos que realizan entre bambalinas por la vía diplomática.

Alan Gross, de 63 años, fue condenado a 15 años de cárcel en Cuba por
atentar contra la seguridad del Estado, después de haber sido detenido
mientras trabajaba en un proyecto del Gobierno de Estados Unidos pensado
para incrementar el acceso a internet de la comunidad judía en la Isla.

http://www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/estados-unidos-asegura-que-el-caso-de-gross-no-es-comparable-con-los-cinco-281905

lunes, 5 de noviembre de 2012

Patética

Publicado el lunes, 11.05.12

Patética
Alejandro Ríos

Qué aburrida y predecible es la sociedad totalitaria. Hasta el otro día
los más prestigiosos, y hasta los menos, intelectuales y creadores
cubanos debían pedir permiso para aceptar una invitación que se les
cursara desde otro país.

Muchos sufrieron las más viles humillaciones en ese departamento. Las
llamadas cartas blancas eran entregadas previa consulta con miembros de
la policía política que "atienden" al sector de la cultura y, en
ocasiones, debían comprometerse a abogar por el fin del embargo
públicamente o por la libertad de "los cinco" (espías).

Como era de esperar, ahora muchos se ufanan en declarar lo justo de las
nuevas medidas migratorias y cuán felices se sienten porque así sea. La
poeta Nancy Morejón, por ejemplo, habla de cuánto le facilitarán sus
viajes a Estados Unidos. Todos calladitos a la búsqueda de nuevas
invitaciones y visas. Ni una palabra en la prensa sobre más de cincuenta
años de ignominia. Mansos para poder salir sin tropiezos, cumplir los
compromisos en el mundo real y avituallarse de jabón, champú y otros
apremios.

En la extensión de la imaginable sociedad totalitaria, más allá de sus
fronteras, asociaciones de cubanos radicados en otros países como México
y España repiten el mismo sonsonete de sus congéneres isleños como
papagayos. Dicen que ahora el regreso a la patria será menos costoso,
justo y más seguro, o sea que no se quedarán encerrados allí sin previo
aviso. Que ellos son la nación en la emigración, solidarios con la
revolución a distancia, pues el calificativo de exiliados les da
urticaria y que las reformas del general Raúl Castro deben ser encomiadas.

Nadie se enfada, ni protesta porque regresar a Cuba como triunfadores y
restregarles a los que no pudieron salir la pacotilla de moda o el poder
adquisitivo de los dólares bien

valen la pena.

Ahora no será por la congestión de los cielos que los creadores cubanos
no puedan viajar fuera de sus opresivas fronteras. Las visas
capitalistas son los nuevos chivos expiatorios. El gobierno vigila a la
sombra y hasta le divierte el morbo de ver a los nunca confiables
artistas y escritores caminando unos sobre otros, como cangrejos en un
balde, a la búsqueda del tiempo perdido cuando era más difícil escapar.

En el ínterin, las tuercas no se han aflojado en la finca de los
Castros. A un artista tan osado como el cineasta y dramaturgo Juan
Carlos Cremata no le perdonan su ríspida versión de la realidad en la
obra La hijastra y ha debido lidiar con censura y ninguneo.

Para aguantar la vocación contestataria de los jóvenes artistas tanto en
teatro, como cine, artes plásticas y literatura, el otrora ministro de
Cultura, Abel Prieto, hoy con el estrafalario título de Asesor del
Presidente Raúl Castro, asiste a la reunión de la llamada Asociación
Hermanos Saíz, el coto que el gobierno les tiene dedicado para
controlarlos, y los vuelve a convocar para defender la revolución,
mientras hace votos para adecentar, sobre todo la música y otras
manifestaciones del quehacer juvenil, corroídas por el consumismo y
modelos ajenos al socialismo.

Qué retóricas y vacías las opciones del feudo totalitario y qué
patéticos la complicidad y el silencio de ciertos representantes culturales.

Por eso el pueblo hace lo suyo, resuelve a su manera y llegan noticias
que en los alrededores de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en
La Habana ya se forman las colas para la solicitud de visas que comienza
en enero del próximo año.

http://www.elnuevoherald.com/2012/11/05/1335896/alejandro-rios-patetica.html

sábado, 13 de octubre de 2012

The Cuban spy who betrayed his Brothers

Posted on Saturday, 10.13.12
Brothers to the Rescue

The Cuban spy who betrayed his Brothers

The sister of a victim of Cuba's shoot-down of Brothers to the Rescue
pilots is unimpressed by Juan Pablo Roque's recent interview.
By Maggie Alejandre Khuly

Why after more than 16 years of silence is Juan Pablo Roque now talking
about the Feb. 24 shoot-down? Roque spoke to journalist Tracey Eaton
from his home in Havana; they talked about the four years that Roque
spent in the United States and his present life in Cuba. They also
discussed the shoot-down by Cuban MiGs of two American civilian aircraft
in 1996.

Roque, a former Cuban MiG pilot, had defected to the United States in
1992. He adapted well to life within Miami's Cuban-American community
and became a member of Brothers to the Rescue (BTTR) as a civilian pilot
volunteer in the group's search-and-rescue missions for Cuban rafters.

But the reality was another; Roque was a double-agent working for the
Cuban government. On Feb. 23, 1996, Roque fled the United States to make
his way back to the island. The following day two small, unarmed BTTR
planes were shot down over international waters while looking for Cuban
rafters. Three Americans and one U.S. resident were murdered when their
planes were downed without previous warning, in egregious violation of
international law.

Carlos A. Costa, Armando Alejandre Jr., Mario M. de la Peña and Pablo
Morales were killed.

On Feb. 26, Roque went before Cuban television and gave his version of
the shoot-down. He detailed his disenchantment with the United States
and what he described as the anti-Cuban government nature of the Miami
Cuban-American community. The interview confirmed suspicions that
Roque's disappearance was related to the downing, later verified with
his indictment as a member of the Wasp Network (Red Avispa), a Cuban
espionage ring working in the United States and exposed in 1998.

Why did Roque agree to this interview? Does he want to reclaim the
"persona'' that was lost when, as an exposed spy, he was out of a job?
Is he still resentful because the Cuban government apparently would
never trust him to again fly an airplane? Is he, unconvincingly, trying
to mend fences with a community he betrayed?

In the interview Roque provided information on the shoot-down that ties
him even more closely to this crime. His complicity had already become
more obvious through evidence presented at the trial of the five members
of the Wasp Network. Communications between members of the network and
Cuba included warnings to preclude Roque and Wasp member Rene Gonzalez
from flying with BTTR on the 24th, and the warnings were relayed to them.

In the Eaton interview, Roque claims that if he could use a time machine
and reverse events, he would make sure that the four murdered men didn't
fly that day. How could he have done this if he had no knowledge of what
was going to happen? In another part of the interview Roque states that
"those who want to judge me'' should be able to; charging him in U.S.
courts for the shoot-down would be part of the road to justice.

Roque, however, plays only a part in a complete justice plan for the
shoot-down.

Justice has proven elusive and incomplete for various reasons, including
the United States' initial reaction. In February 1996, Ana Belen Montes,
the most senior Cuba analyst for the Defense Intelligence Agency,
advised President Clinton on the U.S. response to the shoot-down. What
was essentially an international crisis was allowed to become a
bilateral U.S.-Cuba issue. In 2002 Montes pled guilty to spying for Cuba
and is now serving a 25-year sentence in federal prison; until the
documents related to her trial and the shoot-down are declassified, we
won't know how much damage she caused.

The civil action that declared the Cuban government and the Cuban Air
Force guilty in the shoot-down is significant in this search for
justice. Options are more limited in criminal courts, where the U.S.
government represents and defends the victims. The Wasp Network
prosecution, and the conviction and sentencing of Gerardo Hernández,
however, were very important achievements, as are the existing
indictments for Lorenzo Alberto Perez y Perez and Francisco Perez y
Perez, the pilots who shot down the aircraft, and for Gen. Ruben
Martinez Puente, who directly authorized the shoot-down.

These indictments remain in U.S. courts waiting for the time when
U.S.-Cuba relations allow prosecution here.

But much is missing. Indictments are needed for the many responsible for
the shoot-down in addition to the existing ones for those immediately
and physically involved. Prosecution for all human rights violations
committed against Americans by Cuba should be an integral part of
negotiations when the two countries eventually meet as democratic
societies; the Feb. 24, 1996 shoot-down, among many others, has to be
included.

Nor should justice be derailed by Cuba's international propaganda
machine, now trying to promote a prisoner exchange for Alan Gross, being
held hostage in Cuba, or even a pardon, for the five members of the Wasp
Network. Four of the men are currently serving sentences in U.S. prisons
and one is out on parole. There is no equivalency with Gross in this
exchange; the convicted Wasp Network members have had all the advantages
of the U.S. justice system, all the way to the Supreme Court, in
contrast with Gross' inability to defend himself in Cuba.

Department of State spokesperson Victoria Nuland has affirmed that the
U.S. government has no intentions of entering into an exchange of
Gerardo Hernández and the other four members of the Wasp Network. Any
swap including Hernández would be a travesty of the rule of law and it
is important that there is pressure on elected officials to prevent this.

The shoot-down demands justice not only for Carlos, Armando, Mario and
Pablo, but also for their families, for the community that they were
part of, and for the defense of human rights everywhere. Juan Pablo
Roque's interview and the pain it refreshes should be used not only to
mourn the loss of these four men, but to renew efforts for justice as
the best tribute to their lives.

Khuly, a Miami architect, is the sister of shoot-down victim Armando
Alejandr Jr.

http://www.miamiherald.com/2012/10/13/v-fullstory/3048366/the-cuban-spy-who-betrayed-his.html

miércoles, 10 de octubre de 2012

Hija de espía cubano se refugia en Miami

Hija de espía cubano se refugia en Miami
Publicado el Miércoles, 10 Octubre 2012 12:02
Por Redacción CaféFuerte

Odette Dayara Alvarado Alonso, hija del espía cubano Percy Alvarado,
está viviendo como refugiada en Miami desde mediados de este año.

Alvarado Alonso, de 32 años, estaba trabajando en julio en una tienda
del Aeropuerto Internacional de Miami. Estudió derecho en Torreón,
México, en 1998, y se graduó de ese oficio en el 2003.

En Cuba ejerció como fiscal entre 2004 y 2008. Los graduados de Leyes en
Cuba son frecuentemente ubicados para trabajar como fiscales a nivel
municipal y provincial, una posición que evitan los abogados de más
experiencia.

En el 2008 Alvarado intentó obtener la ciudadanía española, pero le fue
denegada por falta de documentos, de acuerdo con el blog Cuba ya twittea.

Fueron infructuosos los intentos de CaféFuerte para contactar a
Alvarado. No está precisa la fecha ni las circunstancias de su arribo a
Estados Unidos.

Fuentes cercanas a la joven dijeron a CaféFuerte que ella mantiene
relaciones con su padre, aunque distantes.

Su madre vive en Miami, donde labora como agente de bienes raíces.

Alvarado Godoy de origen guatemalteco, prestó servicios a la Seguridad
del Estado por 22 años antes de identificarse públicamente como el
"Agente Fraile" en 1999. Su misión fue penetrar a la Fundación Nacional
Cubano Americana (FNCA) en Miami y obtener información sobre los planes
de la organización para desestabilizar al régimen de la isla.

Fue un testigo clave en el juicio contra un ciudadano salvadoreño
condenado por los atentados a instalaciones turísticas en Cuba.
Actualmente trabaja para la Agencia Internacional ArgosIs, ejerce como
profesor en la Universidad de La Habana y ha desarrollado una intensa
campaña propagandística en favor de la liberación de los cinco agentes
cubanos que cumplen largas condenas por espionaje en Estados Unidos.

El pasado julio, Alvarado Godoy se vio obligado a disculparse
públicamente tras difamar a los escritores Lina de Feria, Reina María
Rodríguez, Desiderio Navarro, Víctor Fowler y Daniel Díaz, a quienes
calificó de "asalariados de la SINA", en alusión a la Oficina de
Intereses de EEUU en Cuba.

Alvarado Godoy, quien no escatima insultos contra lo que llama la
"gusanera" de Miami, reaccionó a la noticia publicada por Cuba ya
twittea dejando el siguiente comentario: "¿Cómo manipulan con saña el
deseo de mi hija de no compartir mis ideas? Fue su decisión. Yo seguiré
combatiéndolos."

En agosto, Glenda Murillo, la hija del llamado "zar de la economía de
Cuba", Marino Murillo, también se refugió en Estados Unidos.

http://cafefuerte.com/cuba/noticias-de-cuba/sociedad/2252-en-miami-hija-de-espia-cubano-percy-alvarado

domingo, 7 de octubre de 2012

La moña revolucionaria no da para vivir

Reflexiones de la Caimana: La moña revolucionaria no da para vivir
Publicado el Domingo, 07 Octubre 2012 06:59
Por Ramón Alejandro*

Son muy contrastadas las diversas formas de comportamiento social que
naturalmente producimos los infelices individuos que a empujones andamos
inmersos en el complicado tejido interactivo en el cual toda
organización política nos enmaraña.

Entre esas formas posibles resaltan algunos ejemplos que pueden
convertirse en paradigmas definitivos y eventualmente inspirar a un
joven que debuta en la vida.

Quiero hacer resaltar solamente dos que se me antojan particularmente
aleccionadoras entre las muchísimas otras formas de comportamiento posibles.

Habrá siempre algún individuo a quien estaremos inclinados a considerar
como una excepcional lumbrera, y habrá también otros a los cuales simple
y sencillamente podremos considerar, sin excesivos escrúpulos, como
lamentables imbéciles.

Nietzsche se puso a divagar sobre el Übermensch y se disparó una trova
apasionante sobre la muerte de Dios y la nueva moral digna del
superhombre que iba a sobrevolar soberbiamente el abismo entre el Bien y
el Mal, tal cual estas nociones básicas de la moral nos habían sido
inculcadas a la fuerza, y con inmediata amenaza de hogueras ardiendo en
caso de disidencia. Si no me lo creen pregúntenselo al Cacique Hatuey de
Quisqueya, durante milenio y medio por nuestra Santa Madre la Iglesia
Católica y Apostólica de Roma.

Pero toda aquella interesante especulación filosófica naufragó cuando
llegó al poder en Alemania el cretino de Adolfo Hitler, electo en
absolutamente libres y democráticas elecciones como el zambo Hugo Chávez
fue electo en Venezuela. Creyéndose la encarnarnación del susodicho
übermensch, Hitler en cuanto pudo se le tiró al mismo tiempo a morderle
la pantorrilla a la mayoría de las democracias burguesas occidentales y
a la zangandonga URSS de su compadre Stalin.

Se le fue la mano al nagüe.

Le salió el tiro por la culata, al ambia.

Todavía el continente europeo no se ha recuperado de aquella memorable
Fiesta del Güatao que le costó 20 millones de cadáveres a la
civilizadísima cabecera de Occidente.

Pero sin subir tan alto en las jerarquías -ni en la Historia con
mayúscula- podemos ver como simples tarugos de gobiernos más o menos
legítimos, o que pasan por tales como el cubano, se comen tremendos
ñames sin darse ni siquiera cuenta.

Y mira que el muchacho ese del que les voy a contar la triste historia
tenía buenas barajas en su jueguito, que me da hasta pena cuando
considero con delectación, mientras vacilo sus fotografías, lo sabroso
que todavía luce ahora que ya está hecho un temba. Tremendo actorazo,
émulo de Richard Gere, galán digno de las más delirantes telenovelas al
gusto de México o de Venezuela.

¡Cuanto talento e incomparable figura desperdiciados!

Lo que habrá sido cuando estaba en plena actuación encima de su
espectacular escenario, sobre el cual fingió de maravillas su "falsedad
bien ensayada, su estudiado simulacro".

Para alquilar balcones, caballeros.

Por su parte y muchos siglos atrás, Leonardo da Vinci quien durante
muchísimos años recibió insignes señales de aprecio y distinguidos
favores por parte de los Sforza, familia de condotieros que en aquellos
tiempos gobernaba en beneficio propio el rico Milanesado, al ver la
derrota de su protector y amigo en su lucha contra Francisco Primero,
Rey de Francia, después de retirarse prudentemente a tierras seguras
fuera del escenario donde el tremendo ajetreo entre hombres de armas en
pugna por el poder de esa opulenta comarca puso la cosa mala, aceptó tan
campante y sin el menor remilgo la invitación del vencedor monarca
extranjero a seguir sus huestes victoriosas hasta el valle del Loira,
donde prosiguió su obra en un hermoso castillo.

Allí el respetuoso Rey lo acomodó hasta que en paz consigo mismo, expiró
a una avanzada edad después de beneficiar a toda la humanidad con un
caudal de inventos, ideas y pinturas exquisitas que todavía dan que
pensar y admirar al común mortal de hoy en día, 500 años después.

Ni se acordó más nunca de aquellos buenos tiempos que su desgraciado
amigo Sforza le hubo prodigado con amor de tirano.

Se limpió con lo que pudiera decir la gente bien pensante y los que le
salen a cualquiera con la moralina de siempre a propósito de cualquier cosa.

¡Oye, qué malagradecido que tú eres, chico!

Cuando Napoleón puso a su hermanísimo Pepe Botella a reinar sobre el
comejeneado trono de los borbones de España, Goya, quien había sido el
pintor de la corte durante muchos años, no se acomplejó por aceptar el
mismo puesto cuando el nuevo monarca apuntalado sobre las bayoneta
francesas del "Big Brother Napo" se lo propuso.

Resolvió como cualquiera su empleo fijo para poder seguir pintando a su
aire.

Parecería que los grandes talentos no se embarazan con boberías, y le
dan preeminencia a su propio beneficio igual que suelen hacer los
grandes de la política.

Solo los tarugos empedernidos obedecen a los criterios que dicta la
moralina de vulgo.
Y se clavan.

Un buen día Juan Pablo Roque se echó a nadar hasta la base de Guantánamo
para ponerse bajo la protección del Imperio Americano y servir de agente
secreto contra su hasta entonces muy querido gobierno revolucionario cubano.

Pero "lo suyo era puro teatro", como nos lo canta tan deliciosamente La
Lupe.

El tipo hasta se casó con una inocente, cuando de primera y pata, de
sopetón, va y fuácata, desaparece al acercarse la fatídica fecha del
asesinato de los cuatro igualmente inocentes pilotos de Hermanos al
Rescate, que dejaron su vida tratando de salvar cuanto cubano hallaban
zozobrando a la deriva en el Estrecho de la Florida.

"Fue su mejor actuación destrozar su corazón", nos recuerda igualmente
la misma Lupe.

Pero es que -según ese magnífico actor que es Juan Pablo Roque- parece
que esas desafortunadas futuras víctimas cometieron el horrendo crimen
de soltar cuatro papelitos sobre La Habana violando brutal e
imperdonablemente la quisquillosa susceptibilidad del Soberano Nacional
Exclusivo, Don Fifo Primero de Birán.

Porque todavía en su más reciente entrevista, Roque defiende tercamente
el derecho de Fifo Primero, segundo dictador de la dinastía Biranita
-fundada por Don Fulgencio Batista y Zaldívar y que nos gobierna desde
hace 80 años después de que heroicamente tumbamos al anterior dictador
Gerardo Machado- a defendernos contra las intolerables agresiones
perpetradas por quienes tan zoqueticamente, y por cuenta propia,
pretenden salvar a los que zozobran en medio de la traicionera Corriente
del Golfo en detrimento del legítimo orgullo patrio cubiche, tal cual lo
entienden los ñángaras en su indromuria mental tan lamentablemente
pasada de moda.

Pero nos dice todavía cosas más interesantes el socio: cuenta que
actualmente las está pasando perras y que vende su Rolex que le pagaron
los servicios secretos yumas y hasta la casa que heredó de sus padres a
ver si resuelve, porque la Moña Revolucionaria no le da para vivir.

Añora, dice, los cuatro años en que fue el tan bien pagado lacayo del
Imperio Revuelto y Brutal que nos desprecia.

El tipo de lo más orondo, insiste en que cumplió con su deber patriótico
mandando al otro mundo a los cuatro Hermanos al Rescate, y que está muy
orgulloso de sus proezas dignas de una de esas ficciones hollywoodenses
que embobecen consciente y malintencionadamente al pueblo cinéfago.

Se comió tremendo ñame y todavía no se ha enterado. No ha caído en la
dimensión trágica de la malanga extraña en la que se metió cumpliendo
con lo que le mandaba su Capitán Araña, el mismo que tiene en remojo y
por puro gusto a los cinco héroes del liriliri de la abeja heroica y de
la avispa chivateada por el propio Comandante Araña. Sin que nadie se
beneficie de tanta miseria humana que al Ocambo Palaciego le importa un
bledo.

Nada, que habrá siempre Leonardos da Vinci que conocen la vida y saben
vivirla, y pobres soplatubos como Juan Pablo, que para colmo tiene
nombre de Papa.

Siempre habrá Reyes ilustrados, vencedores y magnánimos como Francisco
Primero de Francia y mequetrefes fracasados como Don Fifo Primero de
Birán, soberanillo abusivo de una arruinada isla, antaño emporio de
riqueza poblada por un pueblo ya exsangüe, y por encima de eso, sumido
en la ignorancia de qué cuernos es lo que les está pasando de verdad con
su teque que nunca cesa.

Con su Leonardo da Vinci de bolsillo, el atrasado mental de Cacho.

¡Que nadie sabe como es que no se acaba se morir el muy guacandraco,
porque hace rato que le toca, asere!

Tal parece que el Dios Padre no quiere en el Cielo más barbudos que Él.

*Reflexiones de la Caimana es una sección de crónicas y testimonios que
publica semanalmente el pintor cubano Ramón Alejandro en CaféFuerte.

http://cafefuerte.com/culturales/noticias-culturales/literatura-y-artes-plasticas/2245-reflexiones-de-la-caimana-roque

miércoles, 3 de octubre de 2012

Retired spy in Brothers to the Rescue case lives in obscurity in Havana

Posted on Tuesday, 10.02.12

Retired spy in Brothers to the Rescue case lives in obscurity in Havana
By Tracey Eaton
Florida Center for Investigative Reporting

HAVANA -- Lt. Col. Juan Pablo Roque wore his Rolex with pride — the
unique pride of a Cuban double agent who once worked for the FBI.

But now the man who was once one of Cuba's most illustrious spies is out
of cash. And he wants to sell his prized watch and his house in Havana.

"I need the money," Roque said in his most extensive interview in more
than 15 years.

His story illustrates the uncertain life that awaits Cuban spies whose
covers are blown. But it's also a reminder of the extent and success of
Cuban spying even now, 21 years after the Cold War's end.

Roque, a former fighter pilot with Hollywood good looks, staged his
defection from Cuba in 1992, swimming to the U.S. naval base at
Guantanamo Bay and declaring opposition to Fidel Castro.

He became a pilot for Brothers to the Rescue, a group dedicated to
searching for rafters in the Florida Straits. But then he stunned
everyone in 1996, slipping back into Cuba the day before Cuban MiGs shot
down two civilian aircraft flown by members of the exile group.

Now 57 and living with his girlfriend in a cramped Havana apartment,
Roque said he's sorry four people were killed in the Feb. 24, 1996,
incident.

"If I could travel in a time machine," he said, "I'd get those boys off
the planes that were shot down."

The four dead included Carlos Costa, Mario de la Peña, Pablo Morales and
Armando Alejandre Jr.

Alejandre's sister, Maggie Khuly, said justice was never done.

"Speaking for the families, my family in particular, we're looking
forward to the day when Roque faces U.S. courts on his outstanding
indictment," said Khuly, a Miami architect.

Spy for spy

The shoot-down drove U.S.-Cuba relations to a new low and prompted
then-President Bill Clinton to sign the Helms-Burton Act, which ramped
up economic sanctions against Cuba.

Since then, U.S.-Cuba relations remain as chilly as ever. President
Barack Obama loosened some travel restrictions to Cuba after taking
office, but has done little else to ease the tension. In fact, U.S.
officials have worked steadily to undermine the socialist government,
spending more than $200 million on Cuba democracy programs since 1996.

Cuban spies in Miami and Havana watch these efforts carefully, sometimes
foiling U.S. plans. In 2009, Cuban authorities arrested Alan Gross, a
development worker from Maryland. He was a subcontractor for the Agency
for International Development and was caught smuggling sophisticated
satellite communication gear into Cuba. Cuban authorities slapped him
with a 15-year prison term in 2011.

Cuban authorities say they're willing to trade Gross for Cuban agents
arrested in Florida after the FBI broke the so-called Wasp spy network
in September 1998.

Four of those agents remain in American prisons. A fifth spent 13 years
in jail and is now free, but can't return to Cuba until he serves three
years' probation in the United States.

The agents are known as the Cuban Five. For 14 years, they have been at
the center of a massive Cuban propaganda campaign. They are celebrated
as heroes who were defending their homeland. They are household names in
Cuba and their likeness is plastered all over signs, billboards and
buildings.

Roque's spying exploits were as dramatic as any of the Cuban Five, but
he returned to the island to live a life of obscurity.

U.S. authorities haven't forgotten him, however, and some Cuban exiles
demand that the Cuban government return him to Florida to face charges.

A federal indictment charged Roque with failing to register as a foreign
agent and conspiring to defraud the United States in May 1999.

Asked about the charges, Roque sighs. He said he believes the Cuban
government was justified in defending its air space, but he should not
be held responsible for the deaths.

"I am not to blame. I didn't do anything wrong. I didn't order anyone
killed," he said. "The decision to shoot down the planes was a decision
of the sovereign Cuban government. The decision to shoot down the planes
was taken because of the constant air incursions, violating air space."

Some critics question his sincerity.

"If Roque is so convinced of his innocence, then he should turn himself
in to stand trial and clear his name," said Thomas Van Hare, co-author
of Betrayal, a 2009 book about the shoot-down.

"He's a maggot," added the book's second author, Matt Lawrence.

Brothers to the Rescue leader José Basulto said it's difficult to know
if Roque knew about the shoot-down in advance, but he "was instrumental"
in the incident and there's "nothing to be forgiven about that. He's
just guilty."

No doubt, Roque is one of the most hated figures in South Florida after
the Castro brothers. He's the spy who got away. And after a home video
of him singing, drinking liquor and greeting his mother in Spain
surfaced on YouTube in 2011, Cuban exiles in Miami pounced.

"The son of a dog reappears," the video proclaimed.

"This cockroach is the main person to blame for the death of four brave
ones from Brothers to the Rescue," one comment read. "If I get a hold of
him, I'll torture him."

"He's a handsome man," another comment read. "What a shame, the human
being that he is."

Isolated in Cuba

"Richard Gere's Cuban double," as Roque has been called, learned to fly
MiGs in the former Soviet Union.

He was soon a darling in Miami's exile community. The largest exile
organization, the Cuban American National Foundation, even financed his
memoirs, The Deserter, in which he slams Cuban officials as "fat
communists" and "heavy beer drinkers."

Photos in the book show Roque hobnobbing with such anti-Castro lawmakers
as U.S. Sen. Robert Menéndez, D-N.J., and Rep. Ileana Ros-Lehtinen, R-Fla.

Roque remembers those days with a mix of nostalgia and regret.

He said he's alone in Cuba now and misses his relatives in the United
States.

"I have my three brothers, my uncles and my cousins there. I had a
magnificent relationship with them while I was there."

Alejandro Roque, 48, said he hasn't been in touch with his older brother
since 1996. He said he didn't agree with Roque's ideas back then.

"The world situation is complex, and often the ideologues fail to
distinguish between governments and people ... bandits and victims,"
Alejandro Roque said.

Asked if he had any regrets, Juan Pablo Roque said he wishes he had done
more to stop the shoot-down.

"Perhaps now … I'd try to play a much stronger role in the things that
happened," he said. "I'd try to play a better role. If I played it bad
or good, let the people decide. Let those who want to judge me, judge me."

Roque remains convinced that Cuba was right to defend itself against
exile organizations in Florida. A Salvadoran who said Cuban exiles paid
him to plant bombs in Cuba is serving a 30-year term for an attack that
killed an Italian tourist in Havana in 1997. Roque believes exiles were
bent on provoking chaos in Cuba that would justify U.S. military
intervention.

"There still are groups that want a confrontation, that want blood. They
want three, four, five days to kill," Roque said.

Former members of Brothers to the Rescue admit that they occasionally
dropped political leaflets that landed in Havana, but said their primary
mission was humanitarian. In the early 1990s, they flew hundreds of
missions over the Florida Straits, spotting more than 17,000 Cuban
rafters and helping save their lives. They contend that Roque lied about
the group to the FBI, painting it as an extremist group interested in
carrying out acts of sabotage in Cuba.

"I know of no one, not anyone who flew the Brothers mission, to have any
intent in their souls to do anything other than save lives," Lawrence
said. "Mr. Roque and the rest are spies, and lie as spies do."

Roque wants the United States and Cuba to end the hostilities and
normalize relations. He dreams of seeing fighter pilots from the United
States, Cuba, Vietnam and Russia joining together to share ideas.

"I hope that moment arrives and we'll sit down at a table and smoke a
peace pipe," he said. "Well, I don't smoke, but I'll hold it in my hand,
too. With pleasure, with pleasure, I'll do it."

Broke and desperate

Ana Margarita Martínez doesn't believe a word of it — and it's no
wonder. As part of his elaborate cover, Roque married her in 1995 only
to abandon her and her two children less than a year later.

"If you look up the definition of sociopath, it describes him well," she
said.

"He thought he was going to be somebody in Cuba and he's a nobody. He
tasted freedom in the U.S. and now he has none. He can't even say what
he really feels for fear of repercussions. He sold his soul to the devil
and is now paying a high price. I pity him."

But Van Hare, who co-authored the book about Roque, doesn't share that
pity. "An intelligence operative who is revealed and publicly identified
is essentially out of a job. I do not feel bad for him — he chose his
path in life and was no doubt fully aware of how intelligence agents in
Cuba 'retire' and what little they get as a result."

Roque concedes that adjusting to life in Cuba since his forced
retirement at age 40 has been "very, very, very brutal."

He considers his time in Florida his "four best professional years. And
all of a sudden, as pilots say, the engines went out."

"I would have liked to continue flying. I would have liked a job that's
more in line with what I've learned. But, well, I didn't get that."

It could have been worse. Roque could have landed in an American jail.

"I thought about that several times," he said. "The only thing that
saved me spiritually was that I wasn't doing anything bad."

He was surprised at how aggressively U.S. authorities pursued other
members of the Wasp spy network.

"I thought they were going to let them go right away, put them on a
plane to Cuba."

The accused ringleader, Gerardo Hernández, received two life sentences.
That was "grossly unfair," Roque said, because Hernández didn't even
approach any of the exile organizations. "Gerardo wasn't into absolutely
anything. He didn't participate in anything, nothing."

Khuly isn't sympathetic to Hernández's plight.

"He has had every opportunity that the United States offers its citizens
to defend himself — all the way up to the Supreme Court — and he's not
even a U.S. citizen," Khuly said.

"I'm more than satisfied with his conviction. My brother Armando, Mario,
Pablo and Carlos never had the chance to defend themselves. Shooting
down unarmed civilian aircraft is an egregious violation of
international law. There's no excuse for that."

Roque, meantime, is free, but not entirely content. He said he misses
the American way of life: "the discipline, the love of work."

"I did so many jobs. I asphalted streets there. I took on that job with
African-Americans. They liked me a lot. Every time they asked me where I
was from, I told them I was Cuban. They asked me if that was near
Alaska. But I felt a lot of solidarity with them.

"We asphalted streets at 10 at night. We worked all night. It was very
tough job."

Repair crews aren't nearly as disciplined in Cuba, where workers lay
asphalt "at 10 in the morning, at noon. A truck runs over it. Then
another. They do very sloppy work."

Roque said he worked hard in America, but "you saw the results and I
liked that a lot."

Now unemployed, Roque said he reads as much as he can about science,
aviation and the cosmos. He works out regularly and prefers
weightlifting and parallel bar exercises, a regimen he learned in the
Soviet Union.

He said if he had to swim to the Guantanamo naval base again — some 6
kilometers, or 3.7 miles, from the Cuban side — he wouldn't hesitate.

"I am not exaggerating if I tell you I could do it now without any kind
of problem. I love to swim."

He declined to disclose the price of the two-story, three-bedroom home
he is selling. The house belonged to his parents and has a lush backyard
filled with tropical plants and fruit trees.

The ex-spy's Rolex is a GMT Master II, a model designed for pilots with
the help of Pan Am Airways in the 1950s.

"He wore it here all the time," said his ex-wife in Miami. "I never
understood how he was able to go and buy a Rolex. Later I realized he
bought it with the money the FBI had given him to be an informant."

Used GMT Master II watches go for $4,500 and up on eBay, but Roque hopes
his will fetch more than that in an auction.

"I think that an American collector might be interested in buying it.
Someone who likes James Bond."

The Florida Center for Investigative Reporting is a nonprofit news
organization supported by foundations and individual contributions. For
more information, visit fcir.org.

http://www.miamiherald.com/2012/10/02/v-fullstory/3031432/retired-spy-in-brothers-to-the.html

El espía cubano Juan Pablo Roque pone en venta su Rolex y su casa en La Habana

Hermanos al Rescate, Espionaje

El espía cubano Juan Pablo Roque pone en venta su Rolex y su casa en La
Habana

"Yo no tengo la culpa. (…) Yo no ordené que mataran a nadie", dijo al
periodista Tracey Eaton, cuando éste le pregunto sobre al derribo de las
dos avionetas de Hermanos al Rescate en el que murieron cuatro personas.
Su ex esposa sostiene que esta entrevista es un material "para control
de daños", tras la difusión de un video donde Roque aparece borracho y
criticando al Gobierno cubano

Redacción CE, Madrid | 03/10/2012 8:08 am

El teniente coronel y espía cubano Juan Pablo Roque ha puesto a la venta
su reloj marca Rolex y su casa en La Habana, de acuerdo a una entrevista
que reproduce El Nuevo Herald.

Roque, ahora desempleado, ha declarado en entrevista con el periodista
estadounidense Tracey Eaton, del Florida Center for Investigative
Reporting, que necesita el dinero y por eso ha decidido vender no solo
un reloj que exhibe con orgullo, sino también su vivienda en la capital
cubana, heredada de sus padres.

Roque, ex piloto de combate, "desertó" nadando hacia la Base Naval de
Guantánamo en 1992, donde se "declaró opositor a Castro".

En Miami se convirtió en piloto de la organización de exiliados cubanos
Hermanos al Rescate que, sobrevolando las aguas del Estrecho de la
Florida, consiguieron salvar las vidas de más de 17.000 balseros que
huían de la Isla.

El militar cubano desapareció de Miami para reaparecer súbitamente en La
Habana, donde acusó a la organización de conspirar para realizar
"actividades terroristas contra Cuba", justo antes del derribo de dos
avionetas civiles de Hermanos al Rescate por parte de las autoridades
del régimen el 24 de febrero de 1996.

En el derribo murieron Carlos Costa, Mario de la Peña, Pablo Morales y
Armando Alejandre Jr.

"Yo no tuve la culpa"

Roque, de 57 años, lamenta ahora la muerte de los cuatro miembros de
Hermanos al Rescate, según declaró en la entrevista para el rotativo de
Florida.

"Si pudiera viajar en una máquina del tiempo", dijo, "sacaría a esos
muchachos de los aviones en que fueron derribados".

El espía ha sido encausado en Estados Unidos por no inscribirse como
agente extranjero y confabularse para estafar a Estados Unidos.

Exiliados cubanos demandan al Gobierno de la Isla que lo devuelva para
enfrentar los cargos, pero Roque dice que el régimen tenía derecho a
defender el espacio aéreo cubano y que él no es responsable de esas muertes.

"Yo no tengo la culpa. Yo no hice nada indebido. Yo no ordené que
mataran a nadie", indicó. "La decisión de derribar los aviones fue una
decisión del gobierno soberano de Cuba. La decisión de derribar las
avionetas fue tomada por sus constantes incursiones aéreas, violaciones
del espacio aéreo", dice.

Ahora señala que quisiera haber hecho más por evitar el derribo de las
avionetas.

"Quizás ahora… yo trataría de tener un papel mucho más fuerte en las
cosas que sucedieron", dijo. "Trataría de jugar un mejor papel. Si mi
papel fue bueno o malo, hay que dejar que la gente decida. Que los que
me quieran juzgar me juzguen".

El espía cubano sigue considerando que los exiliados estaban decididos a
provocar un caos en Cuba que justificara una intervención militar de
Estados Unidos, algo que defendió en su regreso a la Isla.

"Todavía hay grupos que quieren una confrontación, que quieren sangre.
Quieren tres, cuatro, cinco días para matar", declaró Roque.

Pero ex miembros de Hermanos al Rescate rechazan esas acusaciones y
subrayan el carácter humanitario de su labor, mientras le reprochan al
espía haber mentido al FBI, con el que Roque colaboró, al presentarlos
como un grupo extremista que pretendía realizar sabotaje en Cuba.

"No conozco a nadie, a ninguno que volara en las misiones de Hermanos al
Rescate, que tuviera en su alma otra razón que no fuera salvar vidas",
dijo Matt Lawrence, coautor del libro Betrayal (2009), sobre el derribo
de las avionetas. "El señor Roque y el resto son espías, y mienten como
espías que son".

Mientras, José Basulto, de Hermanos al Rescate, señala que es difícil
saber si Roque sabía de antemano del derribo, pero indica que "fue
clave" en el incidente y que "no hay nada que perdonar sobre eso".

Asimismo, Maggie Khuly, hermana de uno de los fallecidos, Alejandro
Alejandre Jr., insiste en que debe presentarse ante los tribunales
estadounidenses para ser juzgado.

"Hablando a nombre de las familias, mi familia en particular, estamos
esperando el día en que Roque se enfrente a un tribunal de Estados
Unidos por su encausamiento pendiente", declaró.

Aislado y "pobre" en Cuba

Roque siente nostalgia por su vida en EEUU y confiesa que ahora se
siente solo en Cuba y que extraña a sus familiares en ese país, señala
El Nuevo Herald.

Pero Ana Margarita Martínez, con quien el espía contrajo matrimonio en
1995, a fin de legitimarse en el exilio, no cree en su arrepentimiento.

"Si usted busca la definición de un sociópata, lo describe muy bien",
indica.

"Él pensó que iba a ser alguien en Cuba, y no es nadie. Probó la
libertad en Estados Unidos y ahora no tiene ninguna. Ni siquiera puede
decir que siente un temor real de repercusiones. Le vendió su alma al
diablo y ahora está pagando un alto precio. Le tengo pena".

Por su parte, Thomas Van Hare, el otro autor de The Deserter, no siente
ninguna pena. "Un agente de inteligencia que queda al descubierto y se
le identifica públicamente, esencialmente se queda sin trabajo. No lo
siento por él. Escogió su camino en la vida y no hay duda de que conocía
absolutamente cómo se 'retiran' los agentes de inteligencia en Cuba y lo
poco que reciben como resultado".

Para Roque, según confiesa, ha sido "muy, muy brutal" adaptarse a sus
condiciones actuales en Cuba, tras ser retirado de la vida militar a los
40 años.

Su estancia en Florida constituye los "mejores cuatro años como
profesional. Y de repente, como dicen los pilotos, todos los motores de
apagaron".

"Me hubiera gustado continuar volando. Me hubiera gustado tener un
trabajo vinculado con lo que he aprendido. Pero bueno, no fue así".

El ex piloto, que aprendió a volar cazas MiG en la ex Unión Soviética y
escribió sus memorias The Deserter (El desertor) con ayuda de la
Fundación Nacional Cubano Americana, organización de exiliados cubanos
en Miami, desea el cese de las hostilidades entre los Gobiernos de la
Isla y EEUU.

"Espero que ese momento llegue y que podamos sentarnos a una mesa a
fumarnos la pipa de la paz", dijo. "Bueno, yo no fumo, pero la tendré en
la mano. Con placer, con mucho placer lo haré", añadió.

La Red Avispa

Roque insiste en que con su labor de espionaje en EEUU "no estaba
haciendo nada malo" y que en varias ocasiones pensó en que habría podido
terminar en prisión como los miembros de la Red Avispa, a quienes
defiende en la entrevista.

"Pensé que los iban a soltar rápidamente, que los iban a subir a un
avión hacia Cuba", dice, mientras señala que la condena de dos cadenas
perpetuas que cumple actualmente el cabecilla de la red, Gerardo
Hernández, es algo "groseramente injusto", pues "Gerardo no estaba
absolutamente en nada. No participó en nada, en nada" relacionado con
las organizaciones del exilio cubano.

El espía Roque, quien en la actualidad se dedica a leer y hacer
ejercicios, rehusó en la entrevista revelar el precio de la vivienda que
está vendiendo. También espera colocar en subasta el Rolex —un GMT
Master II, modelo diseñado para pilotos con ayuda de Pan Am Airways en
los años 1950— que según su ex esposa, "compró con el dinero que el FBI
le pagó como informante".

Sobre la entrevista

En reacción a la entrevista de Eaton, divulgada también por América
TEVE, Ana Margarita Martínez, considera que se trata de un material
"para control de daños", luego de que hace cerca de un año se difundiera
en Internet un video donde se veía a Roque borracho diciendo que quería
irse a vivir a España, según un reporte de HuffPostVoces publicado este
martes.

"No creo que él (Roque) tenga mucho que decir acerca de mí, yo conozco
al periodista que fue a Cuba, que lo entrevistó (…). Hace menos de un
año vi un video que trajeron de Cuba donde se le veía borracho (a
Roque), diciendo que se quería ir para España, donde vivía su madre
quien ya falleció", declaró Martínez a HuffPost Voces.

"Esta entrevista es obviamente nada más que para control de daños
después de que ese video se filtró y difundió. Un video en el que
criticaba al régimen cubano, y decía claramente que quería salir del
país (…). Para mí, es evidente que Roque fue instruido por el Gobierno
cubano a limpiar el desastre que hizo. Sus alegaciones relativas a los
Hermanos al Rescate son ridículas y un insulto a la memoria de aquellos
cuatro hombres que no hicieron nada, sino para salvar las vidas de
balseros que escapaban de la prisión de la Isla", subrayó Martínez.

http://www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/el-espia-cubano-juan-pablo-roque-pone-en-venta-su-rolex-y-su-casa-en-la-habana-280532

lunes, 24 de septiembre de 2012

El valor de Los Cinco

El valor de Los Cinco
Lunes, Septiembre 24, 2012 | Por René Gómez Manzano

LA HABANA, Cuba, septiembre, www.cubanet.org -Mi anterior trabajo
dedicado al tema de los cinco espías cubanos encarcelados en Estados
Unidos tuvo por título "Cinco es igual a doce", y fue colgado en Cubanet
el pasado martes. En él comencé a darle una respuesta —que deseo
terminar ahora— a la serie de tres artículos publicados por el actual
Presidente de la Asamblea Nacional bajo el título común de "Un reto al
periodismo".

Coincido en una cosa con lo expresado por Alarcón: Cuando en 2005 una
sala de la Corte de Apelaciones de Atlanta dispuso la anulación de la
sentencia y la celebración de un nuevo juicio, pensé que lo ideal era
que esa decisión se mantuviese vigente. Y no por razones jurídicas (el
proceso a los Cinco fue escrupuloso y exhaustivo en grado extremo), sino
políticas.

Me explico: Como expuse en mi anterior escrito, durante los más de ocho
meses que duraron las sesiones judiciales, la propaganda castrista no
informó sobre las numerosísimas pruebas practicadas. Después, se ha dado
el lujo de dar su propia versión de lo sucedido, que algunos en el mundo
han creído o fingido creer, pese a que tiene bastante poco que ver con
la realidad.

Un paradigma de lo anterior lo vemos en antiterroristas.cu, sitio-web
especializado en el tema de los miembros de la Red Avispa. Él cuenta con
una sección intitulada "El juicio", consagrada al que fue, hasta ese
momento, el proceso más largo de la historia norteamericana. Pues bien:
¡los plumíferos castristas han concentrado la descripción de los más de
ocho meses de trámites judiciales en igual número de parrafitos, de los
que sólo uno excede de tres líneas! Un verdadero alarde de síntesis.

Ese enfoque torcido de los hechos es el que ahora ha permitido a Alarcón
—por ejemplo— describir como una "inventada acusación" y una "infame
calumnia" la imputación de la "conspiración para cometer asesinato",
pese a existir —como ya dije— la transcripción de los mensajes
intercambiados entre jefes y agentes de la Red Avispa, en los que todos
coordinaban el derribo de las avionetas desarmadas.

Con respecto al hipotético nuevo juicio, surgen preguntas: De haberse
celebrado éste, ¿habrían tenido los castristas la desfachatez de volver
a no informar al público cubano sobre sus incidencias! Los que en todo
el mundo han puesto la cara para solidarizarse con los Cinco, ¿omitirían
informarse sobre la marcha del proceso! ¿Seguirían repitiendo Danny
Glover, Peter Coyote y tantos otros compañeros de viaje y tontos útiles
que el grupo de espías pretendía impedir acciones terroristas y que
están encarcelados sólo por eso!

Para 2005, el actuar de Ana Belén Montes había sido desenmascarado, por
lo que habría podido figurar en la nueva imputación. Como se sabe, esa
otra integrante de la red de espías estaba infiltrada en el Pentágono de
Washington. ¡Menudo sitio para que trabaje una agente perteneciente a un
grupo que, según la propaganda comunista, no estaba interesado en
averiguar secretos estatales norteamericanos, sino sólo en conocer sobre
las actividades de "la Mafia terrorista de Miami"!

La decisión del pleno de la Corte de Apelaciones, al no ratificar la
decisión de anular la sentencia de los Cinco, demostró una vez más que
nuestro gran vecino del Norte es un estado de derecho, cuyos tribunales
son independientes y actúan guiándose no por motivos políticos, sino
legales.

Al comienzo mismo de su serie de artículos, Alarcón de Quesada expresa
preocupación por "los muchos millones de dinero público" gastados en el
juicio por el gobierno más rico de la tierra. La ansiedad del líder
parlamentario cubano nos resultaría más comprensible si él mostrase
análogo desvelo por las erogaciones realizadas en el mismo asunto por la
hambreada Cuba.

En mi artículo "¿Un quinteto de cuatro?", publicado por Cubanet el
pasado abril, pregunté: "¿Se hará alguna vez el cómputo de los millones
de dólares que cuestan los repetidos viajes, los congresos
internacionales, los cócteles y cenas de trabajo, los obsequios para
ganar la buena voluntad de políticos extranjeros influyentes, las becas
concedidas en Cuba a familiares de los activistas más destacados, los
anuncios pagados publicados en importantes —y caros— periódicos, las
vallas anunciadoras ubicadas en zonas céntricas de grandes ciudades?"

Está claro que todas esas actividades y las otras que el Presidente de
la Asamblea Nacional coordina como "ministro de los Cinco", cuestan
también "muchos millones de dinero público"; pero en este caso el
numerario no sale del abultado bolsillo extranjero del opulento Tío Sam,
sino de la faltriquera escuálida de quien personifica al pueblo de la
Isla: el famélico Liborio Pérez. ¿Mostrará Alarcón por el paupérrimo
presupuesto insular el mismo desvelo que por el de Washington!

El líder parlamentario castrista se queja porque "sólo se tiene una
información muy parcial" sobre "el volumen de recursos utilizados" en el
juicio. ¿Significa esta manifestación el anuncio implícito de que las
autoridades de La Habana harán saber al contribuyente cubano cuántos
millones de dólares han prodigado en su campaña mundial por Los Cinco!

http://www.cubanet.org/articulos/el-valor-de-los-cinco/

martes, 18 de septiembre de 2012

Doce es igual a cinco

Doce es igual a cinco
Martes, Septiembre 18, 2012 | Por René Gómez Manzano

LA HABANA, Cuba, septiembre, www.cubanet.org -En días recientes, el
sitio-web oficialista antiterroristas.cu y el periodiquito Granma han
publicado una serie de tres artículos del actual Presidente de la
Asamblea Nacional cubana, en los cuales, bajo el título genérico de "Un
reto al periodismo", el alto funcionario se refiere a la situación de
los espías cubanos presos desde hace catorce años en Estados Unidos.

Lo anterior es una constante en la actividad del doctor Ricardo Alarcón
de Quesada. Más que dedicarse a las labores de la especie de parlamento
que encabeza (el cual, como se sabe, sesiona apenas dos días al año), el
encumbrado personaje suele consagrar la mayor parte de su tiempo y
esfuerzos a los avatares del grupo de agentes encubiertos encarcelados.

Tanto es así, que el jefe de la flamante Asamblea suele ser llamado por
el pueblo, de manera sarcástica, con el sorprendente título de "ministro
de los Cinco". En este caso específico, el referido Presidente puso su
portentoso cerebro en función de esclarecer —como lo indica el nombre de
la serie— la intervención que tuvieron los comunicadores en este affaire
de espionaje internacional.

El líder congresional expresa su preocupación por los "artículos y
comentarios repetidos día y noche" que los informadores miamenses
publicaron "entre el 27 de noviembre del 2000 —día en que empezó el
juicio— y el 8 de junio del 2001". O sea: Alarcón se alarma porque los
periodistas locales, cumpliendo con su deber, hayan documentado a sus
lectores sobre un tema que resultaba de indudable interés para los
muchos cubanos residentes en la gran urbe floridana.

Él, lleno de santa indignación, exclama: "Del caso no se habló en los
despachos de las agencias cablegráficas; no apareció en las
publicaciones impresas ni en la radio y la televisión fuera de la
Florida". El planteamiento es cierto, sólo que el prominente personaje
olvidó precisar que esas palabras resultan aplicables también a la
prensa oficialista cubana. Y esto pese a que, como es obvio, para
quienes residimos en la Isla el caso revestía un interés no menor que
para nuestros compatriotas exiliados.

O sea, que mientras estos últimos conocieron todas las incidencias del
caso, así como lo declarado por los innumerables testigos que desfilaron
ante la corte floridana, los cubanos del Archipiélago éramos mantenidos
al margen de la "campaña propagandística de odio y hostilidad sin
precedentes", como diría el propio Alarcón.

Es por esa razón que, con excepción de los hispanos del Sur de la
Florida, la opinión pública mundial no tuvo acceso a los detalles del
caso. No supo —pues— de la declaración de los agentes del FBI que, tras
descifrar las claves secretas con las que la Red Avispa se comunicaba
con sus jefes en La Habana, conocieron el contenido pormenorizado de los
mensajes que se cruzaron entre éstos y aquélla. Lo anterior incluía las
contraseñas acordadas para que las avionetas civiles de Hermanos al
Rescate no fuesen derribadas en caso de que algún agente cubano se viese
obligado a abordarlas.

Ese sector ampliamente mayoritario de la población del globo tampoco
conoció —esto es apenas otro ejemplo más— sobre la declaración de los
siete isleños que aceptaron confesar su propia intervención en las
actividades de espionaje, a cambio de recibir castigos más benévolos.
Porque sí: aunque Alarcón y compañía silencien ese hecho vital, la
verdad es que los Cinco eran, en realidad, no menos de doce.

La ofensiva de propaganda y agitación desatada por el régimen cubano
sólo comenzó en la última sesión del juicio, cuando los acusados dieron
lectura a sus respectivas deposiciones finales. En la redacción de esos
textos —a no dudarlo— intervinieron juristas y responsables del
Departamento Ideológico del Comité Central del partido único.

Pero después los textos recibieron, con toda seguridad, el visto bueno
de la alta jefatura del régimen. Ellos estaban cuidadosamente diseñados
para servir de base a la campaña (esa sí "incesante" y "sin
precedentes") desatada por el castrismo y su séquito internacional de
incondicionales y tontos útiles, para dar respaldo a la omisa y
distorsionada versión castrista de los hechos.

http://www.cubanet.org/articulos/doce-es-igual-a-cinco/

Piden “desestimar” juicio contra los cinco espías

Piden "desestimar" juicio contra los cinco espías
Lunes, Septiembre 17, 2012 | Por CubaNet

LA HABANA, Cuba, 17 de septiembre (Agencias, www.cubanet.org) –
Abogados estadounidenses solicitaron este lunes que el juicio que
condenó a cinco agentes cubanos en 2001 sea "desestimado" debido a la
"contaminación" del jurado por una campaña de prensa pagada por
Washignton, reportó la Agencia France Presse.

"El veredicto debe dejarse a un lado como un insulto a nuestro sistema
de justicia", dijo el abogado Raymond Steckle, miembro del equipo de
defensa de los cinco cubanos en una videoconferencia sobre el tema
realizada entre la cancillería cubana y la Sección de Intereses de Cuba
en Estados Unidos.

Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Fernando González, Ramón Labañino y
René González fueron detenidos en 1999 bajo cargos de espionaje y
condenados a largas penas de prisión en 2001. Cuba reconoce que eran
agentes encargados de vigilar a grupos anticastristas radicales de
Miami, pero niega que espiaran a Estados Unidos.

Según explicaron los letrados, al menos 17 periodistas recibieron dinero
del gobierno de Estados Unidos para publicar artículos y hablar en la
radio y la televisión creando una atmósfera contraria a los acusados,
que influyó sobre el jurado, dijo AFP.

Indicaron que poseen copias de los contratos que suscribieron los
periodistas y que se los han presentado al tribunal. "No necesitamos un
juicio largo, pues en una hora se pueden revisar los documentos", dijo
Martin Garbus, otro de los abogados.

Los profesionales de la prensa "recibieron dinero para diseminar
información sobre la culpabilidad de esos acusados", agregó Garbus,

Decenas de presos políticos cubanos, como los encarcelados durante la
Primavera Negra de 2003, fueron arrestados y enjuiciados en la isla en
procesos judiciales carentes de una defensa apropiada y sin tener
derecho a apelaciones. Cuando tales casos se publican en la nación
caribeña, la prensa oficial, única permitida en Cuba, se hace eco de la
posición gubernamental y ataca a los opositores, a los que considera
"agentes del imperio" estadounidense. Hasta el momento no existen
evidencias de que ningún abogado defensor en Cuba haya podido utilizar
los artículos de la prensa oficial –sufragada por el régimen- para
alegar "influencias" en los jurados y solicitar la excarcelación de sus
representados.

http://www.cubanet.org/noticias/piden-que-juicio-contra-los-cinco-espias-sea-%e2%80%9cdesestimado%e2%80%9d/

jueves, 6 de septiembre de 2012

La dictadura se aprovecha de la democracia

Represión, EEUU, Espías

La dictadura se aprovecha de la democracia

El régimen cubano critica a los países democráticos hasta la saciedad,
pero se beneficia de sus leyes, su sistema, principios y valores

Andy P. Villa, Guadalajara | 06/09/2012 11:10 am

Recientemente han estado de moda varios ejemplos de cómo la dictadura
cubana se aprovecha de la democracia, a la que tanto critica, en
beneficio de sus mezquinos intereses. He aquí diez de ellos:

- Lograron que el espía (confeso) René González, sentenciado a prisión
en los Estados Unidos, y sin la más mínima muestra de arrepentimiento,
se beneficie de las bondades del sistema judicial norteamericano y le
permitan viajar a Cuba a visitar a un familiar enfermo; mientras que a
Alan Gross, acusado igualmente de espionaje (sin pruebas), y condenado a
prisión, no le permiten viajar a su país para visitar a su madre
igualmente enferma de cáncer.

- Colocan carteles en céntricas avenidas de Miami, abogando por la
libertad de los cinco espías enjuiciados y cumpliendo condenas en
prisiones norteamericanas. Pero no permiten que se coloque ningún tipo
de propaganda en apoyo de ningún opositor preso en Cuba.

- Publican sendos artículos pagados en importantes periódicos en los
Estados Unidos, como el Washington Post, abogando porque termine la
"injusta prisión" de los "cinco héroes prisioneros del Imperio"; pero es
imposible publicar ni una pequeña nota en favor de la liberación de los
presos políticos cubanos o sobre ningún otro tema que no sea alabar a la
dictadura, en ninguno de los periódicos que circulan en Cuba, todos
ellos propiedad del Gobierno Comunista.

- Envían a sus músicos y otros artistas, como el grupo "La Colmenita", a
presentarse en Estados Unidos y de paso a hacer labor política
proselitista en favor del régimen comunista de La Habana; pero no
permiten que los artistas cubanos radicados fuera de la Isla se
presenten en Cuba.

- Mantienen a varios de sus "embajadores" o "voceros" trabajando para
ellos en La Florida, que se dedican a criticar continuamente al exilio y
defender los argumentos de la dictadura en sus programas de radio y
televisión; pero en Cuba prohíben el acceso a todos los medios de
comunicación a cualquiera que disienta del régimen.

- Algunos de sus voceros o defensores son invitados a debatir o exponer
sus puntos de vista, en igualdad de condiciones, en programas de
televisión de gran audiencia, como: "A Mano Limpia" del Canal 41 de
Miami; mientras que jamás ningún opositor ha tenido la oportunidad de
presentarse en "La Mesa Redonda" cubana, a pesar de que el Gobierno de
Cuba llama a esas cantaletas: "Batalla de Ideas". Más bien son monólogos
de ideas, ya que una batalla implica que hayan, por lo menos, dos
contrincantes.

- Sus activistas internacionales en la campaña mediática por la
liberación de los cinco espías viajan a Estados Unidos para visitar el
Capitolio, donde se reúnen con 40 congresistas y se toman fotos a la
entrada de ese recinto; mientras que el Gobierno de Cuba no recibe a
ninguna comisión de apoyo a los presos políticos y constantemente
presiona a los visitantes extranjeros para que no se reúnan con los
disidentes.

- Envían a Mariela Castro (hija del dictador cubano) y a Eusebio Leal
(miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba), a impartir
conferencias en los Estados Unidos para hacer labor proselitista en
favor del Gobierno de la Isla y criticar al exilio cubano, incluso
teniendo la desvergüenza de pedir dinero a los exiliados cubanos para
invertirlo en arreglar el desastre en que han convertido la Ciudad de La
Habana. Pero nadie puede ir a Cuba a impartir conferencias libremente a
favor de la democracia o criticar al Gobierno.

- Convocan abierta y oficialmente, a través de su Oficina de Intereses
en Washington, a cubanos emigrados, seleccionados por su "buena conducta
para con el régimen", a participar en una reunión de cubanos residentes
en Estados Unidos donde se critica políticamente y en todos los sentidos
a los Estados Unidos. Pero cuando la Oficina de Intereses Norteamericana
hace algo similar e invita a disidentes en La Habana, estos son acusados
de ser "mercenarios" y "agentes de la CIA", ofendidos, secuestrados,
reprimidos, y hasta encarcelados.

- Tienen un ejército de personas que su único trabajo consiste en entrar
en las páginas de Internet del mundo democrático para participar en
discusiones, foros, blogs, chats y en comentarios sobre artículos, para
de esa forma exponer sus argumentos, o simplemente sabotear esos
espacios democráticos de participación. Pero en los sitios propiedad del
Gobierno de Cuba, como Cubadebate, se publican cientos de comentarios
que son moderados de forma que solo alaben a la Revolución Cubana y a
los hermanos Castro.

En el pasado hubo otro excelente ejemplo de esta situación, que incluso
alcanzó repercusión a nivel mundial, cuando Fidel Castro logró, a través
de una intensa y costosa campaña mediática, la devolución del niño Elián
González a Cuba para vivir con su padre; pero durante décadas ha
impedido que cientos de niños cubanos se reúnan con sus padres, como
cruel venganza política, mientras él se exhibe públicamente con el
infante para que nadie dude de que fue el gran ganador en esa batalla.

Serían muchos los ejemplos de como la dictadura critica a los países
democráticos hasta la saciedad, pero se beneficia de sus leyes, de su
sistema, de sus principios y valores, pisoteando a su vez todos los
derechos humanos de sus ciudadanos.

http://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/la-dictadura-se-aprovecha-de-la-democracia-279836